Oscuros patrocinios

Aunque pese
Salvador Martínez G. __________________

Por tres días consecutivos grupos de mujeres se manifestaron en la Ciudad de México en pro de despenalización del aborto en todo el país lucha legítima por el derecho a decidir sobre su cuerpo.

Sin embargo, en las marchas por alcanzar cambios legales, se observaron también a pequeños grupos de colectivos feministas radicales que destrozan todo a su paso, además de rechazar cualquier tipo de diálogo o acuerdo, aun cuando sea a su favor.

La lucha feminista expresada también en la toma de las instalaciones de la CNDH, también sufrió la indeseada penetración de las radicales que han obstaculizado algún avance en las peticiones de madres cuyas hijas han sido víctimas de violaciones o abusos sexuales.

Ya se percibía, desde el surgimiento de las radicales el pasado año, que eran patrocinadas por intereses políticos ajenos al feminismo pero sí bien detectados y ubicados en la extrema derecha.

Por eso no es extraño que se haya señalado a una alta ejecutiva, María Beatriz Gasca Acevedo, vicepresidenta de Responsabilidad Social y Recursos Humanos de la empresa de outsourcing, la trasnacional GINgroup, como patrocinadora de estos grupos violentos.

Tampoco extraña que de inmediato la trasnacional separara del cargo a Gasca Acevedo, como si no hubiera sabido algo desde antes.

Es claro que estos oscuros patrocinios a la violencia no son únicamente los de esta ejecutiva, sino que hay detrás otras poderosas empresas que buscan descarrilar al Gobierno Federal, importándoles un bledo las legítimas luchas feministas, por la igualdad de género, contra la violencia a la mujer y en pro del aborto.

Así las cosas.

SUSURROS

Aunque muchos dudan de que el mercado interno en México se ha mantenido en crecimiento a pesar de la contingencia sanitaria, como lo expresó hace algunos días el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su mensaje ante la ONU, las cifras de indicadores microeconómicos, así lo afirman.

La Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas (ANAM), Iñaqui Landáburu aseguro que en el pasado mes de agosto, las ventas en las tiendas de barrio, coloquialmente conocidas como “la tiendita de la esquina”, y las tiendas de pueblo incrementaron sus ventas en un 6.1 por ciento.

En tanto para el INEGI, las ventas minoristas de alimentos y abarrotes aumentaron 5.5 por ciento en julio, lo que habla de la solidez del mercado interno. Al menos en este renglón.

salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz

www.entresemana.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: