Replicar con armonía y amor

Viborianus-

Victoriano Robles Cruz _________

Nos sorprende el testimonio de la columna Templo Mayor del periódico Reforma del centro del país (15/10/2015), pues nos libera del peso de nuestra propia ignorancia y en consecuencia de la misma confusión; a veces compartida con los cotidianos amigos y persistentes lectores. Ofrecemos las debidas disculpas, pues también nosotros pensábamos similar, que, el mensaje del primer priista de Quintana Roo, iba dirigido al ex-niño verde, aunque de verde no tiene nada ni de niño.

Compartiremos el último bloque temático de la distinguida columna en mención, para sostener el contenido de nuestra columnilla, y así poder discurrir sobre la misma, con semejante conocimiento:

“LO QUE FALTABA: ahora a Roberto Borge hay que aplicarle la de Vicente Fox, con aquello de «lo que el gobernador quiso decir».

Y ES QUE hace apenas unos días, en medio del hervidero por la sucesión adelantada en Quintana Roo, el mandatario afirmó que su sucesor debía ser un nativo de la entidad, no un fuereño.

DE INMEDIATO hubo quien creyó que la advertencia era para el ex niño verde Jorge Emilio González Martínez, quien aspira a ser gobernador pese a sus raíces y residencia chilangas.

POR AHÍ creían que iba el dardo. Pero no. Según los más allegados a Borge, en realidad la pedrada era para el subsecretario de Turismo, Carlos Joaquín, al que no puede ver ni en Instagram.

PESE A QUE el funcionario federal forma parte de una de las familias quintanarroenses de más arraigo -es medio hermano de Pedro Joaquín Coldwell- y fue alcalde de Playa del Carmen, resulta que nació y vivió en Mérida, por lo que Borge lo ve como si fuera un marciano”.

En esta precipitada e impetuosa competencia por la gubernatura, en la cual cualquier personaje desea enlistarse, hasta hacen cola para ser pronunciados, para el relevo de Roberto Borge, quizá cabría la mención: entre varios de los promovidos y promoventes, también hay otros “no nativos de Quintana Roo”. Mencionaremos: el caso del presidente municipal de Solidaridad, Mauricio Góngora Escalante, quien es nativo de Yucatán; similar procedencia tiene otro incluido, el alcalde de Benito Juárez  Paul Michell Carrillo de Cáceres y desde luego el aludido Templo Mayor. La lista debe incluir más. Pero sí desconocíamos fuera tanta la aversión, con quien precisa tan ilustrada columna. Todos los días aprendemos algo diferente y aleccionador.

Intentaremos explicar. Los sentimientos de aversión pueden quedar, en su categoría inferior, y responden a una naturaleza común, hay comportamientos en los cuales algún objeto o sujeto no nos caen bien sin habernos provocado algún daño, u algo que haga inexplicable el rechazo; sin embargo, los hay con la calidad de obsesión convirtiéndolo en fobia, al grado de no poder encontrar una explicación racional a tal conducta. Es probable que esta situación de aversión, hacia algunos semejantes, aumente en situaciones de crisis presentándose con mayor profundidad la sintomatología de la aversión. Claro la psiquiatría y psicología intentan terapias para controlar la conducta de los pacientes.

También debe ser correcto agregar, una valiosa cifra, en esta humilde aportación… la información oficial (INEGI), sustenta: una proporción de tres de las cuartas partes de la población en Quintana Roo tiene como lugar de nacimiento otra entidad distinta a la de su residencia actual. Por lo tanto el enriquecimiento de nuestra sociedad quintanarroense es nutrida por la valiosa aportación de esa pluralidad nacional e internacional. Compartimos el espacio con otros connacionales, pero también con personas de muchas partes del mundo.

Entre todos hemos construido esta nobleza de calidad cultural, de personajes para el turismo, para el campo, para la pesca y muchísimas otras actividades enriquecedoras. No podemos olvidar nuestras raíces mayas, en ocasiones sólo de utilidad política o comercial, pero con tanto prestigio a nivel mundial, inventores del cero en la numeración maya, con el reloj de mayor exactitud entre nuestras culturas vivas.

Debiéramos fortalecer la unidad de todos los quintanarroenses, demostrar con ejemplos de solidaridad y fortaleza de nuestro pueblo, sin olvidad la natural armonía de nuestros ancestros, una convivencia amigable con la naturaleza, pues vivieron siglos en la península y no la destruyeron como ha sucedido en este último siglo. Convirtámonos, todos, en promotores de paz, concordia y un mejor entendimiento entre dos o más personas. El equilibrio de las proporciones entre las diferentes partes del todo es lo que nos lleva a la armonía. Inculquemos a niños y jóvenes afanes de armonía de tolerancia y amor… seremos aún más ricos, más grandes y más apreciados. Quintana Roo es una historia construida por nuestro antepasado Maya… ¡no lo olvidemos! Hoy Tempo Mayor nos ilustra. Gracias.

PD.- “Por la armonía los estados pequeños se hacen grandes, mientras que la discordia destruye los más poderosos imperios”. Salustio (83 AC-35 AC) Caius Sallustius Crispus. Historiador latino.

PD.- “Todos estamos llenos de debilidades y errores; perdonémonos recíprocamente nuestras tonterías: es ésta la primera ley de la Naturaleza”. Voltaire (1694-1778) Filósofo y escritor francés.

viborianus@gmail.com  Twitter:@viborianus  www.viborianus.com

untitled

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: