La autocracia ha postrado a la CDMX en un enorme centro de actividades ilícitas: SUTAUR-100

.- La R-100 ha padecido más de tres quinquenios de un genocidio y masacre obrera interminables, que es el sello-reflejo de los gobiernos de derecha e izquierda. 

.- El paisaje mexicano huele a sangre, como dirían los literatos, la caja de pandora que representa el GCDMX, éste ha tolerado la creación de un sistema político antidemocrático, autoritario, impune y corrupto, en pocas palabras, es la más pura expresión del canibalismo revolucionario.

Blas A. Buendía * _______________

Al reiterar su demanda a Andrés Manuel López Obrador y a la doctora Claudia Sheinbaum Pardo, para resolver en definitiva el conflicto laboral más longevo de México, como es el de la quiebra de ex Ruta 100, el Sindicato Único de Trabajadores de  Autotransportes Urbanos de Pasajeros Ruta-100, les hizo un llamado porque hoy, por enésima ocasión, tienen la oportunidad de demostrar que de verdad están luchando por una verdadera transformación de nuestra sociedad.

“Queremos ver si cumplen sus compromisos. Queremos ver la diferencia entre los gobiernos anteriores porque no quisiéramos llevarnos la decepción de que van a ser más de lo mismo. Es el momento de demostrar su verdadera convicción social y resolver el conflicto de la R-100 que lleva 26 años sin solución. Lamentablemente, la Ciudad de México se ha convertido en un centro de actividades ilícitas gracias a la autocracia que la gobierna”, sentenció a través de un comunicado.

La tragedia humana…

Impunidad, complicidad y una patética omisión justiciera, han esclavizado a la ex Ruta 100 en el marco de la autocracia de los gobiernos de “izquierda” en México, el movimiento insurgente laboral de esta central camionera que fue orgullo de México y América Latina, se ha enfrentado con sádicos alquimistas de todos los colores partidistas.

¿Quién se ha beneficiado por más de veinticinco años con la prestación del servicio y las ganancias de la producción de las empresas de Grupo Metropolitano del Transporte?, preguntó el líder moral de este grupo de trabajadores decaídos a través del tiempo, Jorge Cuellar Valdez, para enumerar un breve historial.

1.- El entonces gobierno del Distrito Federal, al ahorrarse el subsidio del transporte público que está obligado a dar en 45 rutas de la Ciudad de México, esto quiere decir que los trabajadores con nuestra inversión hemos venido subsidiando el transporte de la capital de la República, con nuestra inversión durante 25 años.

2.- Los habitantes de esta gran metrópoli, que reciben un servicio de transporte público desde hace más de 25 años, es gracias por la inversión que hicimos los trabajadores de la ex Ruta-100.

3.- Los multimillonarios gánsters traidores-defraudadores Gabino Camacho Barrera y Ricardo Barco López protegidos, apadrinados y premiados por el gobierno local, con la entrega de  dos líneas más del Metrobus del Eje 4 Sur Xola, y del Eje 6 Norte Montevideo-Aragón, con dinero lavado del fraude y la traición del cual fuimos objeto los trabajadores de Ruta-100.

 Para Cuellar Valdez, los trabajadores de la R-100 que fueron traicionados, defraudados y despojados de las empresas de GMT por los gángsters protegidos  por el Gobierno de la Gran Ciudad, y que invertimos nuestra liquidación laboral para comprar el parque vehicular de 547 autobuses y 500 taxis, hasta ahora no tenemos ningún beneficio.

Tras responsabilizar a las autoridades del gobierno de la Ciudad de México de las acciones que ejerzamos a fin de que nuestros derechos sean restituidos, hizo un atento llamado a la sociedad: “¡Pueblo de México, esperamos tu comprensión y solidaridad en este problema que data de más de 26 años sin resolver!

“Tenemos como saldo más de dos mil compañeros muertos y otro tanto, discapacitados, lisiados y en condiciones de pobreza extrema, contrastando gravemente con la vida de lujos que tienen los defraudadores y protegidos de los gobiernos en turno de la CDMX, toda vez que el pulpo camionero ha ampliado sus caminos y de infraestructura, es decir, en las líneas del Metrobus cuentan con 200 camiones articulados, más en un claro desvío de recursos y lavado de dinero en una clara actitud de cinismo, complicidades y tráfico de influencias.

El líder Cuellar precisó que este 8 de abril de año 2021, la Ciudad de México “festejara” uno de los actos más repugnantes en materia de justicia ya que el interminable conflicto de la ex Ruta 100, cumplirá 26 años de una larga lucha que no ha visto qué autoridad honesta y transparente alguna, pudiera destruir por completo las acciones gansteriles que encabezan los presuntos ladrones de cuello blanco Ricardo Barco López y Gabino Camacho Barrera.

El líder camionero del SUTAUR-100, Jorge Cuellar Valdez, en el marco de un mitin celebrado en el Hemiciclo a Juárez, alertó por igual, que la seguridad de la sociedad civil cada día se ve abrumada en un hoyanco de inseguridad sin fondo, en el cual participan en medio de una arquitectura de complicidades, funcionarios del gobierno de la capital del país.

A lo largo de todo este tiempo –apuntó Cuellar Valdez- los gobiernos capitalinos, entre los que se correlacionan políticos en primera instancia, han permitido que siga campeando los actos de impunidad, complicidad y una patética omisión justiciera por parte de la Fiscalía General de Justicia capitalina y el TSJCDMX, desde donde se atribuyen las interminables puñaladas traperas y traidoras a la clase trabajadora, es decir, que también se han mezclado por el simple hecho que la capital de la república mexicana sea la sede del centro de todas las actividades ilícitas.

“La autocracia de los gobiernos de izquierda  que gobiernan la Ciudad de México –subrayó- que con un poder ilimitado fehacientemente se ha detectado que la democracia quedó en los libros de texto, ese calificativo, sin embargo, ha caído en desuso y solo se utiliza como sinónimo de tiranía. Algunas de las condiciones que preceden a la autocracia son: injusticia social, pobreza y un alto nivel de desempleo, entre otras”, subrayó.

Y aseveró: “La terrible dictadura de todos colores partidistas de los gobiernos en turno de la Ciudad de México, la historia maniquea entre buenos y malos, la heroicidad del hombre que busca a como dé lugar la desmitificación de la historia de impunidad, lamentablemente han permitido que haya reacciones encontradas, rechazos, decepciones y enojos en el conflicto de la ex R-100.

“El paisaje mexicano huele a sangre, como dirían los literatos, la caja de pandora que representa el GCDMX, éste ha tolerado la creación de un sistema político antidemocrático, autoritario, impune y corrupto, en pocas palabras, es la más pura expresión del canibalismo revolucionario”, afirma Cuellar Valdez.

Prosiguió: “A 26 años de iniciada la ejemplar, ilustre e intensa lucha del sutaur-100, éste sigue deambulando entre la oscuridad, la opresión y las convulsiones antidemocráticas en materia laboral, ya que en estos últimos tres lustros han sido los terribles años de las administraciones de gobierno de izquierda cínicos y corruptos, cuando sus dirigentes ‘morales’ lo descalifican cuando tienen no solo la paja en el ojo, sino una enorme viga de la deshonestidad”.

El sistema represivo de los gobiernos de izquierda de la CDMX –aseveró Cuellar- siempre respondió con autoritarismo y represión en contra de luchadores de las clases sociales. Nos metió dos veces al Reclusorio Oriente (tres años) durante la administración del oclócrata Andrés Manuel López Obrador, y otro año en el Reclusorio Norte.

“Al igual que muchos otros vicios del sistema político –corrupción, simulación e impunidad-, se han ventilado en las mesas políticas del SUTAUR-GCDMX discusiones absurdas, los gritos desaforados, justicieros y violentos, para incurrir paradójicamente en evoluciones egregias.

“Defendiendo con pasión sus argumentos, el SUTAUR-100 ha tenido también que sortear la parafernalia oficialista con factores sorpresa, con guardias de corps, en medio de una conspiración que involucra a autoridades políticas hasta llegar con los derroteros de la violencia.

“Una fuerza de espíritu es lo que domina en lo alto del corazón de los ex ruteros de la 100 -afirma Jorge Cuellar Valdez- acusando que el GCDMX también ha buscado hacer perder a los sutaures en el limbo de la pobreza y la marginación; nos hallamos en la antítesis del desarrollo con las administraciones corruptas emanadas de partidos de una izquierda falaz”, sentenció.

Y remachó: “La pobreza, la explotación, la sumisión –ciertamente lacerantes-, no eran privativas de sus antepasados, representaba problemas que asolaban a toda la estructura del SUTAUR-100, enarbolada por Ricardo Barco y Gabino Camacho, quienes estructuraron una carrera del desorden, de vicios y miseria con el cobijo de la inmunidad.

“La infame ‘fusilería de los consejos de guerra’ (llámese-FGJCDMX), cuan bestia feroz, la ex r-100 ha tenido que desafiar al tú por tú durante su cruzada, ver ondear la bandera de la democracia laboral y esgrimir el respeto de las leyes en la materia”.

Reconoce el líder de los ex ruteros que han sido “estériles avances en la solución del conflicto de la ex r-100”, pero aclara que “el canibalismo contrariamente a la tesis de los movimientos de izquierda del mundo, están en contra de movimientos insurgentes laborales y donde se han enfrentado con sádicos alquimistas anti obreros”.

“El gobierno de izquierda de la Ciudad de México –insistió- está aplicando estrategias maquiavélicas de derecha para exterminar el movimiento de Ruta-100 “y no pagar lo que nos descontó de nuestra liquidación laboral”, puso du dedo flamígero Jorge Cuellar Valdez, en contra de todos esos funcionarios deshonestos que han ocupado cargos importantes dentro de la administración de la ciudad.

La estrategia maquiavélica –dijo- se denomina “divide y vencerás”, aplicando su inigualable estrategia de “infiltrar, dividir, provocar y reprimir”.

1.- La FGJCDMX, ataca e intimida a la Comisión Liquidadora para amedrentar y que ya no siga metiendo demandas para reclamar los derechos de los 6977 inversionistas del fideicomiso F/100-7 y de 12004 derechosos de los convenios políticos pendientes de cumplimiento por el GCDMX.

2.- Las medidas distractoras, el merolico y guiñapo del Cheche, que encabeza un absurdo grupo de contrainsurgencia que conforme a sus calidades de sus desplantes, reciben sobornos tanto del GCDMX como de los defraudadores. Es decir, esos mercenarios de la ex Ruta-100, son calificados por esta comunidad camionera como “viles chacales”,  toda vez que han actuado facciosamente en contra de la Comisión Liquidadora, con la finalidad de entorpecer los avances de las negociaciones.

3.- Mientras Ricardo Barco y Gabino Camacho saquean los recursos propiedad de los trabajadores (llámese empresas productivas de GMT y líneas del Metrobus y el patrimonio sindical, esa dupla de ladrones, al servicio de la jefa de gobierno, clandestinamente acuerdan negocios para el cambio del parque vehicular de Grupo Metropolitano del Transporte y líneas del Metrobús, estructuradas con el dinero de los trabajadores inversionistas de R-100.

En este tenor, incansablemente claman los ex choferes de la ex R-100 que cese esa lucha salvaje y fratricida que ha consumido a varias generaciones de los sutaures, en las ínsulas del martirio, y lo peor del caso, tolerar el más desgarrador incumplimiento de los acuerdos políticos del GCDMX, que pareciera que le apuesta más a un gobierno para ejecutar todo tipo de ilegalidades, sin respetar el marco de la ley.

Porque -aseveró Cuellar Valdez- está pendiente un acto de justicia que al paso de 26 años, muchos trabajadores de la ex R-100 han fallecido por causas naturales, “sin haber visto cristalizar su anhelo y esfuerzo netamente económico y justiciero”.

Si bien es cierto que “México es el país de las desigualdades”, Cuellar Valdez estableció que la anarquía izquierdista ha impuesto criterios para confinar y a yacer en las sombras del olvido al movimiento justiciero y laboral de la ex R-100, es decir –dijo- “la justicia histórica ha sido estoicamente doblegada por la impunidad fidedigna, haciendo caer a la Ciudad de México en la frisa, es decir, en el más estricto ángulo peyorativo”.

Desde el pedregoso camino y al pie de la Plaza de la Constitución, la ex R-100 seguirá dándose cita a cumplir con su ritual de lucha hasta no ver caer la villanía de los traidores capos mafiosos protegidos por el GCDMX, Ricardo Barco y Gabino Camacho.

Esos dos hampones –sentenció- pertenecen a esa declarada “galería de ladrones”, porque han amasado extraordinarias fortunas gracias a la impericia del GCDMX. “La dupla Barco-Camacho, se ha transformado en un ancla llena de mentiras, de deshonestidades y de acciones que rayan en el cinismo, por el simple hecho de que el gobierno de la ciudad protege a calificados delincuentes de cuello blanco”.

La cruzada democrática laboral del sutaur-100 –refirió- seguirá con su resoplido de lucha: ‘¡Si no hay justicia, no habrá paz!”, porque –puntualizó Cuellar Valdez-, “el GCDMX no tiene empacho y mucho menos verse impedido en seguir humillando directamente a los trabajadores, induciendo y financiando una guerra de calumnias, particularmente en contra de la integridad moral de los dirigentes del SUTAUR-100 que se atreven a exigir justicia.

Y cuestionó:

¿Acaso es tolerable que después de 26 años de genocidio y de masacre obrera de soportar la desintegración familiar, el hambre, la marginación y la exclusión social, autoridades y delincuentes protegidos que son los causantes de esta tragedia humana, esperen que nos quedemos callados y estáticos padeciendo el latrocinio infringido?

¿Acaso es tolerable que quien nos traicionó, robo y humilló, hoy nos quieran dar lecciones de moralidad.

¿Acaso esperan que olvidemos su traición su codicia y su sanguinaria actitud?

“Ya no recuerdan traidores sus atrocidades estalinistas, despotismo y ferocidad en contra de los trabajadores y nuestras familias, que les dimos poder y riqueza ilimitados para que después lo utilizaran en contra nuestra de la manera más sanguinaria, su ceguera es admirable, su hipocresía criminal, su bajeza formidable”, pronunció.

Puntualizó: Las autoridades cuanto más finjan y no escuchar nuestro clamor de justicia, no cederemos ni un paso atrás que, sin embargo,  la fuerza más poderosa del universo, más allá de la fuerza nuclear, está la fuerza de voluntad de los seres humanos. Seguiremos luchando hasta lograr la justicia y el respeto a nuestros derechos humanos, políticos y sociales.

“Para nosotros los traicionados, defraudados, despojados e ignorados trabajadores  de ex Ruta-100, solo comprenderemos que en realidad existe un cambio de régimen que pugna por la Cuarta Transformación de nuestro país, cuando los nuevos gobiernos local y federal acaben con la impunidad, la injusticia y la corrupción en el conflicto de intereses y compra-venta de voluntades y conciencias, estos fenómenos antisociales nos vienen afectando desde hace 26 años. Porque solo demandamos que se nos haga justicia resarciéndonos los que nos quitaron, porque es el reflejo de la honradez de nuestro esfuerzo de muchos años”, concluyó.

Reportero Free Lance *

filtrodedatospoliticos@gmail.com

www.misraicesdigital.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: