Libres y arrogantes

Pulso

Eduardo Meraz ______________

Después de escuchar la infinidad de incongruencias, inconsistencias y mentiras contenidas en el mensaje del segundo informe de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, me siento como dicen que deben sentirse Alejandro Gertz Manero y Arturo Zaldívar: libre y arrogante frente a una 4T, que no sabe lo que quiere.

Pero también me preocupa que esta sensación de sentirme libre y arrogante es como consecuencia de que esta fecha nos deja ver a plenitud al pequeño mandatario que tenemos al frente del país –él mismo así lo ha reconocido- cuya mezquindad y soberbia le impiden percatarse de la verdadera dimensión de las crisis que auguran malos tiempos para los mexicanos.

En su recuento de su segundo año de gestión -que a decir de muchos fue una mañanera más-, López Obrador suelta sin ton ni son cifras y datos como si fueran independientes de la acción global del gobierno, pues si se sumaran todos no sólo la totalidad de los mexicanos estaríamos recibiendo sus beneficios, sino también millones que viven en el exterior.

Para muestra un botón: según lo dicho por el primer mandatario, en México existen 23 millones de familias que, al menos, reciben uno de los apoyos oficiales; si estimamos que en promedio cada familia la integran cuatro miembros, quiere decir que -de una u otra forma- 92 millones de mexicanos resultamos beneficiados.

Además, hay que agregar a otros 10 millones de familias que se benefician de las remesas –y que el pequeño gobierno se quiere atribuir como logro- que envían nuestros paisanos del extranjero; es decir, otros 40 millones de compatriotas.

En suma, por estos dos rubros -programas sociales y remesas- todos los mexicanos contamos con recursos para ser felices, felices, felices, ya que el 100 por ciento de las comunidades indígenas y de los más pobres del campo y la ciudad se benefician con al menos uno de los programas sociales.

Según cálculos oficiales, asegura López Obrador, por no permitir la corrupción y por hacer un gobierno austero, hemos podido ahorrar durante nuestra administración alrededor de 560 mil millones de pesos. Monto que apenas si alcanza para cubrir la mitad de las pérdidas que registra Petróleos Mexicanos, que en lo que va de su administración, suma alrededor de 1.3 billones de pesos.

Asegurar que nos ha ido mejor frente a la pandemia, gracias a las acciones de gobierno, en realidad es para ocultar que nuestro país registró una caída superior en más de 50 por ciento a la que registraron los países de la OCDE y de la cual México, España, Italia, Francia y otros forman parte.

Con cerca de 600 mil contagios y 65 mil muertos por Covid-19, y día con día van en aumento, aunque oficialmente se haya domado la pandemia, que nos ubican en los primeros lugares a nivel mundial, es poco creíble que se diga que se ha aplicado una política sanitaria exitosa.

Hablar de homicidios dolosos, violencia y feminicidio, cuya tendencia indica que este año las cifras serán las más altas de la historia, con un acumulado en los dos años de gobierno de cerca de 75 mil muertos, también muestran la pequeñez de gobierno que tenemos para garantizar la seguridad de sus habitantes, que es su principal función.

Ciertamente, las acciones gubernamentales realizadas son expresión de lo que López Obrador ha soñado, diseñado y ofrecido desde hace muchos años: no un gobierno austero, sino pobre; no un estadista, sino un mandatario minimalista, pequeñito en su visión del país y del mundo.

Es obvio que ante la jibarización estructural y mental del gobierno de la 4T, la sociedad mexicana debe, libre y arrogante, rescatar para sí dignidad y libertades.

He dicho.

EFECTO DOMINÓ

Terminar con el bandidaje oficial implica combatir y estigmatizar a los funcionarios y personeros de la 4T que siguen haciendo de las suyas, vía asignaciones directas de contratos, como Manuel Bartlett y familia, Eréndira Sandoval y Familia. se trata de nunca más haya García Lunas ni Píos López Obrador.

eduzarem@gmail.com

www.entresemana.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: