Las claves de anomalías detectadas en gastos del Gobierno mexicano

Centro histórico

.- La peligrosa ‘victoria’ de AMLO sobre el órgano que destapó sus fallas: ¿tanto miedo le tienen todos?.

.- 75% de lo reportado por la Auditoría en cancelación del aeropuerto es erróneo, dice Hacienda.

Crescencio Cárdenas Ayllón _____________

La Auditoria Superior de la Federación (ASF) presentó el sábado pasado, a la Cámara de Diputados, el Informe General de la Cuenta Pública 2019, que audita el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Destacan dos observaciones, una sobre probables irregularidades, de diversas dependencias, por 67 mil 498 millones de pesos y otra por 331 mil 996 millones 517.6 mil pesos, por los costos de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que significa 232% más de lo originalmente previsto.

Cuestionado sobre los resultados de la auditoria a su gobierno, referentes a la cancelación del NAIM, el presidente López Obrador los descalificó con la frase que utiliza para casos incómodos, dijo “Exageran y no solo eso, están mal sus datos, yo tengo otros datos y se va a informar aquí y ojalá lo hagan ellos, los de la Auditoría Superior de la Federación”.

La vigencia y dominio del presidencialismo mexicano, implica que los deseos del presidente son órdenes, así lo interpretan otros poderes, lo que incluye a la ASF que, mediante un comunicado de prensa, horas después de la expresión de López Obrador, reconoció que había inconsistencias en la metodología que aplicó para determinar el costo de la cancelación del aeropuerto de Texcoco, la cual fue menor a lo reportado.

Que la ASF reconozca inconsistencias en su metodología solo implica que cuando proporcione el dato definitivo, sobre el costo de la cancelación del NAIM, no habrá grandes variaciones pues el “otro dato” de López Obrador, podría referirse a lo ya pagado y la observación de la ASF se relaciona con las erogaciones futuras, como el pago de Bonos en Circulación, la terminación anticipada de los contratos suscritos; el pago de intereses de vencimientos futuros, que se contabilizarán si dichos bonos no son rescatados.

El informe presentado por la ASF a la Cámara de Diputados está integrado por mil 358 auditorías sobre la Cuenta Pública 2019. La realizaron contadores y auditores encabezados por David Colmenares Páramo, propuesto por Morena en 2018 para desempeñar esa función, cumplieron con los principios que norman su actividad profesional, además de acatar los ordenamientos para realizar con la revisión del manejo de los recursos públicos.

Para el país es un riesgo alto que los resultados que presenta la ASF sean cuestionados por el presidente López Obrador porque su credibilidad es importante para que esa institución verifique la eficacia, productividad y honestidad en el manejo de los recursos públicos, así como para estimular la transparencia y rendición de cuentas del gobierno federal en su conjunto.

Es preocupante que el presidente López Obrador no acepte los resultados y además solicite a la ASF que aclare los datos que le son incómodos. Pero es más preocupante que una institución con autonomía técnica y de gestión, fundamental para garantizar el Estado de Derecho en el delicado tema de la administración de los recursos públicos, reconozca de manera apresurada sus “inconsistencias metodológicas”, porque con ello auto descalifica su trabajo, con tal de complacer al poderoso de Palacio.

Los resultados de la ASF sirven para que las instituciones rectifiquen sus errores. En el pasado reciente los datos aportados por la auditoria revelaron la llamada “Estafa Maestra”, por medio de la cual se defraudaron miles de millones de pesos, por lo que hoy se encuentra en prisión Rosario Robles Berlanga, exsecretaria en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Que el presidente López Obrador desacredite los resultados de la ASF implica abrir, aún más, la puerta a la opacidad que ya caracteriza a la 4T, como se detalla en el informe que recibieron los diputados.

La realidad del momento indica que el gobierno de presidente López Obrador debe esmerarse en su eficacia en el manejo del dinero público para resolver problemas ancestrales y los de coyuntura que afectan la salud, la economía y la seguridad de los mexicanos.

Todos los días el presidente sale a decir que los de antes eran corruptos, desmantelaron instituciones y robaron a manos llenas. Por contraste, se ubica en el lado opuesto de la ecuación. Su mensaje es que no es igual que los anteriores, sus adversarios, los neoliberales. Por ello, es imperativo no desperdiciar recursos y utilizarlos para salvar vidas, recuperar empleos y la seguridad.

Los datos de la ASF revelan que no hay trasparencia, que no hay eficacia en la administración pública, que el dinero se maneja y entrega a discreción, y que hoy podrían estar en gestación diversos actos de corrupción, como pasó antes.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró irregularidades en proyectos centrales y programas sociales prioritarios del Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, las cuales fueron entregadas el sábado a la Cámara de Diputados. El tercer paquete entregado incluyó 871 nuevos informes de las auditorías realizadas que, sumados a los 487 informes individuales proporcionados en octubre de 2020, sumaron en total 1.358.

En estos informes se reveló, entre otras cosas, que la cancelación del Aeropuerto en Texcoco costó un 232% más de lo estimado inicialmente por el Gobierno mexicano. En su revisión, la ASF detectó que en el Gobierno de López Obrador fueron utilizados de forma irregular 67.498 millones de pesos (3.304 millones de dólares). De éstos, 28.934 millones de pesos (1.416 millones de dólares) corresponden al gasto federalizado, es decir, los recursos que el Gobierno federal transfiere a las entidades federativas y municipios por medio de participaciones, aportaciones federales, subsidios y convenios.

Las instituciones federales que más irregularidades tienen son la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y la Secretaría de Bienestar.

Otra de las anomalías corresponde al programa Jóvenes Construyendo el Futuro, de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, donde se detectaron fallas en la verificación de datos para inscribir a usuarios y duplicidades de registros.

En total, el organismo encontró irregularidades por 57 millones de pesos (2,79 millones de dólares) durante el 2019, de los cuales 51,2 millones (2,5 millones de dólares) se les pagó a jóvenes que estaban estudiando, además 482.400 pesos (23.615 dólares) se otorgaron en becas a 68 personas que ya habían fallecido y 5,3 millones (260.000 dólares) se dieron a empresas de las que no se encontró su existencia.

TREN MAYA.- La ASF pidió que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) aclare 156,1 millones de pesos por el proyecto del Tren Maya, uno de los proyectos prioritario de López Obrador Según el organismo, el Fonatur suscribió dos acuerdos con ONU-Hábitat y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) para asistir en el diseño del proyecto del Tren Maya pero no justificó su participación ni comprobó la evidencia del trabajo. Advirtió que no se han entregado los recursos conforme a lo prometido inicialmente para el proyecto que tiene una inversión de 6.294 millones de dólares.

REFINERÍA DOS BOCAS La ASF refirió que las obras de la Refinería de Dos Bocas se iniciaron cuando aún no se contaba con suficiente información técnica del proyecto por lo que no se tomó en cuenta el riesgo de inundación y erosión del terreno sobre el que se construye.

Además detectó pagos fuera de norma por 75,5 millones de pesos (3,7 millones de dólares) en su construcción lo cual se consideró un daño al erario debido a que se realizaron pagos no aprobados o la falta de correspondencia entre el volumen de material y servicios con el monto erogado durante el avance de la obra en 2019.

GUARDIA NACIONAL  De acuerdo con el informe de la ASF, el Gobierno de López Obrador puso en marcha la Guardia Nacional, el cuerpo de seguridad pública nacido en 2019 y compuesto por policías y militares, con recursos manejados sin reglas claras y en procesos pocos transparentes. Señaló que pese a que se dio un despliegue masivo, no se atendió ninguna lógica criminal ni de incidencia delictiva desde su creación.

Además, indicó que aunque se logró reclutar y desplegar en 2019 a 90.000 elementos, existieron elementos que no cumplieron en totalidad con los requisitos de ingreso ni con la Formación Inicial Policial.

OPACIDAD EN LA SPF La ASF  acusó a la Secretaría de la Función Pública (SFP) de impedirle realizar sus trabajos, ocultar información sobre el estado patrimonial de un líder sindical y mostrar resistencias al proceso de fiscalización; además, señaló que existe discrecionalidad en las investigaciones que realiza. Refirió que se mostraron resistencias al proceso de fiscalización, al no permitir el acceso al equipo auditor a sus instalaciones y archivos, «y sus servidores públicos se negaron a comparecer» ante el organismo.

COMPRA DE MEDICAMENTOS  En cuanto a la compra de medicamentos la ASF detectó anomalías por unos 187.7 millones de pesos (9.19 millones de dólares) en 2019, pese a que López Obrador prometió acabar con la corrupción en dicho sector. Las anomalías se detectaron en instituciones como la Secretaría de Salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), principalmente. (Agencia EFE).

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aseguró que al menos un 75% del monto observado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su revisión a la cancelación del aeropuerto de Texcoco es incorrecto, al considerar que cometió errores básicos de contabilidad financiera.

El titular de Hacienda, Arturo Herrera, se dijo sorprendido por la falta de utilización de “criterios contables básicos y criterios financieros extraordinariamente elementales” en el reporte.

“En toda auditoría puede haber errores, pero este no es el caso. Es difícil de entender proveniente de una organización experimentada. O hay un problema de preparación básica de quien formuló esto o hay un problema de mala fe de quien dio a conocer el reporte”, expuso Herrera en un video.

Herrera explicó que el reporte de la ASF contempla costos que “no existen”, al referirse a los asociados por la liquidación del Fideicomiso de Inversión y Bienes Raíces (Fibra E) a inversionistas del ya cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

“Ninguno de estos costos existe. En primer lugar, como mencioné estos bonos ya habían sido emitidos, de tal forma que ya eran deuda del Estado mexicano. Los bonos fueron emitidos en cuatro series, dos de esas series fueron emitidas en septiembre de 2016, las otras dos series en septiembre de 2017 y finalmente la Fibra fue emitida en marzo de 2018”, detalló el secretario.

Por lo demás, creo que todos estamos bien.

www.entresemana.mx

www.misraiesdigital.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: