La ingratitud es la esencia de la vileza

Carlos Ravelo Galindo, afirma: _____________

Es cierto que la vida nos lleva a muchos a vivir volcados hacia el exterior, los ruidos, las prisas y la agitación.

También a muchos nos cuesta meternos en nuestra propia interioridad.

Es el miedo a encontrarse con uno mismo, con su propio vacío interior o la mediocridad.

Nos encierra en nosotros mismos e impide ser mas sensibles a los sufrimientos, necesidades y problemas, incluso de aquellos que decimos querer más.

En una frase: la ingratitud es la esencia de la vileza.

Todo lo anterior nos permite recurrir a otro pensador.

El filósofo Immanuel Kant es autor de la Edad de la Razón, también conocida como la Edad de la Ilustración.

Se extendió por toda Europa durante los siglos XVII y XVIII y fue encabezada por pensadores inmortales como Voltaire, John Locke, Jean-Jacques Rousseau y Adam Smith.

La lista de estas figuras con visión de futuro no estaría completa sin el filósofo alemán Immanuel Kant, cuyos pensamientos sobre la vida, el arte y la ética han influido enormemente en la filosofía moderna, la democracia y especialmente en nuestra vida y acciones cotidianas.

 La mayor contribución de Kant al campo de la filosofía moral fue su capacidad para enmarcar una doctrina religiosa conocida en una regla que pueda ser utilizada por todos,

 independientemente de sus creencias religiosas: su idea de un imperativo categórico que establece que todas nuestras acciones deben ser tales como desearía que todas las demás personas actuaran con todas las demás personas.

Dicho esto, esta no fue la única idea sabia, que el filósofo pronunció a lo largo de su prolífica carrera, y se pueden extraer muchas perlas de sabiduría de sus obras escritas.

Compartimos frases de sabiduría invaluables pronunciadas por Immanuel Kant, como reglas para la felicidad:

Algo que hacer, alguien a quien amar, algo que esperar.

 No somos ricos por lo que poseemos, sino por lo que podemos prescindir.

 Vive tu vida como si cada uno de tus actos se convirtiera en una ley universal.

 ¡Atrévete a saber! ¡Ten el coraje de usar su propia inteligencia!

Siempre debes actuar de una manera mediante la cual tu principio pueda convertirse en una ley segura para el resto del mundo.

 Entonces, ¿cómo se debe buscar la perfección? ¿Dónde está nuestra esperanza? En la educación, y en nada más.

 La ciencia es conocimiento organizado. La sabiduría es vida organizada.

 La felicidad no es un ideal de la razón, sino de la imaginación.

 Los pensamientos sin contenido están vacíos, las intuiciones sin conceptos son ciegas.

Mira de cerca. Lo bello puede ser pequeño.

Cuanto más ocupados estamos, más agudamente sentimos que vivimos, más conscientes somos de la vida.

Porque la ingratitud, como titulamos el comentario, es la esencia de la vileza.

craveloygalindo@gmail.com

www.misraicesdigital.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: