¡López miente!: trabajadores del Metro

.- En el marco del 51 aniversario del STC, denuncian que son despedidos sin justificación alguna, y perseguidos por la “dirección”, solo por reclamar que se respeten sus derechos laborales, a pesar de la intimidación que fueron objeto por la presencia de la fuerza pública.

.- Fue un claro ejemplo de lucha la pacífica marcha-mitin, en comparación a las marchas fifís que “organiza” el sempiterno líder sindical Fernando Espino Arévalo, quien se ha convertido en un “delincuente profesional” sin defender a la base trabajadora.

.- “¡Solución…! ¡Solución…! ¡Solución…! “¡El pueblo unido jamás será vencido!”, fue el cántico principal de los trabajadores manifestantes del Metro.

Blas A. Buendía / Reportero Free Lance ___________________

filtrodedatospoliticos@gmail.com

Es una vil farsa y otra de sus extraordinaria mentiras las que ha venido desarrollando el presidente de la República, en torno a que “respetará” los derechos laborales de los burócratas, cuando en los hechos es todo lo contario.

Trabajadores del Metro de la Ciudad de México, en el marco del 51 aniversario del STC, salieron a manifestarse y acusar que son víctimas del charrismo sindical y la persecución político-laboral por parte de la directora del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Florencia Serranía Soto.

Fue un claro ejemplo de lucha el mitin-marcha de los trabajadores “independientemente organizados” en comparación a las marchas fifís que “celebra” el sempiterno líder sindical Fernando Espino Arévalo, quien se ha convertido en un “delincuente profesional” sin defender a la base trabajadora en general y andarla trayendo como “muerta de hambre” y con salarios de miseria.

A pesar de la intimidación que por un momento se presentó por la presencia de la fuerza pública, al no permitir el paso del contingente de trabajadores por parte de “hombres de traje” con radios de frecuencia contra-espionajes, los demandantes  sustentaron sus dichos que han sido despedidos sin justificación alguna, y perseguidos por la “dirección”, al reclamar que se respeten sus derechos laborales.

Con la ayuda de un altavoz, una trabajadora reprochó al Jefe de Ejecutivo federal, de mantener una cadena de artificios que sólo él se lo cree, construyéndose asimismo “castillos en el aire” o mantener una absurda Pejelandia.

“Lo que pregona el presidente de que no hay represión en este país, es una vil mentira. Hoy, aquí, venimos marchando porque existen compañeros que están siendo despedidos, sancionados y compañeros que están siendo perseguidos tanto por la parte patronal como por sus representantes sindicales”, subrayó.

Hoy –añadió-  hacemos un llamado a las autoridades generales, pero sobre todo a la Secretaría del Trabajo, para que la dirección del STC, cumpla con la nueva reforma laboral donde se establece la libre sindicalización.

Al grito de “¡duro…, duro… duro…!”, los trabajadores del Metro, si bien agradecieron el apoyo conjunto de otras organizaciones afines que también luchan por despojarse del “yugo patronal gubernamental”, el cual indistintamente ha creado estados de incertidumbre, los trabajadores una vez más protestan porque no pueden vivir y menos soportar las vejeces de que vienen siendo víctimas por los descuentos que inconstitucionalmente les aplican en nómina.

La movilización que se inició en las oficinas centrales del STC, localizadas en la calle Delicias, para luego marchar por calles y avenidas para finalmente instalarse en la explanada de la Plaza de la Constitución –al pie de a la entrada de la sede del gobierno de la Ciudad de México-, no reportó incidente alguno.

Pese a ello, entre los trabajadores corrió la noticia que la pandemia del Covid-19, enlutó a muchos hogares de trabajadores del Metro, en un número de medio centenar de empleados, a cuyos deudos “no se les ha pagado nada”, que incluso, el Servicio Médico del STC se halla “en agonía”, y en un plan de total incongruencia pero con visos de fraude, se les sigue cobrando a los trabajadores el seguro de gastos médico de uso particular ya que no se acude al ISSSTE.

Ante las deficiencias que se vienen registrando en la calidad de servicio del Metro de la Ciudad, pidieron que se refuercen las prevenciones y protocolos para la atención de la emergencia sanitaria, que ha costado la vida de miles de personas.

De igual manera, revelaron que en materia de salud, cruzan por un gravísimo problema como es el deterioro de los servicios médicos, con la existencia de la escasez de medicamentos, falta de uniformes, ropa e implementos de trabajo.

Entre sus justas y legítimas demandas, exhortaron a las autoridades gubernamentales que se restablezca los pagos a los que tienen derecho, solo por encontrarse en resguardo domiciliario, en contradicción a lo instruido por la Jefa de Gobierno, Claudia Shenbaum Pardo.

Que finalice la manipulación y coerción contra los trabajadores para que sigan perteneciendo al gremio de preferencia de la empresa, impidiendo la libertad de afiliación a otros sindicatos, toda vez que el del “charro” Fernando Espino Arévalo, más bien parece una “cuna de lobos” y una extensión de la sucursal de la Dirección del Metro, para ejercitar acciones anticonstitucionales como son los comunes despidos sin justificación alguna.

Que se acabe de tajo, la discriminación hacia el personal con calidad laboral de confianza; desconocimiento a lo establecido en el II Acuerdo del Consejo de Administración de 1997; violación en general a los derechos laborales estipulados en el Reglamento que fija las Condiciones Generales de Trabajo del STC y la Ley Federal del Trabajo.

Asimismo, reiteraron que no permitirán que se les siga negando o restringiendo sus derechos laborales adquiridos por muchos años de lucha.

La movilización de los trabajadores del Metro de la Ciudad de México, tuvo una importante caracterización ya que quienes participaron cumplieron con las medidas sanitarias correspondientes para protegerse del Covid-19.

Al llegar a la sede del gobierno, una comisión fue recibida para entablar diálogos que puedan tener un efecto positivo para terminar con todas las arbitrariedades que se han registrado en una de las empresas paraestatales locales más importante de la capital, como es el Metro de la Ciudad de México.

“¡Solución…! ¡Solución…! ¡Solución…! “¡El pueblo unido jamás será vencido!”, fue, entre muchos otros, el cántico principal de los trabajadores manifestantes del Metro, bajo un manto atmosférico nublado, con tendencias de lluvia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: