Golpazo de la realidad a AMLO

El otro dato

Juan Chávez ______________

La cruda realidad ha de haber apaleado el sueño del presidente López Obrador que había presumido bajas en el secuestro y los crímenes dolosos.

El mismo día de su segundo informe, el martes, las noticias derramaron la cruel verdad sobre los dichos del tabasqueño. Los secuestros alcanzan un promedio de cinco al día y el mes de agosto quedó clavado para la historia como el segundo más violento, superado solo por marzo.

Es claro, además, que la crisis económica no sólo es por la pandemia.

De acuerdo con las estadísticas del conteo diario del gabinete de seguridad federal, agosto cerró como el segundo mes más violento de 2020 luego de reportarse un total de 2 mil 524 víctimas de homicidio doloso en el país.

Con ello, en el mes de agosto se consiguió un promedio de 81 muertes al día, con lo que se llegó a estar debajo de marzo, cuando se registraron 2 mil 585 homicidios y se colocó como el período más violento del 2020.

Las estadísticas elaboradas a partir de la información que envían las fiscalías y procuraduría de los estados, refiere que los estados con incidencia alta en materia de homicidios dolosos son: Estado de México con 223, Michoacán (185), Baja California (173), Jalisco (161) y Guerrero (108), mientras que en la Ciudad de México se contabilizaron 68 asesinatos.

Agosto también se ubicó como el mes con el mayor número de días violentos en los que se cometieron más de 100 homicidios: el 1 de agosto con 100 asesinatos, el 2 de agosto con 104 asesinatos, 16 agosto 102, el 25 y 26 de agosto con 101 homicidios por cada día.

El cuento de  López Obrador en su segundo informe de Gobierno señaló que todos los delitos registran una baja del 30 por ciento en promedio.

Como en estos 642 días de gobierno van 443 conferencias mañaneras y por lo menos siete “informes” de gobierno y la verdad es que ya no hay sorpresa en lo que dice don Andrés.

Tiene una misma línea discursiva desde la campaña y la va aderezando conforme necesita reforzar los mensajes propagandísticos que le permitan tratar de mantener su popularidad.

En materia económica no será tan fácil que las palabras presidenciales pasen la prueba de la cruda realidad.

Llama la atención que la 4T reviva la política de sus aborrecidos adversarios y retome la misma estrategia de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray de responsabilizar al exterior de los errores económicos internos.

Así, el priismo del sexenio pasado les llamaba a sus malas decisiones económicas: “la crisis que vino del exterior” y la 4T le llama “la crisis económica de la pandemia”.

Para L(i)opez  estamos mejor que Italia, España o el Reino Unido, que tuvieron caídas porcentuales de su Producto Interno Bruto superiores a la de México.

La diferencia real es que esos países, según el dueño de la 4T cometieron el error de aumentar sus deudas para ayudar a sus ciudadanos a sobrellevar la crisis, mientras México los dejó morir solos, “porque hoy ya no se rescata a los de arriba”.

La recesión ya estaba cuando apareció  el 28 de febrero el primer caso de covid-19.

www.entresemana.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: