La insignia de la corrupción cobarde madreador

Compartimos Viborianus… LUNES 03 MAYO 2021. Sigamos alzando la voz, exigiendo Justicia y Paz.

Victoriano Robles Cruz __________

 Tecleamos esta columnilla consciente de la inminente agresión del perdedor Manuel Alamilla Ceballos. Obviamente queda señalada su responsabilidad. Y desde luego su conducta testimonia su pobreza intelectual, allí arriba no tiene espacio para el sentido común. Asoman de manera muy grotesca sus limitaciones, él ni las conoce, esos límites, espera siempre que otro se las dibuje. ¡Conducta de perdedor!

El sábado por la mañana, este cuatrero y sus compinches, agredieron por la espalda a una persona que se desempeña dentro del gremio periodista: Roberto Trujillo. En el boulevard Bahía de la ciudad de Chetumal como la victima testimonia en su portal de facebook. La cobarde acción, su fechoría fue encubierta inmediatamente por sus cómplices y/o delincuentes. Desnuda el proceder de la caterva de rufianes.

Los perdedores, como el personaje en mención, ni tienen capacidad ni aptitudes para el liderazgo. No trabajan para merecerlo, creen que debe ser así de manera natural. Muy dados a envidiar a los demás, aunque nunca van a reconocerlo ellos mismos. Jamás aceptaran la idea de que los otros pueden tener razón. Para estos perdedores es doloroso, e incluso lesivo, aceptar un error. Tiene una falsa estima, se creen los mejores del mundo, aunque todos conocen su inseguridad. Este comportamiento los lleva a auto exaltarse tanto y sólo demuestra que no saben perder. Los malos perdedores, se engañan a sí mismos. El problema no está en los otros, ni en las circunstancias, sino en su dificultad para aceptar su propia vulnerabilidad y falibilidad.

Los perdedores son dados a la discordia por causa de sus actitudes vinculares limitadoras, como pueden ser: celos, envidias, imposición y conflictividad. El ganador disfruta en presencia de otros, el perdedor se siente amenazado. Su desvalorización lo hace aislarse o mostrarse agresivo y pocas veces cooperativo.

Manuel Alamilla Ceballos, madreador.

Este perdedor es la mejor insignia de la corrupción en el “gobierno del cambio” de Carlos Joaquín. Ha trascendido que los faltantes por comprobar durante su desempeño como Oficial Mayor supera los 300 millones de pesos. La complicidad administrativa del “gobierno del cambio” protege al cobarde perdedor, pues lejos denunciar las anomalías financieras lo encubre. Realizaba el manejo de la denominada “nomina secreta”, de la cual se desconoce a los beneficiarios que, seguramente era el mismo perdedor. Identificado públicamente por sus ilegalidades en los contratos por los uniformes escolares. Por el descarado moche por la adjudicación de transacciones diversas.

En verdad se necesita ser muy estúpido para agredir a un periodista en la vía pública. Al menos que lleves la protección cómplice como sucedió este sábado pasado en el lugar deportivo por excelencia, el boulevard Bahía. Sus limitaciones son enormes y solamente pueden ser útiles a otro atarantado. Para desaparecer recursos públicos puede ser necesario. Es considerado –voz populi- como uno de los nuevos multimillonarios germinados del gobierno de Carlos Joaquín. Este es uno de los personajes que sirven a gobierno del estado, insignia o emblema de la corrupción del “gobierno del cambio”.

Viborita: Ya que andamos tecleando de madreadores, el viernes en nota del Diario de Yucatán intitulada: “El diputado Luis Alegre presiona para que su esposa salga de su hogar”. Nos encontramos con otro perdedor, ni su mujer lo aprecia por esa torpe conducta madreadora. Dice la nota: “La esposa está siendo obligada a abandonar la casa conyugal que compartían en esta ciudad, toda vez que este inmueble, y todos los objetos de valor en su interior, están a nombre de Turquesa Organización, empresa que ya le ha exigido que la abandone”.

Nos parece obvio el proceder por la complicidad del gobierno machista de Carlos Joaquín, el cual de seguro le facilitará el proceso legal para que saque a la esposa del domicilio conyugal y así no afectar el patrimonio del insigne madreador. ¡Ya veremos!

PD.- “Trotski describió en una ocasión a los perdedores como los consignados «al cubo de la basura de la historia»*. Lev Davídovich Bronstein (1879-1940) político y revolucionario ruso.

www.facebook.com/viborianuscolumna

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

www.misraicesdigital.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: