Primera ola nos azota todavía

El otro dato
Juan Chávez __________________

En 8 estados covid-19 incrementó sus números.

El foco rojo, seguramente, volverá a encenderse y López Obrador parece haberse deshecho de López-Gatell que lo contradijo por señalar que hay rebrotes de la pandemia en el país.

El Presidente sostiene que no, al tiempo que anuncia la reconversión de 19 hospitales más por el acelerado ritmo que lleva el letal virus que ya obliga, incluso, a adelantar fechas negativas: No habrá, en diciembre, el festejo tradicional a la virgen de Guadalupe.

Las “Mañanitas” a la patrona de México y reina de América, serán virtuales.

Además, la alta jerarquía católica ha llamado a la feligresía a no llevar a cabo las peregrinaciones que cada año son tumultuosas: más de cinco millones, de todos los estados, se concentran en las fechas guadalupanas de diciembre, y desfilan frente a la pequeña imagen de la virgen aparecida a Juan Diego en el cerro del Tepeyac.

Las peregrinaciones suelen concentrarse en la gran plaza de la Basílica de Guadalupe, luego de días y noches de recorrido de los peregrinos.

Pero ahora, covid-19 manda y la Iglesia pide suspender  las procesiones y atenerse a las celebraciones virtuales que incluirán, por supuesto, las “Mañanitas” a la Virgen Morena.

Los estados que retrocedieron en el semáforo epidemiológico son: Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Durango, Oaxaca, Querétaro y Sinaloa.

No se trata de rebrote sino de la ascensión de la covid en su línea curva que sigue ascendiendo y no llega al tope anunciado por Obrador en tres ocasiones.

No hay rebrote pues.

Ya cuando Hugo López-Gatell sale a decir que hay un preocupante rebrote de la pandemia de Covid-19 en México, es porque algo serio debe estar pasando. Sobre todo, cuando él ha sido el campeón de los malabares para esconder el pésimo manejo que ha tenido el gobierno federal de esta enfermedad en nuestro territorio.

Pero de nada sirve ese repentino arranque de honestidad por parte del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, cuando el jefe de su jefe y líder máximo de la 4T, el presidente Andrés Manuel López Obrador, sale inmediatamente a contradecirlo.

Dice López Obrador que siguen los resultados favorables, que vamos saliendo de la pandemia, que vienen más semáforos verdes y que no hay un rebrote de la Covid-19 en México.

Y tiene razón, no hay rebrote porque todavía no pasa la primera ola de la pandemia que no concede tregua alguna.

La prestidigitación oficial ha incluido pocas pruebas de detección de la enfermedad, subestimación de contagios y de muertes, discursos mañosos de curvas aplanadas y mesetas, y una alta dosis de soberbia para tratar a los demás con desprecio por parte de López-Gatell.

Lo que sí deberían calcular muy bien, es el impacto social de que se mantenga un estado depresivo en la economía sin el respaldo necesario para millones de personas que han perdido sus ingresos por la pandemia… porque López Gatell ha adelantado que no hay forma de saber cuándo se acabará la pandemia.

www.entresemana.mx

www.misraicesdigital.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: