Maletas, Maletas, Maletas…

Luis Carlos Rodríguez González ____________

Maletas, Maletas, Maletas… Y no me refiero a la Selección Nacional de Futbol y los penaltis que le regalan para ganar torneos internacionales, sino a la red de corrupción en el Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” de la Ciudad de México, la cual tiene conexiones con mafias del narcotráfico mexicanas y sudamericanas en la “siembra”, tráfico de drogas y detención de falsas “mulas” para justificar el combate a este delito.

El reciente caso del estudiante mexicano, Óscar Álvaro Montes de Oca quien fue detenido en dicha terminal y  acusado de ser propietario de una maleta con cocaína que no era suya y después de la presión en redes sociales se ordenó su liberación una semana después, destapó la cloaca que desde hace años opera para incriminar a inocentes de traficar droga desde Colombia y otros países de Sudamérica hacia México.

Óscar Álvaro Montes de Oca.
Óscar Álvaro Montes de Oca.

Ya el tema no tiene marcha atrás y se asegura que se está investigando a Policías Federales, funcionarios de líneas aéreas, personal encargado del embarque de maletas e incluso de Aduanas y del Servicio de Administración Tributaria. Esperamos que no sean sólo anuncios mediáticos que se olviden después de otros escándalo nacional.

Una vez que Montes De Oca fue liberado del Penal Federal de Tepic, comentó en entrevista que en los días de reclusión conoció «muchos casos» como el suyo dentro esta cárcel de alta seguridad, por lo que es necesario reabrir muchos de los expedientes, incluso de gente ya sentenciada, que fue víctima de la nueva modalidad de “siembra” de drogas.

Para nadie es un secreto que estas detenciones en el aeropuerto capitalino son difundidas mediáticamente, con boletín de prensa de por medio,  como logros del combate al narcotráfico: “Detienen a mexicano proveniente de Bogotá con medio kilo de cocaína y 10 mil dólares. Ello gracias a las labores de inteligencia y rastreo de drogas de la Policía Federal”.

Sin embargo, en decenas de películas como “María llena eres de gracia” que expone la realidad de las llamadas “mulas” o tráfico hormiga de droga, se evidencia estas detenciones al menudeo de droga sólo buscan ocultar y desviar la atención de los grandes cargamentos que ingresan por los s aeropuertos y son solapadas y  protegidas por policías y funcionarios aduanales.

Eso sólo si hablamos de los casos de mexicanos presos por estos delitos que en muchos casos podrían ser “fabricados”. Pero cuántos extranjeros, sobre todo de origen colombiano, pueden estar purgando condenas de 20 años o más por ser también parte de esta modalidad de “siembra” de drogas. Ellos, por la estigmatización que existe, nadie los defiende de esta fábrica de inventar culpables.

El escándalo ha sido tal que el senador Arturo Zamora Jiménez, a nombre de la bancada del PRI, presentó un punto de acuerdo para que la  Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorte  a la  Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Policía Federal a fortalecer los protocolos y procedimientos de seguridad en los aeropuertos del país, a fin garantizar en todo momento el manejo adecuado del equipaje de los usuarios del transporte aéreo.

También se pide  a  la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a realizar un estudio sobre casos similares que hayan ocurrido en los aeropuertos, aduanas, garitas o puntos de inspección federal o estatal, para efectos de que las instancias correspondientes tomen las medidas de política pública respectivas, que prevengan la ocurrencia de estos lamentables sucesos.

El legislador por Jalisco expone en los argumentos que de no haberse actuado a tiempo en el caso de Montes de Oca se le hubiera podido sentenciar con una pena de 10 a 25 años de prisión, según lo establecido en el artículo 194 del Código Penal Federal.

“Lo más preocupante es que pareciera que no es la primera vez que a una persona inocente se le implica en acusaciones como esta” subrayó el legislador  quien documentó varios casos similares de vuelos procedentes de América del Sur, donde pasajeros mexicanos han sido detenidos y encarcelados por presunto tráfico de drogas con el argumento de la propiedad de maletas que no son de ellos.

Otro caso similar recientemente conocido por la opinión pública, es el de Lilia Angélica López, una estudiante detenida en el AICM el 31 de diciembre de 2014, acusada de intentar ingresar al país en su maleta tres kilos de cocaína.

Y ante ello a los viajeros y turistas sólo nos queda vigilar bien y fotografiar nuestras maletas antes de regresar a nuestro país  y encomendarnos a todos los santos ante la mafia de las maletas, maletas, maletas…del Aeropuerto que cuando no las pierden, las rompen, las saquean o las “siembran”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: