Los tres pilares: Defensa, Fuerza Aérea y Marina

Hoy y siempre es Día del Ejército Nacional.

Enhorabuena.

Y también:

La conclusión es que los pilares de la salud mental más importantes son: 1. El Sueño (la calidad y cantidad). 2. La Actividad Física y 3. La Alimentación.

Puede que tengan buena condición física, pero si padece ansiedad por falta de trabajo, por estar enfrentando el duelo de una pérdida no se sentirá feliz por más que corra un maratón.

Y la mejor explicación la tenemos al leer a la doctora homeópata. Sicóloga y escritora doña Rosa Chávez Cárdenas, desde su consultorio en la Perla Tapatía, así se llama aún a Guadalajara, nos habla de las bases de la salud mental.

Pero antes la reflexión del ingeniero Domingo Beltrán, desde su rancho guajolotero en Iguala, Guerrero:

“Feliz día hoy y siempre, tan solo por la oportunidad diaria de ser, lo demás……casi llega solito.

  Situaciones no tan epidémicas (si vale la comparación) han existido por siempre, obligando casi a diario a muchas personas a emprender de nuevo un proyecto de vida.

Solo de pensar en aquellos lares con guerra civil o conflictos increíbles, me ratifican lo afortunado que soy por lo que tengo y soy…….

Excelente inicio final de su comentario de hoy, hay que saber cuándo correr……saludos”.

Y de doña Rosa:

Los propósitos de año se repiten al inicio de enero, entre la lista de deseos el primero es bajar de peso. Con ansiedad se incorporan a un gimnasio y buscan desesperados la dieta baja en calorías.

 El deseo es ponerse en forma rápidamente, les urge bajar los kilos que subieron en las fiestas de navidad y año nuevo.

Este año es diferente, no solo subieron peso en las fiestas, fue la vida sedentaria por los meses de confinamiento, ya casi un año desde el inicio de la pandemia.

Además, la falta de ejercicio y la ansiedad que produce la psicosis social.

Pero ¿qué hacen por la salud mental?

Tenemos que darle prioridad, cada uno desde su estilo de vida:

Los niños con las clases en línea, los maestros que tuvieron que cambiar la manera de impartir su materia, los que se quedaron sin empleo, los que reciben la mitad de su salario, pero tienen las mismas exigencias y los que perdieron su negocio y no saben que hacer para recuperarse después de años productivos.

 La vida no volverá a ser la misma después de esta tragedia.

La incertidumbre y la psicosis continúan.

Tampoco podemos olvidarnos de los sobrevivientes del Covid y del SARS, esa neumonía de las que pocos se han recuperado.

Debemos compadecernos de los que están en duelo por la pérdida de sus seres queridos.

Parece que nadie nos escapamos de sufrir y su estilo de vida tiene gran impacto en su bienestar y en su salud mental.

Resulta interesante el estudio que llevaron a cabo entre jóvenes, las preguntas estuvieron dirigidas a la salud mental y su estilo de vida en tres pilares básicos: sueño, ejercicio y dieta.

El resultado de la investigación fue publicado en Frontiers in Psychology.

Encuestaron a más de 1,100 jóvenes (entre 18 y 25 años).

         Las preguntas se dirigieron a la calidad y cantidad del sueño, la actividad física y el consumo de alimentos.

El estudio fue minucioso, todo lo que ingieren: las frutas, los alimentos crudos como ensaladas, el tipo de comida rápida, hecha en casa, la cantidad de refrescos, dulces y cuantos vasos beben de agua.

La calidad de sueño resultó ser primordial entre los jóvenes, la mala calidad del sueño demostró ser la causa de los síntomas depresivos y del mal humor.

El siguiente pilar de la salud mental, resultó la actividad física.

La vida sedentaria en el reclutamiento frente a la pantalla ha sido un factor en contra para la falta de actividad física.

La conclusión es que los pilares de la salud mental más importantes son: 1. El Sueño (la calidad y cantidad). 2. La Actividad Física y 3. La Alimentación.

La salud mental y el bienestar, son el resultado de la salud física mental, social y espiritual.

Puede que tengan buena condición física, pero si padece ansiedad por falta de trabajo, por estar enfrentando el duelo de una pérdida no se sentirá feliz por más que corra un maratón.

Hay formas de promover la salud del cerebro como la buena actitud.

 Está demostrado que los pensamientos cambian la fisiología, las personas deprimidas tienen una manera de pensar pesimista y carecen de seguridad y confianza en ellos mismos.

El ejercicio aumenta el flujo sanguíneo al cerebro y estimula el crecimiento de células y produce endorfinas.

Los juegos de mesa como el ajedrez y el dominó mantienen la mente alerta; la mente activa reduce el riesgo de Alzheimer.

En cuanto a la alimentación: el Omega 3, los ácidos grasos están asociados con varios beneficios a la salud.

El DHA es el principal ácido graso poliinsaturado que se encuentra en el cerebro, está relacionado con el buen funcionamiento del cerebro, se encuentra en los mariscos como los pescados de agua fría y el aceite de aguacate.

 La Colina es una vitamina B soluble en agua, mejora la memoria y protege de la senilidad en la vejez, y la encuentran en la yema de huevo, la leche, la soja y las lentejas.

El ácido fólico conocido como vitamina B9 es conocido por el desarrollo fetal, la ingesta en el embarazo puede reducir el riesgo de defectos congénitos.

No es exclusivo para embarazadas, es buena fuente para mejorar la función cognitiva, la capacidad de pensar con claridad y la buena memoria.

Se encuentra en las espinacas, espárragos, en cereales fortificados y en el aguacate.

Como suplemento la sugerencia es un miligramo todos los días.

Preocúpate por invertir en una buena alimentación practicar ejercicio y por conseguir un sueño reparador sin necesidad de recurrir a narcóticos.

craveloygalindo@gmail.com

www.misraicesdigital.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: