La educación es prioridad

Es la que puede acabar con las grandes desigualdades

.- Raúl Silva Pérezchica, director del Instituto de Educación, advierte que si bien el desarrollo económico es fundamental, resulta insuficiente para garantizar la reducción de las carencias y que la pobreza es una negación de las oportunidades y opciones básicas para el desarrollo humano.

Heriberto Bonilla Barrón ___________________

Los países que más han avanzado han demostrado que la llave de acceso al desarrollo es la educación, por su enorme capacidad para promover el crecimiento y la estabilidad política al ayudar a superar diferencias sociales, culturales y de privilegio, y asegurar una mayor igualdad de oportunidades, afirmó el director del Instituto de Educación , Raúl Silva Pérezchica, quien dijo que el sistema educativo de Aguascalientes está dirigido a la educación de calidad para acabar con las desigualdades sociales.

En entrevista con FUERZA AGUASCALIENTES y con Mis Raíces Digital, destacó que el desarrollo implica el acceso a la educación, a los alimentos, a los servicios de salud, a la vivienda, al empleo y a una justa distribución del ingreso, por lo que en la comprensión del proceso de desarrollo hay que ponderar la cooperación y la difusión de las libertades y las capacidades.

El director del Instituto de Educación dijo que si bien el desarrollo económico es fundamental, resulta insuficiente para garantizar la reducción de las carencias y que la pobreza es una negación de las oportunidades y las opciones básicas para el desarrollo humano, así como la ausencia de determinadas capacidades elementales para realizarse

Educar a las personas e integrarlas en la fuerza laboral, por ejemplo, es especialmente importante para quebrar el círculo vicioso de la pobreza, señalando que muchos estudios alrededor del mundo, muestran que los bajos rendimientos del sistema educativo son uno de los indicadores estadísticos más fiables que tienen que ver con los grandes rezagos que se siguen enfrentando.

Silva Pérezchica afirmó que cuando la educación no funciona, por los recurrentes cambios sexenales, la desigualdad crece y se perpetúa de generación en generación.

Dio a conocer que en Aguascalientes se están impulsando todos los factores que se necesitan para generar un círculo virtuoso: a mayor nivel de riqueza, mejores resultados educativos y viceversa, indicando que lo contrario también es cierto: la pobreza tiene una relación directa con la educación.

Para participar y competir en el mundo globalizado, las naciones deben tener una gran capacidad de conocimiento –es decir, capital humano, científico y tecnológico–, algo prácticamente imposible sin un sistema educativo de primera línea como el que se está impulsando en Aguascalientes, señalando que quien se quede rezagado, pagará con una caída –drástica o leve, según su esfuerzo– de sus niveles de vida debido a la deslocalización industrial, lo que no depende tanto de los costes laborales sino de la escala y el crecimiento potencial del mercado, y la capacitación de su fuerza laboral.

Advirtió que sin gente con altos niveles de educación, Aguascalientes y México  no podrán competir en la nueva era de la economía del conocimiento, donde los productos de alta tecnología –desde programas de software hasta patentes de la industria farmacéutica– se cotizan mucho más en los mercados mundiales que las materias primas o las manufacturas con poco valor agregado, de allí que el gran reto es no solo elevar el nivel educativo sino también que las Universidades apunten hoy hacia la creación de científicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: