Y el Pejelagarto… mordió el anzuelo

Adán Juárez __________________

A VER, A VER…Era un 3 de octubre de 2020… desde las ocho de la mañana,  cálido por la animosidad del momento, empezaron a llegar a la explanada del Monumento a la Revolución, en el centro de la ciudad de México,  decenas… centenas… miles de mexicanos agraviados

Unos, dolidos por la muerte de sus cercanos a manos de la creciente delincuencia; otros, por el covid-19; otros más por la pérdida de sus empleos, sus empresas, sus pequeños negocios, su patrimonio, sus casas…

En rostros de jóvenes,  mujeres, hombres, adultos mayores y familias de todos los niveles sociales se veía el coraje, la decisión como guerreros prestos a pelear por sus vidas, sus economías, sus familias, sus hogares, su país: México.

Tres días antes el Rey de Palacio, inoculado por la soberbia y la sobredosis de poder, retó a sus víctimas: si se juntan 100 mil, renuncio; me voy a mi rancho, La Chingada.

Y sì, los mexicanos le tomaron la palabra. Bastaron sólo tres días, cuando le tocaron las puertas de Palacio Nacional -su casa chica-, más de 200 mil mexicanos, para repudiarlo. ¡Sal, hijo de Lucifer!…

¡No somos ochenta, no somos quinientos, cuéntanos bien…hijo del mal! Coreaban.

Provenientes en transporte público, unos;  otros, en sus vehículos y otros más en avión, según la distancia, llegaron de Morelos, Querétaro, Puebla, Estado de México, Jalisco, Tlaxcala, Tabasco, Chiapas, Veracruz, Tamaulipas, Guanajuato, San Luis Potosí, Coahuila, Zacatecas,  Chihuahua, Colima, Nuevo León… y de colonias de la ciudad de México.

Y para que quedará huella… en la plancha del Monumento de la Revolución, los organizadores colocaron mesas de entrega de papeles numerados, un folio, y marcaron el dedo pulgar con tinta azul, con lo que contabilizaron 212 mil asistentes a la manifestación convocado por el Frente Nacional Anti -AMLO (FRENAAA), lo cual fue avalado por tres Notarios.

Aún así, el gobierno federal minimizó la cifra a 18 mil personas, en tanto que Claudia Sheinbaum dijo que sus empleados calcularon ocho mil…

…Ahora entendemos cómo cuentan el número de muertos y contagiados por Covi-19. Se les pierden los cadáveres… Qué se pongan lentes de fondo de botella, dijo Ramiro Rubiales, de la colonia Roma sur.

La doctora Rosa María Méndez, proveniente de Puebla,  acompañada por su esposo el empresario José Santaella, mostró el número 138 mil 351 y su esposo el 138 mil 352.

-¿Cree que el tabasqueño cumpla su promesa de renunciar, pues ya se rebasó el número de cien mil? Preguntamos.

-No es cosa que quiera… Lo haremos renunciar por inepto, torpe y corrupto. Si en 3 días, nos reunimos toda esta gente –señala-, con más tiempo seremos millones. Lo sacaremos a patadas; esto apenas empieza, prometió la doctora Méndez.

En tanto que el empresario Santaella, mencionó que el gobierno de la 4T está derrochando el dinero del pueblo en obras faraónicas estúpidas, mientras la gente se está muriendo en los hospitales por falta de medicinas, las empresas estàn quebrando por la carencia de estímulos fiscales; los desempleados van en 22 millones; los ríos de sangre, por la inseguridad, están por todas partes…Si en dos años nos ha llevado a la ruina ¿Imagínese qué hará en cuatro años?… ¡No debemos permitirlo!

Llegó de León Guanajuato, Elisa Ramírez, de 65 años de edad, con sus dos nietos, de 25 y 27 años de edad. Tenían los folios  110 mil 311, 110 mil 312 y 110 mil 313 –El gobierno nos quiere llevar al socialismo marxista, como en Venezuela o Cuba. No lo permitiremos mi familia y yo, así como millones de mexicanos que fuimos engañados por este sátrapa, sentenció.

Y sì, desde el Monumento a la Revolución, miles de manifestantes portando banderas de México, en tanto otros mostrando la imagen de la Virgen de Guadalupe, rezaban y entonaban cánticos religiosos, pidiéndolo a la Virgen Morena “sacar al Demonio de Palacio”.

¡Fuera López! ¡Fuera López! ¡Fuera López! Coreaban una y otra vez miles de voces, ondeando las banderas de México.

Habían llenado ya la plancha del Zócalo… y Paseo de la Reforma, avenida Juárez y 5 de mayo estaban todavía repletas de manifestantes que llevaban  cubre-bocas y guardaban la sana distancia.

Al llegar a Palacio Nacional, retiraron las vallas metálicas que partían la plancha de concreto y extendieron sus casas de campaña en toda el área, sin que los policías se atrevieran a impedirlo. Después de todo, los manifestantes habían ganado un amparo que autorizaba ocupar esa zona.

MIENTRAS TANTO…

DESDE lugares estratégicos el Rey de Palacio, la Jefa de Gobierno y los altos mandos del llamado Gabinete de Seguridad miraban los ríos humanos, derrumbando el mito de que sòlo la izquierda marxista podía “ganar la calle”.

Y al otro día domingo 4 de octubre, el peje-lagarto mordió el anzuelo: No coman ansias; esperen a que haya elecciones y la revocación de mandato en 2022. “Vamos a seguir gobernando al país…”

“Eso crees”, respondió Gilberto Lozano, dirigente de FRENAAA, quien adelanto que se le aplicará la Constitución, entre ellos el artículo 86 que dice que el Presidente puede renunciar por CAUSA GRAVE… Una causa grave es proteger a carteles criminales como el de Sinaloa; otra, por acción u omisión asesinar a miles de personas en hospitales, y estar dañado clínicamente… Seguiremos informando.

unomasmega@gmail.com

www.entresemana.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: