Telecomunicaciones e información, el desafío ante la Covid-19

Claudia Dupeirón* _______________

La Habana, (Prensa Latina).-  La pandemia de la Covid-19 impuso varios desafíos a la humanidad, desde la capacidad de los seres humanos para hacer de la medicina una mejor arma; hasta el mantenimiento de puestos laborales desde el hogar.

Ante la crisis económica generada por el virus Sars-Cov-2 a nivel mundial, el uso a gran escala del teletrabajo, videoconferencias, charlas educativas, videollamadas a la familia, quedarán también como huella y quizás opción permanente incluso después de encontrar una vacuna.

La conmemoración este 17 de mayo del Día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información es ocasión propicia para reconocer, desde el confinamiento, el valor de estas tecnologías.

Dicha fecha se celebra desde 1969, para conmemorar la fundación de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y la firma del primer Convenio Telegráfico Internacional en 1865.

En noviembre de 2005, la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información pidió a la Asamblea General de las Naciones Unidas que declarase el 17 de mayo como Día Mundial de la Sociedad de la Información para llamar la atención sobre la importancia de las TIC y las numerosas cuestiones relacionadas con ellas.

Un nuevo virus, ¿dos epidemias?

Durante la puesta en marcha de una plataforma mundial para ayudar a proteger las redes de telecomunicaciones en la crisis del Covid-19, el Secretario General de la UIT, Houlin Zhao, resaltó que, las redes de telecomunicaciones son vitales para la salud y seguridad, mantenimiento de la economía y la sociedad.

“Lo que está en juego es nuestra capacidad, como una misma familia humana, de dar a los trabajadores de la salud de todo el mundo las herramientas que necesitan para llevar a cabo sus tareas, permitir trabajar desde casa, comerciar en línea, garantizar que cientos de millones de niños y jóvenes se mantengan al día con sus estudios, y mantener el contacto con nuestros seres queridos”, añadió el representante del organismo de Naciones Unidas (ONU).

Sin embargo, la excesiva cantidad de información falsa o sustentada en rumores sobre el nuevo coronavirus se ha convertido también en una epidemia paralela a la sanitaria.

Sobre este fenómeno, al que algunos expertos han denominado caos informativo, han llamado la atención organismos internacionales como la propia la ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS), pues lo consideran un obstáculo para las medidas de contención, además de generar pánico y confusión.

La directora del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas – Infomed de Cuba, Ileana Alfonso, explicó que inicialmente se vinculó este fenómeno a la infoxicación (más información para procesar de la que humanamente se puede), pero la humanidad se encuentra ante una epidemia informativa de la Covid-19, denominada infodemia.

Entonces, si la oferta informativa es superior a la demanda ¿qué hacer para combatir los rumores y las llamadas fake news (noticias falsas) sobre la Covid-19?

La doctora en Ciencias Ileana Alfonso recomienda orientar a los lectores ante esta sobreabundancia de información para lo cual es importante tener en cuenta la autoría de los artículos que se consultan.

Asimismo, es necesario prestar atención a las fechas de publicación, la actualidad, la editorial que lo publica y estar al tanto de las citas falsas.

“Hay que tener sentido común y crítico frente a la información, hay que saber analizar lo que se lee”, aseveró.

Las redes sociales ayudan, acercan; pero CUIDADO

El confinamiento obligatorio en todo el mundo, como única “vacuna” contra el nuevo coronavirus ha propiciado que las redes sociales sean más importantes que nunca.

Facebook, Twitter, Whatsapp y otras plataformas de este tipo son la vía de comunicación crucial entre familias, amigos y compañeros de trabajo, y forma de entretenimiento, y a su vez, espacio ilimitado en ocasiones para la desinformación.

Por ello, cuando consulte noticias a través de los espacios en redes sociales, no olvide: desconfiar de los títulos llamativos y alarmistas, y siempre leer toda la noticia; nunca quedarse sólo con el título.

Si tiene dudas sobre lo que está leyendo, busque el título de la noticia, o las imágenes y videos que reciba, copiando los links y pegándolos en los buscadores de Google, Firefox u otros que conozca para asegurarse de que sí existen.

Por último, cuando reciba mensajes reenviados o las llamadas cadenas, no lo crea como reales ni los reenvíe hasta que no confirme su veracidad; o pregunte al que se lo envió de dónde obtuvo la información.

La Covid-19 dejará miles de lecciones para la humanidad, desde lo ineludible de extender la solidaridad para que la salud sea accesible a todos, hasta el necesario cuidado de la información que se consume.

Evitemos que la difusión de información falsa sobre la Covid-19 se propague más rápido que el virus, fue el llamado de la ONU.

*Jefa del Departamento de Multimedia de Prensa Latina.