Los universitarios

Los universitarios2

Eugenio Méndez Docurro en la UAA

Héctor de León _______

En los primeros años de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, a pesar de su incipiente infraestructura académica y física, fue visitada por un número importante de funcionarios públicos del primer nivel. Desde luego, una de las más sobresalientes visitas estuvo a cargo del Presidente de México, Luis Echeverría Álvarez, que se convirtió en aquella época en su primer impulsor. La razón es que su modelo educativo impactó por su estructura y organización, muy diferente al modelo que imperaba en las universidades públicas mexicanas.

En los meses de junio y julio de 1977 vino a la UAA un servidor público de reconocido prestigio académico y que, luego de conocer el proyecto, no dudó en brindarle apoyos extraordinarios para acelerar su desarrollo. Este servidor serio, a la vez de atento -no parecía veracruzano-, lo era don Eugenio Méndez Docurro, en aquel tiempo con la responsabilidad de ser coordinador general de Educación Superior, Ciencia y Tecnología de la SEP.

Lo anterior viene a cuento porque el pasado día 23, don Eugenio falleció luego de una fructífera vida de 92 años. Fue director del Instituto Politécnico Nacional y primer director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). En su visita a la UAA, la institución no tenía mucho de qué presumir, salvo su modelo educativo, las primeras construcciones y lo que sería el proyecto general de lo que ya se fraguaba como una hermosa Ciudad Universitaria, la que al poco tiempo habría de detonar el desarrollo urbano del norte de la ciudad.

Don Eugenio no llegó solo a la Universidad, sino que en le acompañaron dos importantes directivos de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES): doctor Rafael Velasco Fernández y licenciado Alfonso Rangel Guerra, éste último un destacado promotor y benefactor de la Universidad, injustamente no reconocido por todo lo que gestionó a favor de la UAA.

Luego de sendas reuniones con los universitarios aguascalentenses y después de un recorrido por el edificio central y los laboratorios que se construían en la Ciudad Universitaria, don Eugenio comprometió el apoyo de la SEP con miras a que la institución no detuviera su plan de crecimiento, subsidio extraordinario que hizo efectivo.

En la celebración del cuarto aniversario de la fundación de la UAA en 1977, don Eugenio escribió en el libro de Visitantes Distinguidos: “En ocasión de otro aniversario de la Universidad, quiero dejar testimonio de mi emocionada felicitación por los criterios que animan su fundación y guían su desarrollo, por el entusiasmo, seriedad, sentido de responsabilidad, optimismo y lucidez que caracterizan a su comunidad, garantía de un futuro sólido y luminoso. En particular mi felicitación, junto a mi agradecimiento a las autoridades, encabezadas con tanta atingencia por el rector Humberto Martínez de León”. (hmdeleon@terra.com.mx)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: