Italia, Proyecto Oxígeno a favor del medio ambiente

Silvia Martínez* _______________

Roma (Prensa Latina).- Lacio es una de las 20 regiones que conforman Italia, cuya capital del país y de la región es Roma, el segundo territorio más poblado, después de Lombardía.

Ubicada al centro de la península, con algo más de 17 mil 200 kilómetros cuadrados, Lacio se extiende desde los Apeninos hasta el mar Tirreno, limítrofe con el mar Tirreno y al norte con Toscana y Umbría.

Bañada por el Tíber de un extremo a otro, suslagos, termas y colinas verdes le proporcionan a esta región una singular belleza natural, cuidada y enriquecida por la mano del hombre.

Muchos registros dan cuenta de la gran variedad de parques, reservas y otras áreas naturales protegidas de esta región como los parques nacionales de los Abruzos, el del Circeo, del Gran Sasso y Montes de la Laga y la reserva natural regional TorCaldara.

Ellos explican el gran interés de la región por promover una gran sensibilidad ciudadana a favor de la conservación del territorio y de hacer crecer su gran patrimonio natural.

Proyecto Oxigeno.

Plantar seis millones de árboles, uno por cada ciudadano, para frenar el cambio climático, compensar las emisiones de CO2 y proteger la biodiversidad caracterizan el Proyecto Oxigeno que se desarrolla en ese territorio para el cual fueron aprobadas la inversión de 12 millones de euros.

Desde este año, la administración de Lacio asignará cuatro millones anuales durante tres años, para la compra de plantas nativas adicionales y la gestión general del proyecto.

La iniciativa tuvo una fase operativa el 21 de noviembre pasado, Día Nacional de los Árboles, cuando se sembraron 30 mil árboles y arbustos procedentes del Vivero del Parque Regional Monti Aurunci.

Esa mañana, el primero fue plantado en Monte Ciocci, en el Parque Monte Mario, entre las áreas protegidas regionales gestionadas por RomaNatura.

Roberto Scacchi, presidente de la asociación Legambiente Lacio, destacó entonces que el Proyecto Oxigeno “es lo mejor que podemos hacer para ayudar al aire, la salud, el medio ambiente” y ponderó que la iniciativa comenzara precisamente el Día Nacional del Árbol, según describió www.romatoday.it.

Ello, apuntó,  “le da cuerpo y sustancia a la transformación verde, a la lucha contra las emisiones que cambian el clima, la adaptación del territorio al cambio climático y más”.

Para Scacchi, este nuevo compromiso, junto a la ley que estableció el Festival Regional de Árboles, a través del cual se suministran árboles a quienes lo solicitan, son tan positivos como indispensables para el territorio…”.

Con la plantación de seis millones de árboles, que se hará en 250 lugares de la región,  se propiciará la captura de 240 mil toneladas de dióxido de carbono, sostienen los promotores de la iniciativa, la cual surgió también inspirada en la triste realidad de ver los incendios forestales en la selva amazónica.

El presidente de la región, Nicola Zingaretti, comentó al respecto que además de la belleza que proporcionan los espacios verdes, en contraste con las áreas donde solo hay concreto, sembrar árboles tiene que ver con el futuro de la vida.

“El aire está cada vez más contaminado y se necesita un cambio y esta idea va en esa dirección, teníamos y queríamos hacer algo”, dijo en torno al proyecto, a través del cual se pretende hacer de Lacio la región de la sostenibilidad.

El propósito, de hecho, es doble. Queremos hacer un llamado al compromiso, pero también a despertar la conciencia de los particulares. La esperanza es desencadenar un proceso virtuoso”, afirmó el también secretario nacional del Partido Democrático.

Por lo tanto, añadió, cualquiera puede contribuir, desde grandes empresas, institutos privados, ciudadanos simples hasta fundaciones y asociaciones; el objetivo es, precisó, “tratar de dejar a las nuevas generaciones una tierra más sostenible y más limpia.

Para la vicepresidenta regional, DanieleLeodori, igual el 2019 fue un año en el que el tema ambiental se hizo predominante en la agenda pública y política; recordó en tal sentido el movimiento de los jóvenes liderados por Greta Thunberg y explicó que “depende de nosotros, las instituciones, captar estas señales y no dejar que el entusiasmo de los jóvenes se desperdicie”.

Las plantaciones, en todo el territorio, dentro y fuera de los centros urbanos previstas hasta 2022, ocuparán unas 30 mil hectáreas y se harán en lugares y estructuras de competencia regional, como escuelas y hospitales públicos, y se extenderán a  universidades, centros para ancianos, instituciones y áreas culturales, parques, reservas y monumentos naturales, entre otros.

Los árboles -detalló www.regione.lazio.it – serán plantados por el personal de las Áreas Naturales Protegidas de Lacio y las asociaciones de protección civil. Técnicos, agrónomos y forestales de la región del Lacio coordinarán los trabajos.

Con el debido respeto a las especificidades de cada territorio, los árboles elegidos son de plantas nacidas de semillas autóctonas y cultivadas en el territorio gracias a la colaboración del Vivero Monti Aurunci.

Se argumentó que se tratan de plantas pequeñas que se arraigan mejor en el suelo; en las zonas costeras se sembrarán plantas de hoja perenne como el alcornoque, la encina y el madroño; en las colinas estarán los arboles típicos del paisaje regional, además de robles y arce menor o arce campestre.

Mientras en las montañas  estarán las especies resistentes al frío como el fagus y el fresno de montaña (Eucalyptusregnans).

Tan encomiable labor la desarrollan voluntarios de las Asociaciones de Protección Civil y el  personal de las Áreas Naturales Protegidas de Lacio con el apoyo de técnicos, agrónomos y forestales, quienes asumen, además de plantar, la producción de 100 mil nuevas plantas por trimestre.

El ciudadano que lo desee puede convertirse en protagonista de esta contienda, la cual  involucra a las entidades vinculadas a la región y también convoca a partes privadas;  grandes empresas, institutos privados, fundaciones, entre otros,  para que contribuyan con el proyecto a favor de un Lacio más sostenible y más limpio.

Este proyecto es parte del plan integral  Lacio Green el cual agrupa las estrategias de la región para la protección del medio ambiente, la lucha contra la contaminación y el apoyo a la economía circular.

Además, la iniciativa se entronca en la ruta educativa regional dirigida a brindar a los jóvenes herramientas de conocimiento útiles para que sean protagonistas de los procesos de desarrollo de los territorios a la luz de los desafíos que plantea el cambio climático y la sostenibilidad ambiental en general.

Existe, además, para ello un Catálogo regional de intervenciones de acompañamiento para que los jóvenes respeten el medio ambiente y apoyen el desafío del cambio climático”.

Zingaretti consideró que ‘Ossigeno’, es un “plan de plantación de árboles más grande de toda Italia, quizás en Europa”.

Se llama ‘Ossigeno’, explicó, porque es la palabra más natural que se nos ocurre para pensar en la vida, el oxígeno es el elemento más importante para la calidad de vida y continuar viviendo en este planeta”.

En otras de sus alusiones al tema Zingaretti argumentó que la emergencia del coronavirus marcó un nuevo tiempo, durante el cual el medio ambiente y los espacios verdes constituyen punto crucial, necesario y vital.

En igual sentido la concejala de Agricultura, Promoción de la Cadena de Suministro y Cultura de Alimentos, Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Región del Lacio, EnricaOnorati, apuntó que “nuestro proyecto Ossigeno comenzó en un período en el que la pandemia ni siquiera era concebible.

En cambio hoy, resulta esencial trabajar en pos de una economía sostenible  y en un objetivo fundamental en el que involucrar a todos los protagonistas del territorio, en una acción sinérgica y sistémica en beneficio de toda la comunidad.

La campaña para atraer a jóvenes en este empeño destaca los múltiples beneficios   que ofrecen los árboles, los cuales en el proceso de la fotosíntesis restan naturalmente CO2 a la atmósfera y devuelven oxígeno; además, ofrecen agua, comida, madera y muchos otros recursos para la vida.

Son a su vez esenciales en la prevención de la inestabilidad hidrogeológica, en la mitigación climática, en recarga de acuíferos y la purificación de aire;  asimismo, son fundamentales en la conservación de la biodiversidad, de especies animales y vegetales; además de portadores naturales de beneficios psicofísicos.

Pero también, y muy importante, aportan belleza y felicidad, fortalecen lazos sociales.

*Corresponsal jefa de Prensa Latina en Italia.