Tal cual

Luis Carlos Rodríguez González _________

“Impunidad  Land”

Así se podría llamar cualquier película extranjera que trate de reflejar la realidad del México actual, por lo menos de lo que ha ocurrido en la última década, pero sobre todo en el último año, donde pasamos del “Mexican Moment” a todos los escándalos de corrupción, crímenes, desparecidos,  cinismo, indignación e impunidad.

El recuento es largo y penoso. De Casablanca a Ayotinapa; de Tlatlaya a la fuga de “El Chapo”; de del encarcelamiento del ex líder de las autodefensa, José Manuel Mireles a las amenazas y crímenes en contra de luchadores sociales, de migrantes, de periodistas, de extranjeros, como en el reciente caso de la colonia Narvarte.

aa

No por nada México es el segundo lugar de un total de 59 naciones que monitorea la ONU,  por lo menos en el último conteo internacional, en materia de impunidad. Sólo nos supera Filipinas a quien seguramente derrotaremos en el próximo ranking, sino es se pagó alguna “mordida” para desaparecernos de los primeros sitios.

Aquí no pasa nada. Los funcionarios de primer nivel se pueden ir de vacaciones en plena crisis económica o social, los policías y Ministerios Públicos pueden seguir inventando  culpables, las fallas y fugas de capos no derivan en ninguna sanción ni penal, ni administrativa, ni mucho menos renuncias.

El reciente caso de los asesinatos  en la Colonia Narvarte sólo refleja el guion de esta película mexicana que todos conocemos. Declaraciones sin sentido, investigaciones al vapor, filtraciones de información para denostar a las víctimas y al final impunidad.

Miguel Angel Mancera, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, ex procurador capitalino, demostró su nulo interés por aclarar el crimen y su único compromiso con el gobierno federal, con los gobiernos emanados del PRI. Es decir se adelantó a los tiempos de la “sana cercanía” que decretó Manlio Fabio Beltrones

Al igual que con la matanza de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, en 2011, donde se masacró a extranjeros, muchos de los cuales fueron devueltos de forma equivocada a otras familias, en el caso de La Narvarte hay un manejo mediático por parte de la PGJDF que busca justificar el crimen o vincularlo con la nacionalidad de una de las víctimas.

El caso del fotoperiodista Rubén Espinosa; de la activista pro derechos humanos, Nadia Vera; de la colombiana, Mile Virginia Martin; de  Yesenia Quiroz, joven maquillista michoacana; y  de Alejandra Quiroz, quien se calificado como “trabajadora doméstica”, nos expone los estereotipos, la discriminación, de esta mala película, con gran ranking en el extranjero que se llama México.

Decir primero que las cinco víctimas estaban en una gran fiesta o filtrar que la propiedad de  vehículo deportivo era de la colombiana Mile Virginia Martín, como para “evidenciar”  que andaba en malos pasos o tenía  vínculos con el narcotráfico.

El relacionar en un principio a la maquillista  Yesenia Quiroz con el ex gobernador preso, Jesús Reyna, son sólo filtraciones, cortinas de humo, para crear estereotipos que justifiquen estos  homicidios.

Somos un país machista, racista, que crea estereotipos para cubrir al crimen, a la corrupción, a los verdaderos culpables. Aquí no se investiga, aquí se filtran datos, hipótesis, hasta nombres equivocados. No pasa nada, estamos en “Impunidad Land”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: