Un mundo sin AMLO

El otro dato
Juan Chávez ______________

El presidente de México olvidó al mundo en su discurso ante la Asamblea General de la ONU, transmitido en forma virtual, en video grabación.

Habló del pasado, de su cuarta transformación, de cómo su gobierno, según él, ha logrado “disminuir” los ataques del coronavirus contra la población.

Puras mentiras, para ser franco.

México es uno en el número de muertes por la terrible pandemia que todos los días suma más casos de contagios y de defunciones.

Ayer, que presumió su narrativa en la tribuna más importante del planeta, la cifra de fallecidos por covid-19 era de 73,697 personas, suma que no le permite a su gobierno maliciar su estrategia de mitigación.

Su mensaje fue egocéntrico porque careció de rasgos globales. La Asamblea de Naciones Unidas, aunque de manera virtual, no es el Palacio Nacional ni la sala del Congreso. Tampoco es para un discurso que se pueda usar como entrevista para un periódico ni para un debate con la oposición.

En Naciones Unidas se habla de la posición de un país frente a los conflictos del mundo, no se habla únicamente del programa político personal.

En la retórica del presidente se ausenta el mundo. No es a través del nacionalismo ni de la soberanía como se van a resolver los problemas globales.

Su retórica la enriqueció a través de la historia y olvidó que  a la Asamblea de Naciones Unidas se le habla de los problemas del presente y de las soluciones del futuro, no de la conquista.

L(i)opez  regresó a explicar la 4T a través de los tres periodos ampliamente difundidos por él a lo largo de los años: la independencia, la reforma y la revolución. “Primero la independencia, cuando después de 300 años de ser colonia obtuvimos la independencia”. Mencionó a Hidalgo, Juárez y Madero. Dijo que la cuarta transformación está ocurriendo “sin violencia y de manera pacífica”.

El caso es que tampoco es cierta esta afirmación. En México, hay mucha violencia, muchos muertos. Demasiados para subrayar la existencia pacífica de algo que no se ha consolidado.

El mundo del presidente mexicano, para desgracia del país, no concatena con el mundo global que se apresta a utilizar la vacuna contra la pandemia y que surge de los esfuerzos que hacen los países y sus científicos.

Y no se debe desaprovechar la oportunidad de hablar sobre el multilateralismo, más ahora que la humanidad entera depende de él para superar la contingencia que sacude a todo el planeta.

www.entrsemana.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: