Instituto de Meteorología entre récords y tesones

Marlen Borges ______________

La Habana, (Prensa Latina).-  El 2020 fue un año récord en actividad ciclónica, un período bien intenso para el Instituto de Meteorología (Insmet), siempre efectivo en sus pronósticos del tiempo y el clima, contribuyendo a la preservación de vidas humanas y a mitigar el impacto negativo en la economía.

La lista de 21 nombres de huracanes, elaborada cada año por la Organización Meteorológica Mundial, se agotó en septiembre y se requirió el alfabeto griego para designar los restantes. Un hecho histórico solo registrado en 2005.

Para conocer el comportamiento de la temporada 2020, Cuba Internacional entrevistó a la Doctora en Ciencias Miriam Teresita Llanes, jefa del Centro de Pronósticos del Insmet.

CI- ¿Qué organismos meteorológicos afectaron a la región en la temporada recién concluida?

En esa etapa se formaron 31 organismos ciclónicos tropicales en la cuenca del Océano Atlántico, Mar Caribe y el Golfo de México, un nuevo récord de gestación de fenómenos tropicales para una temporada, según la cronología que data desde 1851.

La tormenta Arthur, formada en horas de la tarde del 16 de mayo, fue el primer  evento en la  temporada 2020 (1 de junio-30 noviembre), y se originó antes del comienzo oficial de la misma.

Se registraron: una Depresión Tropical Diez, 30 Tormentas nombradas, de ellas, dos subtropicales, Alpha y Theta. Se intensificaron 13 que alcanzaron la categoría de huracán, seis de gran intensidad: Laura, Teddy, Delta, Epsilon, Eta e Iota; cuatro de ellos se formaron entre octubre y noviembre (Delta, Epsilon, Eta e Iota).

Iota es el único huracán Categoría 5 de la escala Saffir-Simpson formado en esta temporada que rompió varios records, como el azote a Nicaragua por dos meteoros intensos (Eta e Iota, ambos de Categoría 4) en menos de 15 días.

Por primera vez en la cronología de los ciclones tropicales se desarrollaron dos huracanes intensos en el onceno mes del año. De estos, Iota es el más tardío gestado en noviembre; el anterior databa del día 8 en 1932, que azotó a Cuba y se conoce como el «Huracán de 1932».

CI-¿Cuáles impactaron el territorio nacional?

En el periodo referido, tres tormentas tropicales resultaron de interés para Cuba: Isaías, que afectó a la isla de manera indirecta, y Laura y Eta, con incidencia directa, dejando lluvias intensas y torrenciales durante sus recorridos.

CI- ¿Por qué en este siglo se ha observado un aumento en la intensidad de los huracanes?

En los últimos tiempos se obtienen mejores datos, capaces de captar esa información. Además, existen condiciones para que esto ocurra, tanto en el océano como en la atmósfera.

Asimismo, hay un potencial para que la intensidad de los ciclones tropicales se incremente con el calentamiento global, sin embargo, sobre este tema existe una gran incertidumbre en la comunidad científica. No hay una respuesta definitiva a si el aumento e intensificación observado en la región atlántica obedece al calentamiento global o es el resultado de una variabilidad natural, beneficiado en parte por el avance tanto cualitativo como cuantitativo de las técnicas de observación.

CI- ¿En qué medida los estudios de predicción realizados por los meteorólogos cubanos han contribuido a evitar la pérdida de vidas humanas y bienes materiales?

Los trabajos y estudios han sido muy relevantes en toda el área del Caribe y del mundo en general. Organizaciones internacionales como las Naciones Unidas han reconocido los logros de Cuba, por lo que nuestro país es un referente en materia de Sistemas de Alerta Temprana y de reducción de riesgos de desastres naturales. La nación ha contado siempre con el apoyo y la voluntad política del Gobierno, que prioriza la protección de las vidas humanas. En los últimos años hemos conseguido grandes progresos en la modelación numérica, conocimientos, preparación y experiencia de los pronosticadores. No obstante, tenemos entre nuestros retos obtener una mejor precisión, reduciendo la escala espacial y temporal para hacer una predicción más detallada y puntual.

Además, aspiramos a la inclusión de otras variables meteorológicas en los pronósticos del tiempo, como son: cantidad de precipitación, de humedad, la sensación térmica y el comportamiento de la temporada invernal.

CI- ¿Por qué Cuba es considerada referente del área en el campo meteorológico?

Cuba es ejemplo por los éxitos que ha mostrado ante el mundo durante muchos años en las investigaciones realizadas en la meteorología y la climatología, por el alto nivel de efectividad de sus pronósticos del tiempo, y en el enfrentamiento a los fenómenos peligrosos, como es el caso de los huracanes, donde hemos podido minimizar la pérdida de vidas humanas.

Contamos con un Sistema de Alerta Temprana, que ha sido un ejemplo a seguir por muchos países de la región del Caribe. Cuando existen indicios de un peligro potencial de afectación al país de algún fenómeno meteorológico peligroso, el Centro de Pronósticos del Insmet emite avisos de alerta temprana con un periodo de antelación superior a las 72 horas. Esto representa el primer eslabón de la cadena del Sistema de Alerta Temprana, de algo que puede suceder y promueve la preocupación por incrementar la percepción de un posible peligro para la futura toma de decisiones del Gobierno, de las autoridades y de la Defensa Civil. En periodos inferiores a 72 horas las alertas vienen contenidas en los avisos especiales o los de ciclón tropical.

(Tomado de Cuba Internacional)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: