La relación de Luis Echeverría con los periodistas

Textos en libertad
José Antonio Aspiros Villagómez _____________

 (Segunda y última parte)

         Este domingo 17 cumplirá 99 años el ex presidente Luis Echeverría Álvarez y, con ese motivo, concluimos los comentarios en torno a algunas de sus relaciones con los periodistas y los medios de información.

Eran, en sus años como gobernante, los tiempos de la lucha ideológica internacional y la guerra fría, y por eso también Notimex, la agencia informativa creada por él, participó como observadora muy activa en el Pool de Agencias de Noticias de los Países No Alineados (Tercer Mundo) y se sumó  a los postulados del Nuevo Orden Informativo Internacional.

Tal vez fue en julio de 1968 cuando, como secretario de Gobernación, Luis Echeverría dijo a un grupo de jóvenes de su equipo de prensa: “Muchachos, el gobierno mexicano va a tener su agencia de noticias. Elijan un local por Insurgentes Sur, y les enviaré el mobiliario (…) Se llamará Notimex y tendrá como lema Imagen de México en el Mundo”. Tal es el testimonio escrito que tenemos de Francisco Fonseca, uno de los fundadores.

Francisco Fonseca.

A los pocos días de creada Notimex en agosto siguiente, Echeverría le envió mobiliario de P.M. Steele, empresa de Julio Hirschfeld que luego fue un alto funcionario echeverrista, y lo mismo hizo cuando el entonces exclusivo Club Primera Plana (sólo para subdirectores de diarios y sus jefes de información y redacción) estrenó oficinas en el Hotel del Prado: le obsequió equipales y muebles coloniales del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías, creado en ese sexenio.

Según uno de los documentos revelados en 2013 por WikiLeaks, en 1976 Echeverría pretendió deshacerse de quien sería su sucesor, José López Portillo, inculpar de ello a la ‘Liga Comunista 23 de Septiembre’ y, “para asegurar su impunidad -dice el material divulgado-, había quitado del camino a la prensa crítica, encarnada por el periódico Excélsior,  provocando la salida de su director Julio Scherer y de un grupo de destacados intelectuales, como el Premio Nobel Octavio Paz”, según publicó el propio diario el 10 de abril de hace ocho años.

Cuando hubo el cisma en ‘El periódico de la vida nacional’, aquel presidente apoyó la fundación en México de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap). Esta nació el 7 de junio de 1976, exactamente la fecha en que aún se celebraba el Día de la Libertad de Prensa por parte de los dueños de los medios en reunión con el gobernante en turno. Y en su declaración de principios, esa organización gremial se definió como “antiimperialista, anticolonialista, popular y democrática”.

Luis Echeverría y algunos periodistas.

Al menos dos de los periodistas de la Felap tuvieron gran cercanía con Echeverría: Luis Suárez y Salvador del Río, quienes inclusive escribieron libros sobre ese gobernante y que en buena medida sustituyeron a las memorias que nunca escribió el ex mandatario. O que no publicó. Carlos Ravelo -ex jefe de información de Excélsior y El Universal y gran camarada- también fue su amigo.

Conocemos además otros datos de cómo se relacionaba Echeverría con los medios. Por ejemplo, cuando ocurrió el avionazo en que perdió la vida el ex presidente del PRI Carlos Alberto Madrazo (1969), desde su escritorio en Gobernación dictó la versión difundida por Notimex. Así lo habría contado en privado el entonces empleado de la agencia Jaime Ancira, quien dijo haber sido testigo de esa llamada al director general.

Y según testimonio del ya fallecido reportero y gran colega Carlos Borbolla, al funcionario no le gustó la cobertura que él hizo para La Prensa de la ocupación de Ciudad Universitaria por parte del Ejército en 1968, y lo puso en su “lista negra”.

Roberto Ramírez Cárdenas, director de ese diario, le confió en 1968 a Borbolla: “Luis (Echeverría) parece el dueño del periódico. Habla todos los días. ‘¿Ya tiene la de ocho de mañana?’, me pregunta siempre para después ‘sugerirme’ cuál debe ser la noticia principal”, relacionada con el movimiento estudiantil. Debemos recordar que de La Prensa salieron los periodistas Fausto Zapata Loredo y Mauro Jiménez Lazcano para irse a la campaña de LEA primero y a su gobierno después.

Y, como también lo narró don Jorge Herrera Valenzuela en su columna “Anécdotas del más longevo y polémico expresidente”, cuando el joven Echeverría iniciaba su carrera política e iba de madrugada por ejemplares a La Prensa (y otros periódicos) para hacer su síntesis diaria, los trabajadores de ese diario lo tuteaban y “a veces se echaba un cafecito con nosotros”, según le platicó un empleado del rotativo. En la actualidad sigue con su costumbre de madrugar. Y nos quedó a deber una entrevista sobre los orígenes de la agencia Notimex para nuestro libro Notimex: la imagen ‘sexenal’ de México en el mundo.

         Ahora que el ex presidente Luis Echeverría Álvarez está por cumplir 99 años, recreamos estos aspectos de su relación con el periodismo, aunque deben ser infinitas las historias que tengan otros colegas al respecto. Que las cuenten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: