Los Tratados nos limitan la tecnología; pero China la comparte con sus aliados

Oposición, sin liderazgos ni propuestas, con candidatos artistas
Juan Manuel Rodríguez ______________

Capítulo III y último

(20-02-21).- El mundo y, desde luego, México, viven uno de los momentos más críticos de su historia, producto de una pandemia cuya tragedia va de acuerdo con el incremento poblacional mundial que va hacia más de 8 mil millones de habitantes.

La inédita crisis nos ha hecho reflexionar sobre la enorme fragilidad humana y la degradación de las costumbres y la necesidad de confraternizar con todos los pueblos y naciones y analizar cuál debe ser la evolución de nuestro comportamiento como individuos y el de nuestras sociedades y gobiernos.

Geográfica e históricamente en nuestro norte se estableció un país de inmigrantes de tendencia expansionista (México. el primero en experimentarla) y que tras la Segunda Guerra Mundial, se autoasignó el título de ser la única potencia de la “era unipolar”. Se le facilitó ese ascenso tras la “Guerra Fría”, por la desintegración de la URSS y una China que, en ese entonces, previo a su ingreso a la Organización Mundial de Comercio (OMC), era de menor potencia económica que México.

La 4T surgió por demanda popular, conscientes de que México exigía una nueva política económica y social, tan deteriorada bajo una Constitución Política que hace un siglo innovó sobre los derechos individuales y que, ahora, irreconocible por tantos “parches” en cien años de reformas promovidas por el interés personal de gobernantes y de sus grupos partidistas asiduos al poder, y que proliferaron ahogándose en la corrupción.

Limitada por autoimpuesta rigidez fiscal en ingreso tributario, más cierre total a mayor deuda pública, el nuevo gobierno buscó la eliminación de la corrupción para obtener recursos, lo cual logró pero fue insuficiente y estancó la economía en el primer año del nuevo régimen y empeoró en el segundo año con el arribo de la pandemia y el cierre de miles de establecimientos que nos dejaron un desplome de menos -8.9%. Dispuestos a lograr un rebote entre 4 y 5.3% este tercer año (como el observado entre el 2º y 3º trimestres de 2020 cuando de una caída de -18% se logró un rebote de más de 12% de crecimiento) pero los ”apagones” eléctricos y al cerrar la llave del gas texano golpearon a la industria nacional, dificultan la recuperación.

La época neoliberal estancó los salarios laborales que nos convirtieron en país maquilador de mano de obra barata (la 4T ha crecido en más de 40% los salarios), ausente de tecnología por los tratados con la vecina potencia, tanto los del siglo pasado donde el petróleo era su blanco favorito, como los dos actuales, TLCAN  y TE-MEC, con pobre visión geopolítica que nos  limitan, no sólo el acceso a la transferencia tecnológica, sino prácticamente condiciona las relaciones comerciales de nuestro país con otras potencias. Las acciones del nuevo régimen es evitar contratos leoninos para evitar abusos como en los ductos hacia el norte o en las energías limpias donde empresas extranjeras todavía piensan que es tiempo “de hacer la América”.

 En cambio la región asiática ya estableció la transferencia tecnológica en la nueva Asociación creada y promovida por China, favoreciendo a los países pequeños de su área, conformando una potencia que pronto acaparará el mayor porcentaje económico mundial.

Estamos en época de elecciones. La abrumadora mayoría de mexicanos redujo el antiguo régimen de burocracia partidista que, ahora difuminado y en estas elecciones, muestra su carencia de liderazgos y sobre todo de ideas, hacen alianzas desesperadas, lanzan candidatos a prominentes artistas destacados, no en política, sino en los espectáculos y en la farándula.  Desde sus precampañas se observa un obsesivo ataque contra la 4T y sus dirigencias, pero una total ausencia de alternativas políticas para mejorar el desarrollo político, económico y social de nuestro país.

Si presentaran las oposiciones, aisladas o en conjunto, un nuevo modelo político-económico realizable, que mejorara como alternativa a la de la 4T, quizá lograrían hacerse escuchar. Pero no hay ideas.

www.mercadointerno.com.mx

www.misraicesdigital.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: