Un alto en el camino 

Carlos Ravelo Galindo, afirma: ____________

La experiencia de hacer un alto en el camino.

 Vaya en nuestra vida de cada día, la aprovechamos para la necesidad de un respiro, tomar aire para poder seguir. Un descanso. Un paréntesis.

 Y de regreso a la actualidad, en respuesta a tus preguntas sobre el actual gobierno:

Qué nos ha dado. Nada.

Qué nos ha quitado. Nada.

Exactamente igual a los anteriores. Vaya como si siguiera el innombrable Carlos Salinas de Gortari.

Mil denuncias de perversidad, maldad, podredumbre.

Pero que sucede: Nada, absolutamente nada.

Todos los acusados de corrupción siguen libres. Y cuánto dinero han regresado al pueblo: Nada.

Solo doña Rosario sigue en el reclusorio.

El dueño aún de Altos Hornos, Alfonso Ancira Elizondo firmó ayer un pagare a futuro por 217 millones de dólares que estafó a Pemex, con permiso de Lozoya –libre también—ya durmió anoche en su casita.

Estrenó pijama de seda

Insistimos:

Qué ha pasado. Nada.

 Y qué puede pasar. Nada.

Sí, es la ruptura necesaria de la monotonía del reloj.

Leamos, otras recomendaciones, entonces.

  «Las cosas podían haber sucedido de cualquier otra manera, y, sin embargo, sucedieron así».

Miguel Delibes – El camino

  «La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre».

Miguel de Cervantes Saavedra – Don Quijote de la Mancha

 «Yo no hablo de venganzas ni de perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón».

Jorge Luis Borges – Poesía completa

  «Siempre es levemente siniestro volver a los lugares que han sido testigos de un instante de perfección».

Ernesto Sábato – Sobre héroes y tumbas

 «Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis».

Sor Juana Inés de la Cruz- Redondillas

 «Y aunque no siempre he entendido mis culpas y mis fracasos en cambio sé que, en tus brazos, el mundo tiene sentido».

Mario Benedetti – El amor, las mujeres y la vida

 «Creer que un cielo en un infierno cabe, dar la vida y el alma a un desengaño; esto es amor, quien lo probó lo sabe».

Lope de Vega – Soneto 126

 «No encerrarán entre murallas mi pensamiento. Resido en las estrellas».

Benito Pérez Galdós – Fortunata y Jacinta

 «En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida».

Federico García Lorca – Mariana Pineda

 «Fuimos fundados por la utopía; la utopía es nuestro destino».

Carlos Fuentes – El espejo

 «Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía».

José Martí – La edad de oro

 «No, no puede acabar lo que es eterno, ni puede tener fin la inmensidad».

Rosalía de Castro – En las orillas del Sar

 «No comenté lo ocurrido por varios años, hasta que dejó de dolerme, y fui tan drástica en el propósito de eliminar hasta el recuerdo de las mejores caricias, que se me pasó la mano y tengo una laguna alarmante en la memoria donde se ahogaron no sólo las desgracias de ese tiempo, sino también buena parte de las alegrías».

Isabel Allende – Paula

 «Juventud, divino tesoro ¡ya te vas para no volver!»

Y para concluir hoy un soneto desde la playa donde se encuentras los deshonestos e intocables, creemos.

El sol acaricia mi faz

Vida nada me debes

Vida nada te debo

Vida estamos en Paz».

craveloygalindo@gmail.com

www.misraicesdigital.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: