Siempre orgullosos

Carlos Ravelo Galindo, afirma: ____________

A una pregunta noble, una respuesta cierta.

Desde siempre lleva nuestra bendición

 Y más ahora que como médico asume, con entrega total, responsabilidad en dar combate al coronavirus, junto con cientos de colegas, enfermeras, ambulantes, en el hospital catalán “Del Mar”, sin menoscabo de su propio bienestar.

Día y noche. Siete días a la semana. Sin más descanso que dormir un rato. O tomar algunos alimentos. Como también lo hacen sus compañeros, hombres y mujeres, que no cesan de dar esperanza a los enfermos del virus.

Son héroes que merecen más que aplausos y lágrimas del pueblo. El respeto por su trabajo. Y asumir el riesgo de contagio

Uno de ellos, lo decimos con orgullo, es nuestro nieto Jorge Alberto Ravelo Barba.

Sí el hijo de la arquitecto y maestra en educación Marta Barba de Ravelo y el abogado Jorge Alberto Reyes.

Desde que nació hace treinta y un años hemos estado orgullosos sus abuelos, ella Bety y nosotros, de su trayectoria.

De sus triunfos.

En primaria, secundaria, preparatoria y profesional con los hermanos maristas del Cumbres y Universidad Anáhuac. Igual que su hermana Ximena Guadalupe Ravelo Barba, recibieron sus títulos y cedula profesional.

Ella como licenciada en pedagogía y Jorge Alberto médico cirujano.

Antes pagó su servicio social en inhóspitas poblaciones de Chiapas, Guerrero. Entendió el sufrimiento de la gente sin recursos. Y a quien se explota aún. Tenemos sus reportes, impregnados de tristeza y vergüenza del abandono.

Cumplido el requisito participó en un concurso oficial para ingresar al servicio médico del Estado. Solicitó el Centro Médico Nacional, “Siglo XXI”.

Obtuvo 98.7 de promedio. El de mayor puntuación y recurrió a firmar contrato.

El funcionario encargado le presentó su nombramiento en un hospital general en la sierra de Durango. A lo que Jorge Alberto rechazó y comprobó haber obtenido el puesto en el DF.

El burócrata le dijo:

Ese puesto ya se le otorgó al sobrino del subdirector médico. Ni modo. Está el de Durango o ninguno. Tú dices.

El gobierno mexicano, lo obligó a emigrar ya como médico, a trabajar en la Madre Patria. Hace seis años.

Jorge Alberto se enteró que en la embajada de España en México estaba la invitación para obtener una beca para especializar su profesión en Barcelona.

Vendió, con la autorización de sus padres, su automóvil para gastos de viaje y estancia en Cataluña.

Las autoridades españolas, en Madrid, después de comprobar su cédula, homologaron su profesión, con la de la Unión Europea.

Ingresó como estudiante de posgrado en la Universidad, y participó en el concurso para obtener la beca, que falló en dos años.

Alcanzaba buen nivel, pero al igualarlo con hispanos, ellos eran los beneficiados. Primero los de casa, era la regla justa.

En el tercer intento por obtener la beca compitió con 143,234 estudiantes de todo el mundo, incluidos españoles. Quedó en el lugar 19,524.

El gobierno español, luego de felicitar al mexicano, le otorgó el beneplácito. Y obtener un trabajo remunerado, a la vez, en un hospital catalán, en donde presta sus servicios.

Estudia neumología y cirugía de vientre.

Pero, aún antes del brote coronavirus, firmó contrato permanente con el hospital Del Mar, por su entrega y conocimiento a su trabajo.

Sus áreas son unidad de cuidados intensivos. Y Unidad de urgencias.

Hoy su área, además, es todo el hospital.

Nos intercambiamos correos y fotos. El con su esposa mexicana Mariana Ursubiaga, con quien vive en un piso cercano, nos platica en detalle el ir y venir.

 Sus descansos.

Y, de vez en vez, cuando le ordenan descansar dos o tres días, sus salidas a escalar a esquiar o a trotar con su inseparable can.

Que, entre paréntesis ya también usa el trineo.

Trémulo de emoción y feliz de platicarlos, en breve, respondemos así, agradecidos a doña Tati, su tía abuela que bien se preocupa por nosotros Bety.

“Don Carlos

 “Buenas y gélidas noches

“Qué sentimiento tiene un abuelo al ver a su nieto médico luchar contra el Covid, sin importar el lugar en donde lo combate.

 “Cuál es el sentimiento que tienes al saber que tu nieto, estudia, y trabaja en la lucha contra el mal.

 “Salva la vida de quien lo contrajo y sobre todo el riesgo que esto representa al nieto”.

Y a propósito de los doctores, otro honor:

La Escuela Nacional de Estudios Superiores, Unidad León, Guanajuato, de la Universidad Nacional Autónoma de México, nos comparte un reconocimiento al hijo de nuestro hermanito + Mauricio Ravelo Galindo y María Luisa Izquierdo

“Estimado doctor Mauricio Alberto Ravelo Izquierdo.

“Con el gusto de saludarle, a nombre de la doctora Laura Susana Acosta Torres, directora de la ENES León, y la doctora Adriana Martínez Martínez, jefa de la División de Educación Continua e Innovación, por este medio le hacemos envío de su Reconocimiento por haber recibido la mejor Evaluación 2020 en el área de Fisioterapia”.

Pura gente bonita.

craveloygalindo@gmail.com

www.misraicesdigital.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: