Poder y dinero

Dinero y poder
Poder y dinero.

Colima en banca rota

Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado. Friedrich Nietzsche (1844-1900) Filósofo alemán.

Víctor Sánchez Baños _________

 Momentos complicados en materia financiera vive el Estado de Colima, que gobierna Mario Anguiano Moreno. Empresas calificadoras de deuda la colocan en el nivel más bajo de calidad crediticia y existe riesgo de que se encuentre en dafault y no cumpla con sus obligaciones de deuda a corto plazo. Es decir, que no pague su deuda pública por casi 3 mil millones de pesos.

A unos meses de terminar su administración, que concluye el próximo 31 de octubre, Anguiano entregará el poder a Ignacio Peralta, con finanzas públicas hechas un desastre.

Esto, debido a que el pasado 31 de julio Anguiano no realizó la totalidad del pago del saldo de dos créditos de corto plazo que tenían fecha de vencimiento ese día, por un monto global de 343.5 millones de pesos, con dos instituciones bancarias: Banorte de Carlos Hank González y Banobras, de Abraham Zamora.

La pésima administración de Anguiano provocó que cada año pidiera prestado para pagar aguinaldos para los trabajadores de los ayuntamientos, que están sindicalizados. El Congreso local le autorizó en el 2011 endeudarse hasta con 1,200 millones de pesos.

Sin embargo, esa suma no fue suficiente para enfrentar sus compromisos financieros de gasto corriente. El gobernador acusa a la Secretaría de Hacienda, que encabeza Luis Videgaray, de no entregar las participaciones federales en tiempo y forma. Al mismo tiempo, no generó recursos propios mediante la captación de impuestos.

La calificadora HR Ratings, según nos informó, no cuenta con la documentación que acredite que el Estado ya liquidó la totalidad de dichos créditos, motivo por el cual le asignó la más baja calificación, misma que es considerada de alto riesgo y con riesgo de insolvencia.

Por si fuera poco, la calificadora explicó degradación asignada a la entidad, incluirá el impacto de dicho incumplimiento en los créditos de largo plazo y en las finanzas estatales.

En los manejos poco transparentes del gobierno de Colima, las calificadoras como HR Ratings, entre otras, detectaron crecimiento de las deudas del gobierno estatal al cierre de marzo de 2015, sin ser registrado como Deuda Pública por parte de la entidad. Esto es una anomalía que debería ser analizada por el Congreso Local y por la próxima administración.

En pocas palabras, Anguiano deja a su sucesor, el priista Ignacio Peralta, un estado quebrado.

PODEROSOS CABALLEROS.- Al cierre del segundo trimestre del año ICA, de Bernardo Quintana y que dirige Alonso Quintana, resulto decepcionante para sus inversionistas. Sus ingresos cayeron 8% en perspectiva anual en tanto que su deuda es una de las más elevadas del sector, con 47,770 millones de pesos. No le queda otra que vender activos para disminuir sus pasivos. Estiman analistas de mercado que podría realizarse a finales de año. Banamex, es pesimista con sus pronósticos sobre ICA. *** El senador del PRI, Miguel Ángel Chico Herrera criticó la incapacidad de la Profeco, que encabeza la aguascalentense Lorena Martínez, para supervisar eficazmente las estaciones gasolineras en el país. Las cifras son devastadoras. De 570 estaciones supervisadas, 375 arrojaron anomalías sobre todo en las bombas despachadoras. La pregunta es: sí hay fraudes en el despacho de gasolina, por qué no se clausuran. Es un negocio muy lucrativo para los inspectores de la Profeco. *** La cadena de restaurantes McDonald’s nombró a Sergio Alonso, 52 años, como el nuevo Chief Executive Officer quien sucederá al actual Presidente y CEO Woods Staton, quien permanecerá con el cargo de Presidente Ejecutivo.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA.- Recientemente, Héctor Olea, CEO de Gauss Energía, propiedad de Daniel Servitje, que opera uno más importantes parques solares del país, Aura I, en Baja California Sur, acusó que hay 4 mil millones de dólares de inversión en proyectos de energía solar parados por un nuevo arancel a las importaciones de paneles solares. Desde hace un año el SAT realizó una recalificación arancelaria y la importación de paneles fotovoltaicos pasó de cero a 15 por ciento. Es una aberración como la gasolina Premium que es muy cara, cuando debería ser estimulada para disminuir los índices de contaminación en el país. Estimular el uso de paneles solares debería originarse desde la política fiscal.

Comunícate: vsanchezb@gmail.com

Twitter, Facebook y Printerest: vsanchezbanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: