Maximilian Schachmann amo y señor de la París Niza 2020

Reinaldo Wossaert Silva (*) _________________

La Habana (Prensa Latina).- Pocas veces un ciclista puede mostrar un dominio total en una u otra competencia, así sea la menos exigente, por lo que cuando se disfruta una demostración como la del alemán Maximilian Schachmann en la carrera París-Niza 2020 su valor aumenta.    Schachmann, de la formación Bora-Hansgrohe, llegó a la edición 78 de la llamada “Carrera del Sol” sin mucho bombo, como sí lo hicieron jerarcas del calibre del italiano Vincenso Nibali, el colombiano Nairo Quintana o el francés Thibaut Pinot, por solo citar algunos.

La prueba tenía debía correrse en ocho etapas, pero la rápida expansión de la pandemia Covid-19 obligó a los organizadores a eliminar la última jornada, programada para el 15 de marzo.

Luego del reajuste, en siete jornadas los pedalistas recorrieron mil 102,1 kilómetros sobre terrenos llano, escarpados, de media y alta montaña en los que el hombre del Bora-Hansgrohe mostró su talento y exhibió la camiseta de líder de principio a fin.

Y es que Schachmann ganó la primera fecha corrida sobre 154 kilómetros en la localidad de Plaisir y luego, solo le bastó mantenerse entre los primeros del pelotón para garantizar el éxito que plasmó con tiempo de 27:14.23 horas.

Por detrás quedaron el belga Tiesj Bennot, a 18 segundos y el colombiano Sergio Higuita, tercero a 18 segundos.

Seguidamente se ubicaron el italiano Nibali, el francés Pinot y el también cafetero Quintana, por ese orden.

Con la consecución del trono, Schachmann mostró estar en condiciones de encarar el reto de los mejores exponentes del pelotón internacional en las venideras lides, si es que la pandemia de la Covid-19 más temprano que tarde permite continuar la actividad deportiva.

PARÍS-NIZA: INICIOS, EVOLUCIÓN Y MÁXIMOS GANADORES

Esta carrera por etapas entre la glamurosa ciudad de París y la vistosa Niza, en los Alpes marítimos de Provenza, ha sido históricamente el primer gran escenario para el pelotón internacional.

Desde su primera versión en 1933 hasta la fecha destaca entre los países Francia, con 22 títulos, seguido de Bélgica con 14 victorias e Irlanda que archiva ocho.

Sin embargo en su estreno la París-Niza tuvo como campeón al belga Alphonse Schepers, quien cubrió los mil 257 kilómetros de recorrido en 37:48.07 horas, válidas para aventajar en 2.30 minutos a su compatriota Louis Hardiquest y en 3.13 al local Benoit Faure.

Entonces Schepers se enfundó el jersey de blanco, color que vistieron los punteros de la clasificación general hasta el año 2001.

Un año después los punteros vistieron de amarillo y blanco y finalmente lo hacen solo de amarillo, como lucen los campeones del Tour de Francia.

Durante su trayectoria la Carrera del Sol -por la mejora meteorológica que suele acompañar el tránsito de la prueba del norte al sur del país- contó con la presencia de figuras históricas del ciclismo mundial.

Entre ellos podemos recordar a los anfitriones Jacques Anquetil “El Maestro”, ganador de cinco coronas, Raymond Poulidor (2) y Laurent Jalaber (3).

Asimismo destacaron el mítico pedalista belga Eddy Merckx, para muchos el más grande de todos los tiempos que se impuso en las ediciones de 1969, 1970 y 1971; el suizo Tony Rominger (1991-1994), o el español Miguel Induraín, campeón en las ediciones de 1989 y 1990.

Pero, si todos ellos sobresalieron en su memento, hubo uno que lo hizo todavía más, y ese fue el irlandés Sean Kelly, quien conquistó siete títulos de manera consecutiva entre 1982 y 1987.

Mientras tanto, Latinoamérica tuvo que esperar 81 años y 72 ediciones para que uno de sus exponentes ganara la emblemática carrera, cuando en 2014 el colombiano Carlos Betancur se tituló por delante del portugués Rui Costa y del local Arthur Vichot.

Luego en 2017 se consagró Sergio Luis Henao por delante del astro español Alberto Contador (campeón en 2007) y del velocista irlandés Daniel Martin

Y en 2019 lo consiguió Egan Bernal, quien necesitó 29:17.02 horas para completar los mil 240 kilómetros de trayecto.

Por detrás del escarabajo colombiano, campeón ese año del Tour de Francia, quedaron su compatriota Nairo Quintana a solo 39 segundos y el polaco Michal Kwiatkowski, a 1.03 minutos.

Bernal encabezó además a los jóvenes menores de 23 años de edad; el belga Thomas De Gendt fue primero en la clasificación de montaña y el polaco Kwiatkowski el primero por puntos.

Ahora, cuando apenas restan unos días para el comienzo de la prueba, poco más de 130 pedalistas dan los toques finales a su preparación con un solo objetivo, destronar al talentoso colombiano Egan Bernal.

(*) Periodista de la redacción deportiva de Prensa Latina.