Tik Tok, ¿el colmo en el pleito EE.UU.-China?

Yolaidy Martínez * _____________

Beijing (Prensa Latina).-  La rivalidad tecnológica de Estados Unidos con China acorrala ahora como víctima a la aplicación Tik Tok, en una jugada arriesgada y que Beijing advirtió desde un inicio puede destapar la Caja de Pandora por considerarla un robo.

Primero el presidente Donald Trump amenazó con vetar a la plataforma de video en su país citando supuestos riesgos de seguridad nacional, y hasta se mostró renuente al interés de Microsoft en asumir las operaciones allí.

Luego exigió una comisión por el traspaso y más recientemente reclamó «control total» de la red social para la alianza Oracle-Walmart, si cierra un negocio con la china ByteDance, dueña de Tik Tok.

En China cada episodio de la saga fue mal recibido tanto por el Estado como por internautas y analistas, pues denuncian que se trata de un robo burdo con tácticas al estilo mafia.

Analistas coinciden en que el Gobierno negaría a ByteDance una licencia solicitada para la exportación tecnológica, porque las negociaciones sobre el destino de su app tienen como trasfondo las presiones de la Casa Blanca.

Ese convenio -indicaron- responde a las demandas irracionales de Trump y materializarlo daría pie a sus autoridades a controlar mediante «tretas y coacciones» a otras corporaciones domésticas que expandan negocios en Estados Unidos y sean competitivas.

Qi Yue, investigador de un centro especializado en ciberseguridad, dijo al diario Global Times que al buscar el permiso del Estado, ByteDance contradice su promesa anterior de acatar las restricciones nacionales sobre la salida al extranjero de sistemas inventados aquí.

El acuerdo con Oracle-Walmart, precisó, implica acceso a los algoritmos centrales de Tik Tok, que son los mismos de su versión china Douyin y por tanto constituiría una amenaza a la seguridad nacional.

A juicio de Qi, la firma debilitaría así su negocio en el mercado interno y el potencial de China en la venta de tecnología de punta.

Para el experto Lu Chuanying, sería muy problemático si ByteDance cede a crear Tik Tok Global con la mayoría de las acciones y directivos a cargo de Estados Unidos.

También ve imposible garantizar la protección de los intereses chinos bajo esa distribución.

Ambos observadores sugieren a ByteDance reevaluar la asociación con Oracle-Walmart, porque sus cimientos radican en el mercado doméstico y además es donde tiene el mayor número de usuarios.

Incluso, Lu avizora que Beijing prolongue más allá de los 30 días hábiles la tramitación de la licencia de exportación, si surgen preocupaciones de seguridad nacional.

El Ministerio de Comercio dijo que procesará la solicitud en concordancia con la ley, pues la red social trabaja con programas de inteligencia artificial e información que tienen códigos y derechos de uso emitidos desde la nación asiática.

La creación de Tik Tok Global requiere del visto bueno tanto de Beijing como de Washington.

De acuerdo con la versión de ByteDance, retendría el 80 por ciento de las acciones, Oracle y Walmart serían socios minoritarios, y la sede central estaría en Texas. Pero las dos firmas norteamericanas dijeron que, por el contrario, ellas quedarían con la participación mayoritaria y total acceso a los algoritmos de la plataforma de minivideos.

El mundo sigue atento a este nuevo episodio de «guerra fría» en internet y en la cual los más perjudicados serían millones de jóvenes y adolescentes que usan la app.

No falta quienes buscan captar esos usuarios y, por ejemplo, Facebook ya sacó dentro de Instagram a su servicio Reel, muy similar a Tik Tok.

Aparte de replicar a Washington y restringir la exportación tecnológica, Beijing lanzó una iniciativa para abordar los problemas globales de seguridad de datos, en respuesta al programa norteamericano «red limpia», que pretende disuadir a otros países de utilizar sistemas chinos.

De igual manera, prepara una investigación antimonopolio contra Google para determinar si aprovecha el dominio de su sistema operativo Android a fin de ahogar a la competencia.

Aparte de Tik Tok, empresas como Huawei, ZTE, WeChat y la fabricante de semiconductores SMIC también cayeron en la ofensiva de Estados Unidos que busca debilitar uno de sus nuevos motores de desarrollo de China: la innovación.

Expertos y medios internacionales de prensa consideran la contienda un método disuasivo contra el plan Hecho en China 2025, la apuesta gubernamental por mantener un crecimiento sostenido basado en la innovación, inteligencia artificial, realidad virtual y el Big Data.

Esa iniciativa comprende nueve áreas prioritarias, entre ellas, la integración de tecnología e industria, el fortalecimiento y reestructuración de la base manufacturera, así como el fomento, fabricación respetuosa con el medioambiente e internacionalización de las marcas domésticas.

*Corresponsal jefa de Prensa Latina en China.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: