Otra lápida sobre Peña Nieto

 

acento-2

Salvador  Flores  Llamas __________

El 26 de este mes se cumple un año de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, entonces ¿para qué tanta prisa, no en resolver en definitiva el caso, sino en enturbiarlo más?

Porque eso vino a hacer el fallo de los 5 expertos “independientes” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que tiene una serie de inconsistencias y no aporta conclusión definitiva alguna.

¿Quién calificó de independientes a esos expertos, contratados por Emilio Álvarez Icaza, cuya proclividad ideológico-política no da imparcialidad?

Si esos expertos admiten no tener “conclusiones”, sino “evidencias”, y necesitan replantear la investigación; ésta no puede ser definitiva y menos imponérnosla como un dogma más del gobierno, en este país donde se crean o desconocen héroes por decreto.

El estudio tiene inconsistencias claras: Carlos Martín Beristáin, del Grupo Interdisciplinario de Expertos (GIE), dijo primero que no pudo concluir que quemaron a los 43 en el basurero de Cocula, y en las conclusiones generales apuntan que no pudieron dar un fallo definitivo al respecto.

Tomás Zerón, titular de la Agencia de Investigación Criminal, aseguró que los estudiantes fueron asesinados e incinerados en el basurero de Cocula. “Lo tenemos tan sustentado: los peritajes realizados por expertos de la PGR, que obran en los expedientes, son contundentes y no dejan lugar a dudas de que allí fue quemado gran número de personas la noche del 26 de septiembre”.

Eso se basó en 487 informes periciales, 386 declaraciones de 120 detenidos, 95 teléfonos móviles investigados y 14 registros y restos óseos recuperados de bolsas halladas en el río. “Vamos a hacer la revisión del informe y estamos abiertos para debatir”, dijo Zerón de Lucio.

Tampoco se dilucida bien qué pasó con el quinto autobús, supuestamente cargado con droga (goma de opio o morfina) y quienes entregaron a los muchachos a las mafias, que supuestamente los sacrificaron.

Se advierte que ellos no conocen bien cómo actúa el crimen organizado en nuestro país, y les hace falta para conocer bien el terreno que pisan.

Ésas y más dudas sin despejar impiden, por sentido común, hacer caso a su análisis; lo más sensato fue decidir que lo continúen, hasta agotarlo y ver si hay conclusiones definitivas.

Osorio Chong con sus asesores debió pedirles a esos expertos aclararan las objeciones pertinentes, antes de hacerlas públicas y que dieran pie a exigir audiencia a Peña, que ya aceptó y sólo servirá para grillar sobre el asunto, quizá para faltarle al respeto al Presidente, como en la primera, y echar agua al molino de quienes manipulan a los paterfamilias

¿Quién les impuso al vocero, si no es padre de ningún desaparecido y les da órdenes, consignas y mueve de un lado a otro? ¿Quién les da dinero para eso, que es muy costoso?

¿Ni eso ha descubierto el Cisén, o debe concluirse que también está en el ajo?

¿Se convencerá Peña que ni en su primer círculo cuidan que se le tenga el respeto debido al Presidente de México?

Todo ello implica falta de gobernabilidad y agrava la inseguridad pública, además no debe servir para incinerar en leña verde al exprocurador Murillo Karam, como quieren sus enemigos, cuyo dictamen ha sido enmendado, sólo en parte, por estos expertos.

Hay diputados y senadores que, por consigna o para ganar reflectores, quieren martirizarlo, cuando hizo un gran trabajo, que no se le reconoció

Está bien que la PGR siga su indagación y ellos su tarea, pero no sacrifiquen víctimas a los anarquistas antes de saber la verdad que, al parecer, no es lo que buscan los  manipuladores de los paterfamilias, sino enturbiar más el ambiente político en favor de alguien.

Y todos colegimos quién mueve esa cuna, ques es de sobra conocido.

Y así dicen que Peña Nieto no tuvo razón en advertir que la demagogia, la intolerancia y el populismo no perjudican a México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: