Ya tuvimos agua

Carlos Ravelo Galindo, Afirma: ______________

Ya nos bañamos, por lo que debemos con gratitud mencionar a nuestros amigos del Municipio de Naucalpan que por arte de magia y trabajo regresaron la tranquilidad al nonagenario escritor que sobrevive, desde hace medio siglo en La Florida.

 Sería bueno mencionar primero al equipo de trabajo del Ingeniero Edgar Ballesteros de OAPAS que coordinó el esfuerzo de seis hombres.

 Del medio día a las cuatro de la tarde. Excavaron. Dos metros por uno y medio. Ya tuvimos agua. Ah, además, en la noche un aguacero fenomenal.

Nos explicamos.

En nuestro domicilio, cinco días antes, dejó de llegar agua.  Confirmamos con nuestro hijo Jorge Alberto el pago respectivo, al corriente.

Creímos una contingencia general.

Muy temprano, a las nueve horas del lunes 30 para ser muy precisos, reportamos la falla en OAPAS. Nos atendió gentilmente una dama llamada Ana Laura López.

 Nos brindó el folio 463. Y nos dijo:

“Con gusto atenderemos su llamado”.

               Lo platicamos con nuestra sobrina, casi hija, la arquitecta Yolanda Gómez Cobián nuestro problema.

               Una vez restablecido el líquido y fotografías del trabajo, En nuestro hogar de la calle de Paseo del Verano 308, se lo informamos.

Y nos dijo:

               “Con el número de folio y tu nombre te ubicó también tu amigo de David Parra, funcionario sindical.

               (Entre paréntesis David Parra y nosotros trabajamos en Naucalpan, en el departamento de prensa con don Roberto Soto Prieto)

Al dar las gracias a Paty Duran Reveles, la alcaldesa, y al SUTEYM que es el Sindicato de trabajadores. Añadimos con un abrazo a David Parra, también nuestro colega en fotografía.

Recordamos lo que de nuestros mayores aprendimos:

“Hombre bien nacido, y bañado, siempre limpio y  agradecido”

craveloygalindo@gmail.com