Inicia coloquio sobre prueba judicial Siglo XXI

.- Al poner en marcha los trabajos, el presidente de la Conatrib, magistrado Rafael Guerra Álvarez, dijo que es la prueba el corazón del proceso.

.- Convocó a meditar sobre la materialidad de la prueba en la era digital.

.- “Creo firmemente que fuimos invitados a surcar nuevos horizontes de investigación para que las generaciones venideras construyan la jurisprudencia del futuro y el legado de su propia era”, planteó.

Blas A. Buendía / Reportero Free Lance ___________________

filtrodedatospoliticos@gmail.com

El presidente de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos (Conatrib), magistrado Rafael Guerra Álvarez, afirmó que la prueba es el corazón del proceso, y que como tal debe preservar la diferencia entre verdadero y verosímil, entre indicio y evidencia, entre realidad objetiva y percepción subjetiva, y entre la verdad y su apariencia.

Al poner en marcha el coloquio nacional en línea La prueba judicial en el Siglo XXI con la presencia de presidentes de poderes judiciales de los estados, convocó a meditar sobre la materialidad de la prueba en la era digital, acerca de las oportunidades y riesgos de las tecnologías de la información y sobre la suplantación de identidad.

En el acto inaugural en línea estuvieron los presidentes del Poder Judicial del Estado de México, magistrado Ricardo Sodi Cuéllar; del Supremo Tribunal de Justicia del estado de Colima, magistrado Bernardo Salazar Santana; del Tribunal Superior de Justicia del estado de Chihuahua, magistrado Pablo González Villalobos; del Tribunal Superior de Justicia del estado de Durango, magistrado Esteban Calderón Rosas; y del Supremo Tribunal de Justicia del estado de Guanajuato, magistrado Héctor Tinajero Muñoz.

Asimismo, del Tribunal Superior de Justicia del estado de Hidalgo, magistrada Blanca Sánchez Martínez; del Tribunal Superior de Justicia del estado de Querétaro, magistrado José Ortega Cerbón; del Tribunal Superior de Justicia de estado de Nuevo León, magistrado Francisco Mendoza Torres; del Tribunal Superior de Justicia del estado de Veracruz, magistrada Sofía Martínez Huerta, y del Tribunal Superior del estado de Yucatán, magistrado Ricardo Ávila Heredia.

En su discurso de apertura, el magistrado Guerra Álvarez, asimismo, destacó que se debe meditar, de igual forma, sobre los límites de los datos biométricos, y también en relación a las dinámicas que deben llamar “a nuestra fascinación y trabajo”.

El también presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México dijo, al hablar a nombre de los órganos judiciales locales a nivel nacional, que “estamos reconstruyendo los pilares del proceso judicial”.

A los intervinientes en el coloquio, Guerra Álvarez los invitó a participar con un espíritu heurístico y ansioso de descubrimiento en la búsqueda de la razón al servicio de la humanidad.

 “Creo firmemente que fuimos invitados a surcar nuevos horizontes de investigación para que las generaciones venideras construyan la jurisprudencia del futuro y el legado de su propia era”, planteó.

El magistrado comentó que en la apertura de la tercera década del Siglo XXI la prueba se erigirá como una institución de libre valoración, con lo que se reivindicará la importancia del libre albedrío y de la humanidad del juzgador.

Consideró que es fascinante imaginar el futuro y cómo las instituciones que “hoy estamos sembrando” echarán raíces, crecerán y ampliarán su manto protector, como la sombra de un árbol frondoso.

Durante los dos días en que durará este ciclo de conferencias, los participantes en el coloquio abordarán temas como la libre valoración de la prueba en el juicio oral: retórica, racionalidad y narrativa en el contexto de los estándares de convicción probatoria; complejidad de la prueba: del peritaje conjunto a la arquitectura forense y la multidisciplina, y nuevos retos de la prueba oral en juicios semipresenciales o a distancia.

Estuvieron, además, representantes de presidentes del resto de los órganos judiciales pertenecientes a la CONATRIB.

También se contó con la presencia de la directora del Instituto de Estudios Judicial del PJCDMX, María Elena Ramírez Sánchez, y durante los trabajos intervendrán impartidores de justicia locales y de otros estados de la República, así como del extranjero, además que se integrarán académicos de universidades e institutos locales e internacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: