¿Se le acabará su “minita de oro” al sempiterno líder del METRO?

Sin línea

 José Sánchez López _____________

EN las 195 estaciones de las 12 líneas del Sistema de Transporte Colectivo, se ubican un promedio de 10 mil locales de diferentes giros comerciales, cuyos propietarios deben pagar una cuota diaria que va de los 150 a los mil pesos diarios, según la mercancía que expendan y el tamaño del negocio.

Ante ello, agremiados del Sindicato Nacional de Trabajadores del METRO, inconformes con la gestión de FERNANDO ESPINO ARÉVALO, que apenas lleva 42 años en el cargo, y comerciantes que no pueden pagar por la crisis sanitaria del Corona Virus, pidieron la intervención de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, CLAUDIA SHEINBAUM PARDO, para que ponga coto a la voracidad de ESPINO.

La ganancia diaria que deja la explotación de miles y miles de comerciantes, aun durante la emergencia sanitaria,  resulta incalculable y muy perjudicial incluso para los que pagan 150 pesos.

¿Y los que tienen que dar mil?

Todo parece indicar que las súplicas fueron escuchadas y van a ser atendidas por la mismísima directora general, FLORENCIA SERRANÍA SOTO,  que ya emitió un comunicado al respecto.

En el documento 102/20 el STC deja en claro que no está autorizada, ni siquiera permitida, la intromisión de representantes.

Todo tipo de trámites se deben hacen de manera personal, sin la injerencia de terceros.

El despacho señala: “El STC exhorta a los comerciantes interesados en regularizar sus Permisos Administrativos Temporales Revocables (PATRs), a acudir de manera directa a las oficinas centrales, Los derechos de los permisionarios son intransferibles, por lo que el STC no reconoce la figura de representantes ni de asociaciones”.

“Quienes requieran asesoría y orientación podrán hacerlo a través del número (55) 56-27-45-21”.

A nivel de escritorio y en el papel, la situación ya está arreglada y las cosas van a cambiar.

Pero no, de veras que no la tienen fácil doña CLAUDIA, doña FLORENCIA y ni siquiera el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, quien ya tuvo un altercado hace 19 años con el ex pugilista venido a líder, acostumbrado por décadas a imponer su voluntad, bien por mañosos cambios a los estatutos o “a güevo”, como él vocifera.

El 24 de enero de 2001, FERNANDO sostuvo un altercado con JAVIER GONZÁLEZ GARZA, entonces director del METRO, que se disponía a realizar varios cambios, por órdenes del jefe de gobierno, para disminuir el poder y eliminar el control que ya detentaba el líder,

Pero FERNANDO no se amilanó y en una de sus declaraciones públicas advirtió:

“Si el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, quiere guerra, que nos pongan un ring y hasta con la mano amarrada le doy una madriza”.

No se sabe que ocurrió, pero no hubo ningún encuentro boxístico, ni tampoco cambios y ESPINO ARÉVALO siguió inamovible, como hasta la fecha.

Ahora, LÓPEZ OBRADOR ya no es jefe de gobierno, pero sí el presidente de la República y FERNANDO sigue siendo representante sindical.

Quizá con esa pequeña diferencia, el líder no sea tan lenguaraz o a lo mejor se siente más fortalecido.

A saber.

Será interesante observar qué cauce toman las cosas.

¿Habrá orden en el METRO o seguirá siendo el bastión de FERNANDO?***DE LENGUA ME COMO UN PLATO. ***AU REVOIR.

joebotlle@gmail.com

www.entresemana.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: