INE, ¿perdió autonomía?

El otro dato

Juan Chávez ________________

La llegada de los nuevos cuatro consejeros al Instituto Nacional Electoral (INE) pudiera atestiguar que el juego de autonomía que Lorenzo Córdova hizo valer hasta entonces, se ha perdido y que el instituto electoral quedó listo para que el partido del Presidente (Morena) gane la mayoría de los más de tres mil puestos de elección popular en los comicios de 2021.

La negativa a seis de los siete partidos que solicitaron su registro, y la concesión a solo uno, el más insignificante, es vista por los analistas como el primer golpe al bloque del presidente consejero Lorenzo Córdova y el consejero Ciro Murayama que domina al instituto desde antes de las elecciones que ganaron López Obrador y su partido Morena en 2018.

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tendrá que resolver las apelaciones que se disponen a presentar Zavala por México Libre, González (yerno de Elba Esther) por el sustituto de Nueva Alianza y Haces por Fuerza Social por México.

El que aprobó el Consejo General del INE el viernes, Partido Encuentro Solidario, está íntimamente ligado con la corriente evangélica de la iglesia a la que pertenece el huésped de Palacio Nacional que suele presumir sus estampitas muy evangélicas.

¿Por qué no criticar la aprobación del registro al nuevo PES? ¿Sólo México Libre dividiría el voto, y el Partido Encuentro Solidario no? Lógica interesante, por decir lo menos.

La decisión del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), por lo menos, fue sorprendente; más cuando el boletín 228 de este viernes 4 anunciaba el otorgamiento del registro (condicionado, por supuesto) a México Libre y al nuevo PES, en el dictamen de la Comisión de Prerrogativas.

El adelantado comunicado del órgano del INE hace pensar en que la división no solo en el Consejo General sino también de las piezas que le integran, dan cuenta de un organismo electoral penetrado por los nuevos consejeros que se presentaron como los fiscalizadores del organismo en todas sus facetas.

Hay también quienes piensan que Córdova se ha doblegado al presidente Obrador.

Con la votación 7-4 se perfiló la destrucción del bloque Córdova-Murayama.

Margarita Zavala acudiá al Tribunal Electoral para hacer valer sus argumentos y así buscar la rectificación de lo que considera una decisión errónea de parte de los consejeros del INE.

Algunas reacciones dicen más de lo que sus autores quisieren. Una de las más repetidas, es la que tiene que ver con el efecto positivo de la decisión porque, afirman sus autores, va a contribuir a no dividir el voto.

De  cierto es  que sólo México Libre dividiría el voto, y el Partido Encuentro Solidario no. Lógica interesante, por decir lo menos.

Otras opiniones son de índole diferente; las más, tienen como único soporte dos elementos. Uno, la ideología —mal entendida por cierto—, que lleva a festejar una decisión que iría en línea con las posiciones absurdas e ideologizadas en extremo —no por ello correctas, evidentemente—, de los que simpatizan acrítica y ciegamente con Morena y su desastrosa gobernación.

El otro, la fe ciega de millones y por lo tanto, irracional, en el actual Presidente. Éste y su desempeño, y sus posiciones en torno a temas a cual más disímbolos, no merecerían otra cosa que la irracionalidad casi religiosa de quienes, en una actitud ciega y acrítica, adoran a quien juzgan tan poderoso que puede obrar milagros.

www.entresemana.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: