Genocidio mundial el programa SARS-COV-2

.- Manos asesinas inyectan un veneno que corre por las venas, siendo una de las más terribles de todas las vacunas conocidas.

.- “No se hagan ningún test, no son pruebas fiables. Los resultados de las pruebas del virus son falsos porque se realizan en presencia de infecciones micóticas y bacterianas. Rechazando los test es la única forma de rechazar la vacuna”, alerta el doctor italiano Petrella.

.- Te recuerdo –afirma- no somos enfermos, somos portadores sanos que tienen virus, eso no significa que estemos enfermos, aunque den positivo en los test dos o tres veces, eso no quiere decir que padezcas la calumniosa enfermedad.

Blas A. Buendía * _________________

Quienes nos dedicamos al periodismo científico y de investigación en el parámetro de las ciencias políticas y sociales, es un trabajo que consiste en investigar y descubrir temas de interés público, contrastarlos, sintetizarlos, jerarquizarlos y publicarlos, con su debida importancia.

En el argot periodístico de todo el planeta, existen varios principios que guían la labor del periodista, el respeto por la verdad y el rigor en la búsqueda de la información fidedigna y verificable, pese a que pervive bajo presiones de índole de corrupción por parte de quienes detentan el poder constitucional, o los facticos que provienen de los surcos del crimen organizado.

Si bien todos los países gozan de sus constituciones políticas y hacen hincapié a la lealtad, a los derechos de la libertad de expresión e información, la importancia de las redes sociales en este milenio-siglo XXI, se suman para enriquecer la democracia de conocimientos generalizados.

Es de vital importancia que las sociedades deben ser alertadas de los yerros que puedan surgir de sus gobiernos, existiendo los periodistas de batalla quienes su principal arma es el derecho a la información.

La urgencia de todos los sectores humanistas del mundo es avizorar de los eternos peligros que se enfrenta la humanidad, que ante la nueva pandemia denominada Covid19, el famoso Coronavirus, cruza entre los gobiernos dejarse sobornar por los grandes consorcios financieros y laboratorios médicos para hacer sus experimentos con seres humanos. Son los modernos Frankenstein o los flamantes Prometeos.

Lo que ocurre en México, por ejemplo, con un gobierno insensible que parecería ser el principal enemigo a vencer –surgido de un comic de terror-, pretende atentar contra la vida de no solo de miles sino de millones de personas para “ir” disminuyendo el cúmulo de población. En estos seis meses de pandemia, extraoficialmente se advierte que han fallecido más de medio millón de personas, aunque distan de las controladas cifras oficiales.

Eso es solamente en lo que se refiere a México, pero si le sumamos todo el escenario mundial, la calamidad es desorbitante. La población mundial actual es de aproximadamente 6.000 millones de personas y las estimaciones más recientes de la Naciones Unidas (ONU) indican que para el año 2025 será de 8.500 millones.

Frente a este asombroso escenario, la ONU, con la complicidad de los gobiernos “en un plan de agasajo mortuorio” aunado a un impresionante genocidio, buscan ya no la forma de reactivar la industria militar para generar una Tercera Guerra mundial, sino que ésta se centra en las estrategias de dominación humana con toxinas morales. En sí, la humanidad jamás ha descansado para enfrentar guerras mundiales conforme a la etiqueta que se le pretenda imponer.

Petrella.

La aniquilación o exterminio sistemático y deliberado de un grupo social por motivos raciales, políticos o religiosos, podría haber pasado a segundo plano, sino que es ahora a través del impulso de pandemias provenientes de países asiáticos, como China, donde se declaró en emergencia sanitaria al hallar el contagio exterminador en la población de Wuhan.

La pandemia de Covid-19 ha dado lugar a un sinfín de teorías para explicar el origen de este virus chino, que en su momento, la población comenzó con un andamiaje de especulaciones a través de la implantación tecnológica de las antenas 5G, armas biológicas, seres de otros planetas. ¡Vaya!, hasta parece una película de pavor, surgieron un sinfín de hipótesis descabelladas, que circulan todos los días por Internet y las redes sociales y que tratan de aportar cierta lógica a esta crisis sanitaria, pero la cruel realidad se vive todos los días y el gobierno –como siempre-, oculta la verdad y muestra su músculo fascista.

La humanidad, con sumo desconsuelo, no olvida los tristes ejemplos de la Segunda Guerra Mundial, durante la cual se cometieron tremendos genocidios e injustas represiones.

Con el surgimiento del Coronavirus forma parte de tender trampas, fija la atención de los 130 millones de mexicanos que habitan su territorio, sean expuestos en una burbuja donde los peligros los tiene que enfrentar no solo de las cuestiones de salud, sino los peligros que representa el gobierno del ex priista-izquierdista Andrés Manuel López  Obrador.

Los 30 millones que el Mesías y/o el Caín de Macuspana lograron para encumbrarse en la Silla Presidencial de Palacio Nacional, “votaron por el lado equivocado”, creyeron que con él iba a ver un gobierno “honesto, fuerte, democrático”, pero la tendencia era convertir lo social en socialismo para aterrizar en el sanguinario terrorismo comunista del demonio.

Una vez que esos 30 millones ya se dieron cuenta que fue puro cuento el desarrollo que prometió el también calificado KK’s –mote que él mismo se creó al arengar continuamente en sus discursos el “fuchi caca”-, este domingo 6 de junio del 2021 tendrán la histórica oportunidad de salvar a la República votando por otra opción que ya no sea MORENA que se transformó en un partido de Estado criminal.

Valiente galeno

En redes sociales, de tal suerte, resurge la polémica alerta de Roberto Petrella, médico italiano quien denunció a nivel mundial el siguiente hallazgo: “El Covid-19 es un programa de exterminio masivo para la población mundial”.

Según el texto que se presenta, destaca estar emocionado por la transmisión de una alerta mundial. Con voz ronca y desgarrada, el médico Petrella ha grabado un vídeo de 8 minutos que es una llamada de atención al pueblo italiano y también al mundo entero. (https://youtu.be/q8tMdDlKCFs?t=393)  Este vídeo es para que no digan que la humanidad no fue advertida.

Este médico valiente y ejemplar –satanizado por las mafias del poder mundial-, sólo confirma lo que muchos hemos estando viviendo desde hace meses: un genocidio mundial “silencioso” el cual sigue arrasando con la humanidad y su camino es largo y muy pecaminoso. En el vídeo de extrema urgencia, el galeno comienza alertando…

El afamado Covid19 es un programa mundial para la reducción de la población, se estima que con la vacuna que quieren imponer al menos el 80% de la población morirá. (De algún modo, los laboratorios buscan “conejillo de indias” para hacer efectivos sus experimentos de muerte, que aleatoriamente les representan millones de euros en ganancias).

Manos asesinas inyectan un veneno que corre por las venas, siendo una de las más terrible de todas las vacunas conocidas. “No se hagan ningún test, no son pruebas fiables. Los resultados de las pruebas del virus son falsos porque se realizan en presencia de infecciones micóticas y bacterianas. Rechazando los test es la única forma de rechazar la vacuna”.

Lo he dicho y lo repito: ningún test es capaz de detectar el SARS-COV-2, por lo que es urgente que la población mundial conozca de los altos riesgos, iniciando esas experimentaciones con los niños y de ahí se extenderá a toda la sociedad.

Van a comenzar a hacer test masivos a los niños en las escuelas, una vez que su hijo sea testado comenzarán a hacer test a toda la familia y a todos los contactos cercanos, la idea es que las personas sanas aparezcan oficialmente como “enfermas”.

Te recuerdo –afirma- no somos enfermos, somos portadores sanos que tienen virus, eso no significa que estemos enfermos, aunque den positivo en los test dos o tres veces, eso no quiere decir que padezcas la calumniosa enfermedad.

Te van a hacer creer que todos los que dan positivo están enfermos, pero eso en absoluto es cierto.  Les pido por favor que no caigan en la trampa que les quieren tender. Una vez vacunados todos estaremos debilitados y encontraremos una muerte segura. Es urgente manifestarle y alertar a la gente que no se haga ninguna prueba.

El comportamiento de los políticos es completamente descorazonador. La mayor parte de las personas vacunadas dejarán de existir para la sociedad. China sigue haciendo pruebas reales en varias ciudades: España y Argentina son las naciones piloto para los países latinos en relación a la vacunación masiva.

México está en ese camino de exterminio, y su presidente Andrés Manuel López Obrador, aunque lo sabe a ciencia cierta pese a no ser un erudito en todas las materias de las ciencias científicas, se presta a confabularse con este aplastante homicidio contra la población.

Yo preferiré la muerte pero no la vacunación, puntualiza el valiente y erudito galeno italiano Roberto Petrella, quien pidió a todas las redes sociales hacer una gran cadena mundial de alerta antes de que la policía cibernética mundial, censure esta nueva modalidad genocida.

Para muestra un botón. En las propias redes sociales también se presenta una sugerencia que no es nada incongruente, sino invita a que los gobiernos se conduzcan con la verdad.

Sencillo: “Deberían de probar la vacuna primero con los presidentes, senadores, representantes populares, etcétera. Si se salvan, la vacuna sirve. Si mueren, el país se salva. Este fue el pensamiento del día”.

Reportero Free Lance *

filtrodedatospoliticos@gmail.com

www.misraicesdigital.commx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: