Otro mundo

La loca carrera por la Casa Blanca, ¿Todos a bordo?

Rocío duque _______

Nueva York (SemMéxico). No creo que en Latinoamérica la gente esté loca por saber qué pasa con las precampañas presidenciales en Estados Unidos. Suena enormemente aburrido y ocioso. Debo decirles algo, no lo es.

El próximo jueves la cadena Fox (¿quién más?) transmitirá el segundo debate entre precandidatos republicanos y esto promete ser un gran show. Gente que usualmente no estaría interesada en semejante evento – su servidora incluida – espera con ansia el espectáculo. Porque eso es ahora. No un debate de ideas, programas  y posiciones sobre algunos de los más importantes temas de la agenda nacional e internacional sino que todos esperamos  ver quién de ellos (o ella, una sola candidata) dice lo más indignante, ridículo o brutal.

Casa blanca.
Casa blanca.

Al momento que esto escribo (al paso que va la cosa, más gente se podría postular)  hay 17 precandidatos republicanos a la presidencia del país más poderoso del mundo. Y 5 demócratas, con dos posibles aspirantes más.  Si están interesadas en saber quiénes son, sigan las ligas, ¡demasiados para esta humilde columna!

Algo que nadie puede negar es que semejante interés se debe a la estrella del momento, el billonario Donald Trump, quien se las ha amañado para insultar, por igual a sirios y troyanos. Se necesita talento para eso. Algunos analistas creen que hasta la cúpula de partido está horrorizada y no sabe qué diablos hacer con su engendrito. Otros piensan que aunque Trump no ganará la postulación, está ayudando a ganar atención para otros viables candidatos republicanos.

Como sea, la gente de derecha e izquierda está fascinada. Si hay algo que los estadounidenses aman es el show business y el Donald es bueno para eso.

Ha dicho sobre los inmigrantes mexicanos que son violadores y criminales (¡Goodbye, buena parte del voto latino!); ha insultado a los veteranos de guerra (¡Horror! La más venerada institución de la derecha), vía criticar a John McCain, a quien no considera un héroe de guerra porque el crabón se dejo atrapar y paso 5 años como prisionero de guerra en Vietnam y sufrió horribles torturas (a él le gusta la gente que no se deja atrapar).  A las mujeres, cuando ha declarado que la violación dentro del matrimonio no existe (anda atrasado de noticias legales en 30 años). En fin, estamos a la espera de que diga algo horrible sobre la gente discapacitada y los huérfanos.

Por supuesto, el Donald será el plato fuerte del show del próximo jueves. El va a la cabeza de las preferencias republicanas en intención de voto. Sólo participarán en el debate los 10 punteros en las encuestas. Espero que Donald no nos decepcione diciendo algo tibio o sensato.  Sin embargo, creo que considerar a Trump el “loquito de la casa”  es injusto. No es Trump el único en la manada republicana en decir cosas sin sentido y radicales.  Consideren algunos otros de los candidatos, por ejemplo:

Ben Carson, el único candidato negro republicano es un famoso neurocirujano pediatra. Separó con éxito a unos gemelos siameses unidos por la cabeza; ha obtenido 38 doctorados honoris causa por sus proezas como neurocirujano. Ha escrito exitosos libros.  ¡Wow! Suena como alguien eficiente, científico y brillante. Ahora que, hay que escuchar sus opiniones políticas:

“Algunas personas van directo a la cárcel y cuando salen son gay. Asi que ¿algo les pasó ahí? Pregúntense ustedes eso. “   Carson es uno de los chicos estrella del Tea Party.

Carly Fiorina, la única mujer en la carrera republicana está a favor de derogar Roe vs Wade, la ley que legaliza el derecho a decidir. Más sobre la nada carismática Fiorina, en mi otra columna sobre las precandidatas.

Pero Fiorina suena tibia sobre derechos reproductivos cuando escuchas a Mike Huckabee decir que si él llegara a ser presidente usaría cualquier recurso para detener los abortos en Estados Unidos, incluyendo ¡la intervención militar!  Matt Taibbi de la revista Rolling Stones le preguntó por detalles, si él usaría la guardia nacional o el FBI, pero Huckabee sólo dijo “ Vamos a ver, si llego a ser presidente..” Lizz Winstead, fundadora de Lady Parts Justice y colaboradora de The Daily Show dijo al respecto: “Mike Huckabee quiere dirigir un tanque hacia tu vagina, ¡eso es algo…!”

Marco Rubio está decidido a echar para atrás la reapertura de relaciones con Cuba y ha declarado que si la Tierra fue creada en siete días o siete eras es un gran misterio.  Y Rand Paul ha equiparado el derecho a la salud para todos, a la esclavitud. ¿Por qué? Buena pregunta.

El resto de los precandidatos han hecho las esperadas declaraciones sobre sus dudas de que el calentamiento global tenga explicación científica alguna (Dios lo hizo y va a tomar cartas sobre el asunto);  sobre que el matrimonio entre personas del mismo sexo es una aberración (¿Qué sigue? ¿Que la gente se case con su perro?); sobre que el trato con Irán acerca de su programa nuclear llevará a los hornos crematorios a los israelíes, etcétera.

Pero la bronca entre los propios candidatos republicanos ha resultado en muy, muy extrañas situaciones.  Consideren por ejemplo, lo que el senador Lindsey Graham (un señor muy propio y de ultra derecha) hizo después de que Donald Trump decidió dar al aire el teléfono privado del congresista, en venganza por sus críticas. Lindsey, por alguna razón que escapa a mi comprensión filmó este video sobre cómo destruir tu viejo teléfono celular. Por favor, vean el video, estoy segura que les será muy ilustrativo sobre la política electoral en los Estados Unidos.

Ahí podrán ver que si quieren deshacerse de su celular ustedes pueden:

1.- Hacerlo pedazos con un cuchillo para carne.

2.- Rociarlo con Red Bull y luego licuarlo.

  1. – Quemarlo.

4.- Destrozarlo con un palo de golf.

5.- Aplastarlo con un ladrillo.

6.- Partirlo con una espada japonesa.

7.- Hornearlo junto con pedazos de pizza.

¿Exactamente por qué? No sé, pero aparentemente eso le ha atraído mucha publicidad al senador.

¡Apenas y puedo esperar a ver qué hace con su computadora en el debate del jueves!

Por supuesto, en comparación, los demócratas resultan terriblemente aburridos.

Lo más excitante que Hilary Clinton (la muy probable ganadora de la nominación demócrata) ha dicho últimamente es que hay que derogar el embargo a Cuba. Hilary, posiblemente  ganará como “el mal menor”, (sobre ella escribí en otra columna).

Bernie Sanderns , senador por Vermont, es lo más emocionante que le ha pasado al Partido Demócrata en años.  Ha sido tildado de ser “el candidato socialista” de los demócratas. Un independiente que jugará por el PD si es electo (difícilmente). El votó contra la guerra de Irak y se ha pronunciado por cosas sensatas como el derecho universal a la salud, medidas económicas a favor de la clase trabajadora y está por más educación y menos cárceles.  Bernie ha reunido en algunas semanas unos 16 millones de apoyo de gente común y corriente y no acepta dinero de corporaciones y bancos para su campaña. Muy lejos de los 46 millones que la Clinton ha obtenido de sus fuentes corporativas. Ha reunido también, sorprendentemente, millones de apoyadores. Aun así, pocos creen que gane la postulación demócrata aunque muchos otros creen que podría ser la referencia para un nuevo partido.

Los demócratas han mantenido un bajo perfil durante las semanas de precampaña, veremos si en el futuro responderán con propuestas alternativas a los grandes problemas de política nacional e internacional o, como lo han hecho por años, seguirán las pautas republicanas para no parecer demasiado a la izquierda.

Quizás les  baste una candidata femenina para ganar los votos suficientes, aunque no haya respuesta a los grandes problemas de la nación y del mundo.

The show goes on!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: