Teléfonos celulares, batalla de colosos por el dominio del mercado

Nicholas Valdés Oliva*___________

 La Habana, (PL).-  La noticia sobre la salida al mercado del iPhone 6S, el nuevo «smartphone» de Apple, en septiembre próximo, ha propulsado nuevamente las especulaciones que rigen la indetenible competencia entre las grandes multinacionales de esa industria por el dominio del mercado.

 Las especificaciones del nuevo dispositivo, también llamado iPhone 7, son aún un misterio, pero como es costumbre, ya se desataron los rumores que señalan las características que el teléfono inteligente podría poseer; como la capacidad de grabar videos de mayor calidad, el incremento de la memoria RAM o la aparición de un procesador más rápido.

celulares_1

 El emporio Apple tiene como objetivo (que no es secreto para nadie) mostrar en su nuevo teléfono móvil mejoras capaces de volver a sorprender al público, pero principalmente a sus grandes rivales; entre ellos el gigante coreano Samsung, que con su gama Galaxy ha logrado mantenerse a la cabeza del mercado.

 La permanente carrera tecnológica y publicitaria entre las grandes firmas desarrolladoras dejó, desde hace años, de centrarse en las capacidades para mantener, o no, una llamada en línea; la nueva era presenta otros atractivos retos, como cuál dispositivo puede desplegar sus diversas aplicaciones en los ambientes más desfavorables.

 Por ejemplo, una de las nebulosas que envuelve al flamante iPhone 6S es su resistencia al agua, la incógnita gira en torno a si el nuevo equipo puede seguir funcionando dentro de una piscina, o si cae accidentalmente en una pecera o el retrete.

 La realidad es que Apple ya ha perdido bastante terreno en ese sentido, pues la resistencia al agua es una característica que poseen los smartphones del emporio Sony desde hace mucho tiempo, y es una particularidad a la cual le han sabido sacar mucho partido.

 Samsung tampoco ha perdido tiempo, pues su modelo Galaxy S5 -salido al mercado en febrero de 2014- también es resistente al agua cuando se le sumerge a un metro bajo la superficie durante 30 minutos.

 Tal es la importancia de esa característica que los usuarios del último buque insignia de la compañía surcoreana criticaron duramente a Samsung por no mantenerla en el nuevo Galaxy S6, hasta el punto que los desarrolladores tuvieron que presentar una versión, el Galaxy S6 Active, resistente al agua y al polvo.

 Otro de los retos que enfrenta el nuevo modelo de Apple frente a sus competidores es mejorar la poca resistencia de su pantalla a los golpes, pues ha sido una de las críticas más sostenidas por los consumidores de la gama iPhone.

 Antes del lanzamiento del iPhone 6 fueron muchos los rumores que apuntaban a que el nuevo terminal vendría con una pantalla de cristal zafiro resistente a las quebraduras, pero no fue así; no obstante, el fabricante del Gorilla Glass, el cristal que incorporan los iPhone, asegura que su producto es igual de fuerte que el zafiro, ya veremos que sucede.

 Y hablando de pantallas, otro asunto relacionado a estas es su tamaño; aunque los modelos iPhone 6 y iPhone 6 Plus presentaron pantallas más grandes que las versiones anteriores, aún continúan por debajo de otros teléfonos como el Galaxy Note 4.

 Así es, otro aspecto donde han cedido terreno al archienemigo Samsung, pues el Note 4 -presentado en octubre de 2014- no solo tiene una pantalla más grande, sino que las dimensiones del teléfono son más pequeñas que las del iPhone 6, la diferencia está en el tamaño del bisel, mucho más amplio en los dispositivos de Apple.

 Pero todas no son malas noticias para el gigante estadounidense, pues aunque también deben presentar una mejora atractiva en lo que a incremento de memoria RAM se refiere, sigue siendo un área donde iPhone marca la pauta.

 Actualmente, la versión más barata del iPhone 6 comienza en los 16 GB de almacenamiento, las siguientes opciones disponibles son las de 64 y 128 GB; con la salida del nuevo dispositivo Apple podría mantener la versión de 16 GB, convirtiéndose en la única empresa que ofrece esa capacidad de memoria en un teléfono de alta gama.

 La lista de características y su comparación con modelos rivales podría continuar, desde las posibilidades de la cámara fotográfica hasta la velocidad del procesador; lo cierto es que la venidera presentación del iPhone 6S es simplemente otra excusa para darle un nuevo impulso a una contienda mercantil que está lejos de terminar.

 Sea Apple, Samsung, Sony o Blackberry, Android o IOS, Galaxy o iPhone, siempre aparecerá otro modelo con más o menos posibilidades que el rival, y eso no hará mucha diferencia, pues el objetivo primario es mantener gastando dinero a los dependientes consumidores; algo bastante simple, desgraciadamente.

*Periodista de la Redacción Ciencia y Técnica de Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: