Mundo libre de poliomielitis, sueño posible

 Rosmerys Bernal Piña* ________________

La Habana, (Prensa Latina).-  La certificación de ausencia de poliomielitis en la región de África significa hoy un paso más hacia la anhelada erradicación mundial de esta enfermedad y el sueño de relegarla a los libros de historia.
Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció la ausencia de poliomielitis por virus naturales o salvajes en 47 países de la región africana pertenecientes a la OMS, después de cuatro años sin ningún caso.
Este es uno de los mayores logros de salud pública de nuestra era, que nos alienta sobremanera, expresó el director general de esa organización internacional, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.
Afecta principalmente a menores de cinco años, por lo cual todos los niños que no estén inmunizados corren riesgo.
Esta enfermedad no tiene cura, pero es prevenible mediante la aplicación de una vacuna segura y eficaz, que se puede administrar incluso a niños enfermos y a recién nacidos.
La vacuna antipoliomielítica oral le ofrece a los pequeños la adecuada protección, y si se administra repetidamente los protege de por vida.
Se trata de una enfermedad contagiosa causada por un virus que se transmite de persona a persona principalmente por vía fecal-oral o a través del agua y alimentos contaminados; se multiplica en el intestino, desde donde invade el sistema nervioso y puede causar parálisis irreversible en cuestión de horas.
Los síntomas iniciales son fiebre, cansancio, cefalea, vómitos, rigidez del cuello y dolores en los miembros; mientras algunos enfermos sufren parálisis, a menudo permanente.


De las personas con parálisis, entre el cinco y el 10 por ciento mueren por la inmovilización de los músculos respiratorios que causa el virus, alerta la OMS.
Asimismo, señala que por cada caso de parálisis hay entre 200 y mil niños infectados asintomáticos, lo cual hace difícil detectar y prevenir la circulación del virus.
Con la certificación de ausencia de poliomielitis en África, la organización sanitaria internacional aseguró que cinco de las seis regiones en las cuales están agrupados sus Estados miembros (donde viven más del 90 por ciento de la población mundial) se encuentran ahora libres de poliovirus naturales.
En 1988, durante la 41 Asamblea Mundial de la Salud, se lanzó la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis y desde entonces los casos han disminuido en más del 99 por ciento en todo el orbe.
Las Américas fue la primera región de la OMS en recibir la certificación de estar libre de este mal en 1994, seguida del Pacífico Occidental (2000), Europa (2002), Asia Sudoriental (2014) y África (2020).
El Mediterráneo Oriental es la región endémica de poliomielitis que aún queda en el mundo, por lo que se trabaja en completar su erradicación, específicamente en Afganistán y Pakistán.

MAL SUPERADO EN CUBA
Este es un mal superado en Cuba, primer país en las Américas declarado territorio libre de poliomielitis en 1962.
Datos del Ministerio de Salud Pública de esta nación caribeña reafirman que actualmente toda la población menor de 70 años está protegida contra la enfermedad.
Estudiosos del tema indican que la poliomielitis se detectó por primera vez en este país a finales del siglo XIX entre los residentes de una comunidad de estadounidenses en el municipio especial Isla de la Juventud (antigua Isla de Pinos).
El primer brote de poliomielitis se reportó en 1906 en esa localidad, y la primera epidemia ocurrió en la antigua provincia de Las Villas, en el centro del país, en 1909.
Más tarde, las epidemias se intensificaron y desde 1934 ocurrían brotes cada cuatro o cinco años, acompañadas por alta morbilidad, mortalidad y secuelas de invalidez, principalmente entre los niños.
En la actualidad, la mayor de las Antillas desarrolla cada año la campaña de vacunación antipoliomielítica, mediante la cual se garantiza la inmunización de todos los niños de un mes de nacido y hasta dos años, 11 meses y 29 días; así como una segunda dosis a aquellos que tengan entre 9 años cumplidos y hasta 11 meses y 29 días después.

RIESGOS ANTE LA PANDEMIA POR COVID-19
Este año, otro virus letal amenaza la vida humana, el SARS-CoV-2, causante de la Covid-19.
Desde que se detectaran los primeros casos a finales de 2019 en China, se han reportado más de 24 millones de personas de 185 países con la enfermedad, con una cifra superior a los 800 mil fallecidos; datos que aumentan diariamente
Científicos de todo el orbe trabajan sin descanso en la búsqueda de un candidato vacunal que genere respuesta inmune específica y de larga duración, además de evitar la replicación de este virus.
Aún no existen estudios concluyentes y el riesgo es extremadamente elevado, por lo cual autoridades del mundo insisten en la necesidad de cumplir con el aislamiento y las medidas higiénico-sanitarias, como únicas vías efectivas hasta el momento para contener la propagación.
En este contexto, el desarrollo adecuado de los programas de inmunización como un servicio esencial se ha visto obstaculizado.
«Las vacunas son una de las herramientas más poderosas en la historia de la salud pública (…) pero la pandemia ha puesto en riesgo esas ganancias», lamentó el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, durante la Semana Mundial de la Inmunización en el mes de abril.
Se trata de sufrimientos y muertes evitables causadas a niños que se pierden las vacunas de rutina, las cuales se pueden entregar de manera segura incluso durante la pandemia, agregó.
Especialistas en salud reiteran que la prevención es el método más efectivo contra cualquier enfermedad, de ahí la importancia de la inmunización universal desde edades tempranas para evitar males mayores.
Con esta intervención sanitaria preventiva se salvan anualmente millones de vidas, por lo que está ampliamente reconocida como una de las más costoeficaces y de mejores resultados.
Cuando se interrumpen los servicios de inmunización, incluso por breves períodos durante emergencias, aumenta el riesgo de brotes de enfermedades prevenibles por vacunación.
La OMS resalta que cuando exista una vacuna segura y efectiva contra la Covid-19 será necesario aplicar la experiencia en la erradicación de la poliomielitis.
Los recursos y conocimientos especializados que se emplearon para eliminar esta enfermedad en las diferentes regiones pueden contribuir de manera significativa a la inmunización sistemática contra otras enfermedades prevenibles mediante la vacunación.
El triunfo de la Región de África de la OMS contra la poliomielitis por virus naturales, lo cual es a su vez una victoria mundial, ha demostrado que es posible el sueño de enfrentar juntos los problemas sanitarios del orbe.

* Periodista de la redacción Ciencia y Técnica de Prensa Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: