Sordina complicidad

Viborianus-

Victoriano Robles Cruz ___________

La sonoridad entre bambalinas y en el lienzo popular, siempre abría el sospechosísmo de que algo acontecía entre autoridades y la delincuencia. Parecía una montaña dormida, un volcán adormilado. Una de las entidades con alto reflujo de enervantes, por su natural geografía, denominado por muchos especialistas del tema… “con ubicación estratégica”, para el traslado en la ruta del mayor mercado de consumo mundial. Además, con un excelso consumo por la gran cantidad de turismo en un alto porcentaje gringo. Parecía muy guardadita toda esa convivencia. ¿Cuánto tiempo podría estar sin el conocimiento social la complicidad con las autoridades encargadas del orden legal?

Ahora, el ejecutado taxista Leni Rodríguez Reyes, bajo amenaza de muerte confesó la relación existente, destapó la coladera de los fétidos olores, la nauseabunda oscuridad prevaleciente. Al parecer… consecuencia de la deslealtad de las autoridades con el cumplimiento de los compromisos costeados por adelantado por los virtuosos de la delincuencia. ¿Será esa respuesta de la delincuencia los hechos ocurridos en la cárcel de Cancún? ¿Qué relación guarda la manifestación al interior de la cárcel con la implicación de autoridades? Trascendió también del levantón a un familiar de las autoridades y la devolución por la vía del rescate de lo costeado por la libertad para operar el mercado. Dice un compañero ajeno a todas estas linduras… “se quisieron pasar de gandallas con el poder del narcotráfico”.

Para recordar al artista de los Beatles John Lennon (1940-1980), con una bonita reflexión: “No importa que te ocultes tras una sonrisa y uses ropa linda, si algo no puedes ocultar es lo podrido que estas por dentro”. ¿Cuánta veracidad recoge las palabras de quien se sabía iba a morir ejecutado por las propias deslealtades, y tuvo que confesar? En aquellos momentos… ¿qué tan válido era construir una mentira para implicar y acusar a las autoridades vinculadas con las líneas del narcotráfico? Los temores de la indudable muerte pueden llevarte a difamar, a mancillar la honorabilidad de una institución procuradora de la justicia. No lo sabemos, en verdad, pero nos debe ayudar a la reflexión todos estos cuestionamientos.

Es una alternativa, quizá del orden necrófilo… al menos dentro de la inmundicia, de los cuerpos del orden, establecer ciertas conexiones con los capos de la delincuencia, pues la existencia de los males, no son de su jerarquía. Por información de especialistas y de lo que trasciende por la capacidad de sobrevivencia de esos cuerpos del narcotráfico, quieren lideran esas organizaciones pertenecen a los altos niveles del poder económico como político, por lo tanto ni pueden aplicarse con el rigor de la ley, ni convertirse en estorbos de su trasiego, al parecer esa opción de su vinculación esa la única permitida. Conocen de la distribución de grandes cantidades de recursos económicos entre los altos niveles de la administración pública, quizá les dio recelo, y fueron cooptados generosamente por el supuesto enemigo.

¿Quién no sucumbe a los cañonazos? Tocan y tocan a tus muros, hasta que la debilidad corporal los vincula de manera irrefrenable, irreversible. No hay freno para detener ni existe la reversa para dar marcha atrás. ¿Qué tanta fortaleza se requiere para no sucumbir a las prodigiosas tentaciones de la delincuencia? Una estrategia política es la constante renovación de los cargos de alta responsabilidad, dentro de los aparatos de justicia y policías, pues cualquiera que llegue a esas responsabilidades, será sujeto de las suculentas ofertas, y en ocasiones hasta amedrentados para conculcar normas de convivencia y las respectivas leyes.

El video resulta un elocuente testimonio, igualmente el blog del narco ha documentado la información provista por el video en su sitio por internet. La culpabilidad o responsabilidad la reparte para las diversas policías de la región norte de la entidad, principalmente Cancún. Sin entrar en los pormenores, pero sí dejando los vínculos para su respectiva intromisión y análisis del sonoro caso de complicidad de las autoridades de la impartición de Justicia y de los cuerpos policiales. Nos queda, el cosquilleo natural de esta terrible acusación por un personaje que luego apareció ejecutado, supuestamente por miembros del Cartel del Golfo.

Los momentos de crisis se apoderaron de las instituciones de prevención y procuración. Hasta para las mismas autoridades fue sorpresivo el balde de agua fría, no sabían cómo reaccionar, las acusaciones entre ellas fue lo primero, implicándose, reclamándose. ¡Imagínese! El video surgió el viernes y las autoridades emitieron su comunicado hasta el día martes, publicado el miércoles 12 (ayer), obvio, con la intencionalidad de desmentir las palabras acusadoras emitidas en dicho video. ¿Por qué tanto el tiempo para deslindarse de las acusaciones? Las acciones en los próximos tiempos darán la razón a quien la tenga.

PD.- “La peor verdad sólo cuesta un gran disgusto. La mejor mentira cuesta muchos disgustos pequeños y al final, un disgusto grande”. Jacinto Benavente (1866-1954) Dramaturgo español.

viborianus@gmail.com  Twitter:@viborianus  www.viborianus.com

untitled

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: