Tal Cual

De San Fernando a Austria: La misma tragedia migrante

Luis Carlos Rodríguez González __________

La ruta de la tragedia de los migrantes es global. Desde los 72 centroamericanos y sudamericanos asesinados en México hace cinco años en San Fernando, Tamaulipas a lo ocurrido esta semana en Austria, donde 71 sirios fueron encontrados asfixiados en un camión cuando buscaban huir de la guerra en su país y encontrar refugio en Alemania  y otras naciones europeas.

aa

Recientemente, miles de migrantes de países afectados por conflictos en Medio Oriente y África han tratado de llegar a Europa. Tan sólo el mes pasado se registró el ingreso de más de  107 mil personas en territorio europeo.

De acuerdo al   Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) el número de refugiados e inmigrantes que han cruzado el Mediterráneo en 2015 supera los 300 mil, incluyendo casi 200 mil personas que han llegado a Grecia y 110 mil a Italia.

En 2014 unas tres mil 500 personas murieron o fueron reportados como desaparecidos en el mar Mediterráneo. A ello se suma este nuevo éxodo de naciones como Siria por la llamada ruta de Los Balcanes que buscan refugio en  Europa Occidental.

Huyen de la violencia, de guerras añejas, de dictadores, de persecuciones por fines políticos, religiosos, de raza y buscan un mejor horizonte para sus familias, empleos, comida, simple y llanamente sobrevivencia.

No hay mucha diferencia con lo que ocurre en Centro América y aún en México, donde los migrantes ante la falta de oportunidades laborales, educativas, pero sobre todo por la violencia que se vive en algunas regiones buscan llegar a Estados Unidos para reencontrar a sus familias, un empleo o simplemente huir para sobrevivir.

Los 72 muertos de San Fernando, Tamaulipas encontraron el infierno en México, secuestrados por cárteles de la droga, vendidos por funcionarios públicos que solapan la corrupción y el delito, lo cual  ha convertido a nuestro país en el gran cementerio para los migrantes, como afirma el padre Alejandro Solalinde.

Los 71 migrantes de Austria también huyeron de la pobreza y de la violencia, provocada por las grandes desigualdades económicas y de oportunidades a veces en países que son vecinos.

Desigualdades como las de México y Estados Unidos, donde miles de mexicanos también han muerto en la última década en el desierto de Arizona o en el Río Bravo, cuando intentan cruzar la frontera militarizada.

De algunas naciones africanas y asiáticas proviene  esta oleada de migrantes por tierra y mar hacia  Europa que ha manifestado su preocupación, pero hasta ahora no han sido capaces de dar respuesta a esta crisis humanitaria.

Muy parecido a lo que ocurre en México, donde se optó por impedir el acceso a los migrantes al tren llamado “La Bestia” lo que encareció y volvió más mortal el paso por nuestro país para miles de centroamericanos al buscar nuevas rutas.

Venezuela y su presidente Nicolás Maduro, digamos que la versión bananera de Donald Trump, también se inventó su crisis migratoria para ocultar la corrupción e ineficacia de su gobierno, mediante un operativo en la frontera común empezó a  marcar con una “D” las casas de los colombianos para demolerlas, al más puro estilo del nazismo.

Hasta el momento a deportado a más de mil bajo el pretexto de la presencia de paramilitares del país cafetalero en el estado de Táchira.

 Ello nos recuerda  las guerras inventadas en los 60´s  y 70´s por dictadores centroamericanos que dieron origen a reportajes  como la llamada “Guerra del Futbol” que reseñó el gran periodista polaco  Ryszard Kapuściński, cuando fueron deportados 130 mil salvadoreños indocumentados que vivían en Honduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: