Voluntad ciega

El otro dato
Juan Chávez _________________

 Ya no es como era antes, ahora van con la bendición  del presidente López Obrador, o no van.

Los puestos de elección popular los determina el mandamás de Palacio Nacional. No hay partido que valga. Morena hará sólo lo que dicte el “patrón”.

Así lo han fijado los titulares  de la secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y el de la Unidad de Inteligencia Financiera.

Ambos, en parecidos  términos pusieron su futuro político y económico en manos del tabasqueño.

Santiago Nieto:  “AMLO decidirá si voy de candidato de Morena en Querétaro u otra posición”.

Ciego en su voluntad, igual que Arturo Durazo lo hiciera la semana pasada, el ahorcador financiero de ahora señala a López Obrador como el hacedor de su destino. Lo convierte en dios, por lo menos de carácter político  para saber si se queda o deja el cargo para ser candidato de Morena a la gubernatura de Querétaro, o bien va como titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, como se ha manejado.

En el caso de Durazo igual: AMLO determinará si seguirá dando bandazos en la seguridad pública con su Guardia Nacional  a la deriva o se va a Sonora a gobernar a los sonorenses.

 Nieto podría quedarse para sustituir  a Durazo en la responsabilidad de acabar con la violencia de los cárteles de la droga y devolver la paz y tranquilidad a la sociedad, rota desde que Felipe Calderón declaró la guerra al crimen organizado en diciembre 11 de 2006.

Santiago Nieto.

 “Ahí dependerá del presidente López Obrador. Cuando uno forma parte de un equipo depende de circunstancias que se tienen que ponderar. Yo considero que las lealtades son de ida y vuelta, y el presidente López Obrador me ha dado una enorme confianza y una posibilidad de desarrollo aquí en la UIF”, dijo Santiago Nieto.

En redes sociales se ha manejado como “voluntad ciega” esa posición de Durazo y Nieto de renunciar al brío que es propio de los hombres y mujeres de la política.

Nieto, de plano, se  surra en sí mismo:

“Estaría a lo que el Presidente diga, de en qué lugar podría apoyarlo mejor. Yo creo que lo que debemos tener todos muy claro es que el país como lo teníamos en 2018 no podía continuar con esos niveles de impunidad y teníamos que cambiar eso”, sostuvo.

Solo que antes, reinaba la discreción, que es y debe ser la reina de la actividad política y no la imposición como debe aceptarse la decisión presidencial en ambos casos.

www.entresemana.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: