Las culturas más influyentes

Carlos Ravelo Galindo, afirma: ____________

La influencia que ejerce un país, una nación, o más ampliamente un tipo de cultura suele valorarse en función de lo extendido que esté su poder militar, político y económico.

Sin embargo, hay países que llegan lejos e influyen en otros pueblos de otra manera, con la fuerza de la cultura: su comida, su moda o su entrenamiento

Un dominio web estadounidense elaboró recientemente una lista con los países con culturas más influyentes en el mundo, basada no en factores de poder, sino en factores como la percepción que se tiene de ellos en otros países.

El prestigio, la modernidad, la creatividad, la satisfacción y felicidad de los habitantes, el patrimonio artístico o el ocio y entretenimiento.

La mayoría de los 10 primeros colocados están en Europa: Italia, España, Francia y Reino Unido.

También encontramos en la lista países de otros continentes, como Japón (considerado moderno y prestigioso), Brasil (por su población feliz y su entretenimiento) y Estados Unidos (por ser moderno y por su cultura). Y México por su comida.

Presentamos los 5 países con culturas más influyentes del mundo en la actualidad y por qué.

Italia

Con marcas de diseñadores mundialmente conocidos como Valentino, Armani, Versace y Gucci, Italia encabeza la lista con un rotundo 10, tanto por estar a la moda como por ser moderno, a pesar de que es uno de los países con más maravillosos restos conservados del pasado.

¡No podemos pensar en una mejor combinación!

A los italianos nos importa la imagen, verse bien, tienen más cuidado que la mayoría para ir a la moda.

Italia ha tenido un gran impacto en todo lo que tiene que ver con estilo, desde comida, prendas de vestir y complementos, autos hasta muebles. Y qué decir de la mujer.

Francia

Es un país percibido como realmente moderno, prestigioso y a la moda fuera de sus fronteras, y con un toque misterioso y elegante que gusta, un “no sé qué”.

No es extraño que viajeros incluso por lugares muy remotos de Oriente Medio y Asia se encuentren con personas que adoran y se inspiran en la comida, la literatura, el arte o la moda francesa.

 Uno de los embajadores estrella de esta cultura fuera de su entorno es el vino, como el que exportan desde Bordeaux.

Los franceses están extremadamente orgullosos de que su identidad haya sido una de las que ha dado forma al mundo, y esto incluye ser muy celosos de su idioma.

La mayoría de la gente en Francia no habla inglés, o habla mal inglés, pero no les gusta hacerlo.

Estados Unidos

A nivel de entretenimiento, la industria cultural americana es una apisonadora, todos conocemos sus películas, programas pioneros de televisión cuyos formatos son imitados después en otros países, sus series o la música de actualidad globalmente.

Todo ello influye en cómo hablamos, cómo nos vestimos, lo que miramos y quiénes somos.

También deja una gran impronta cultural su sector tecnológico, ya que es hogar de Facebook, Twitter, Google y Amazon, servicios y redes sociales muy populares utilizadas cada día por millones de personas.

               Cómo no mencionar una de las claves de la identidad estadounidense, “el sueño americano”, sobre la posibilidad de soñar más allá de los humildes comienzos, y su gran diversidad geográfica y social.

 España

Fue uno de los mayores imperios, extendido por una vasta geografía, lo cual ha contribuido a que sea aun actualmente la segunda lengua más hablada en el mundo como lengua materna.

La fuerza de sus artistas, películas, televisión y música ayuda a colocarla entre los países líderes en influencia cultural, unido a su carácter tan especial.

Desde el idioma a la religión, la cocina, los festivales y muchos otros aspectos, es fácil encontrar algo con inspiración española al viajar a cualquier parte, especialmente la cultura de las tapas, extendida internacionalmente.

La comida en España es una forma de vida, que va unida a compartir con la familia, amigos o con un grupo de extraños que te rodean, pero con los que por qué no acabar manteniendo una amigable charla.

Este tipo de socialización es clave en un país que pone a la familia y amigos antes qué al trabajo, donde los largos almuerzos y las reuniones familiares son costumbre.

No es extraño oír a un español decir “trabajamos para vivir, no vivimos para trabajar”, y no es extraño ver bares llenos día tras día. cualquier forma

Reino Unido

Ocupa un lugar alto en cuanto a prestigio internacional, y sus residentes están orgullosos de su combinación de ética laboral, creatividad y capacidad de innovación.

Todo ello se ve reflejado en que tienen algunas de las mejores universidades del mundo y un don privilegiado para el emprendimiento.

          A pesar de que muchos de los extranjeros que han ido a vivir a Reino Unido cuentan que no siempre dicen lo que quieren y que hay que aprender a leer entre líneas e interpretar los matices y el lenguaje corporal (por ejemplo “‘no estoy seguro'” a menudo quiere decir ‘no’)

               México

               Nos distinguen por nuestra cordialidad y buen trato. Las playas. Y los mejores tacos de cochinita. Salud.

craveloygalindo@gmail.com