Murieron antes de nacer

Carlos Ravelo Galindo, afirma: _____________

Don Fausto mil felicidades por sus ciento dos años. Y por la alegría de sus hijos, nietos, bisnietos.

En contraste, le enteramos que el Instituto Nacional Electoral confirmó la muerte de dos nonatos partidos políticos. El de la maestra Elba Esther y de la abogada Margarita.

Deben los allegados aprender la lección. Para bien de México.

 Y dar el responso a los desafortunadamente deudos.

Con el debido respeto, por supuesto.

Lo hacemos cuando leemos a Martín Rodríguez Sánchez, presidente del Consejo Internacional de Empresarios (COINE) hablar sobre la puesta en marcha del nuevo modelo educativo orientado a la educación a distancia.

Establecerá la pauta para los ambientes laborales del futuro, ya que las nuevas generaciones se instruirán bajo esquemas que seguramente se encontrarán en su vida profesional.

Un paréntesis prudente para saber que nos dice una experta, que habla de Francisco Gabilondo Soler, Cri-Cri, el grillito cantor, del que hemos hablado.

          Nos dice doña Rosa Chávez Cárdenas, desde Guadalajara, Jalisco, donde reside, educa, sana, aconseja. Y casi nunca se equivoca la mujer:

Qué bonito recordar las canciones inocentes de Cri-Cri, que me acompañaron en mi niñez, ahora solo quieren juegos de video.

Qué triste lo que están viviendo nuestros niños y jóvenes, los de escuela particular pegados a un aparato.

Otros los de las escuelas públicas en un televisor, bueno los que tienen luz y cuentan con un aparato.

 Bueno dirán esto es mejor que nada.

Sería bueno una encuesta para ver a cuantos niños les gusta esta modalidad.

 Mis nietos, uno inició con la preparatoria y la niña va a tercero de secundaria, está deprimida, extraña ver a sus amigas, las clases de artísticas y el trabajo en equipo.

Para mi hijo fue tensionante lograr que sus hijos se conectaran. El programa de Google que eligieron en su escuela ya no es compatible con las computadoras de mi hijo, que por cierto son Apple.

Como mi hijo sabe de dispositivos tuvo que recurrir a su ingenio para que su hija pudiera acceder a las clases en línea, pero realmente fue una peripecia.

Lo más triste del asunto es que un virus microscópico nos cause tanta incertidumbre y tanto daño a la economía.

También escuché que los propietarios de papelerías, lloran por la pérdida de su negocio, amenazan con cerrarlos por la falta de clientes y los de librerías ya ni se digan, con tan pocos lectores y ahora también los libros los descargan a un menor costo.

Así que este regreso a clases, no hay caminito de la escuela.

A la mayoría ya se le agotó la paciencia, pero, no queda de otra, como dicen los gringos «Take it easy», tomarlo con calma. Concluye doña Rosa.

Y luego de este introito, nuestro amigo Martín Rodríguez subraya que para alcanzar los resultados que se esperan en materia académica y de factor humano, también es importante reducir la desigualdad económica, que le resta oportunidad a muchos mexicanos de acceder a la educación:

 “La fase activa de contagios que prevalece en México obligó a nuestro sistema educativo a recurrir a la enseñanza a distancia.

Hay un gran trabajo por delante para que en conjunto Gobierno e Iniciativa Privada proveamos a los niños y jóvenes de herramientas básicas para su instrucción”.

El también empresario se refirió a la situación que viven las escuelas particulares.

De los 18 mil colegios privados inscritos a la Asociación Nacional de Escuelas Privadas, al menos 12 mil están en riesgo de cerrar.

               A los empresarios inmersos en el sector educativo que son dueños o administran escuelas privadas y se ven en riesgo de cerrar sus instituciones, los invitó a acercarse al COINE, ya que nosotros hemos estado llevando a cabo la reconfiguración de diferentes líneas de negocio, y seguramente, al analizar su situación podrían diseñarse modelos para que vinculados con otros sectores logren salir adelante en esta crisis.

               Y brindar con don Fecal, como también acostumbra, con una,  dos o más, después de la una.

               craveloygalindo@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: