Futurismo en México y EU

 

acento-2

Salvador  Flores  Llamas _____________

Medio mundo ve los recientes cambios del gabinete en México como un refuerzo del futurismo priista, por más que el Presidente haya dicho que hay que esperar; mientras en EU las precampañas están muy avanzadas sobre todo por los denuestos de Donald Trump contra México, los ilegales, las mujeres y los afroamericanos.

En EU ya es intenso el debate porque las primarias arrancarán en enero y la elección constitucional será en noviembre de 2016; aquí el destape será a fines de 2017 y la elección en julio de 2018, por eso hay más tiempo.

Peña Nieto amplió su baraja, ya no la forman sólo sus (hasta hoy) favoritos Videgaray y Osorio; agregó a Beltrones, muy a pesar de éstos, al ponerlo al frente del PRI; a Aurelio Nuño, jefe de la oficina presidencial, y al excanciller Juan Antonio Meade.

Los expertos dicen que a éstos los puso en sitio preferente del arrancadero, porque en la SEP Nuño manejará el mayor presupuesto y sólo tiene que consolidar la Reforma Educativa, saboteada por la CNTE, que recibió tan aplastante “estate quita” que los profes ya le quitaron atribuciones a su líder Rubén Núñez.

Meade fue enviado a darse baños de pueblo y a recorrer pueblos y ranchos para impulsar la Cruzada Nacional contra el Hambre y favorecer a los más necesitados con cataratas de recursos, como un Santa Clos, pero sin garras  perredistas; lo que puede darle gran popularidad.

Peña amplió la baraja con que juega a la sucesión, y Videgaray (al ver que sus posibilidades personales menguan) hizo lo mismo: Nuño puede resultar eficaz con la cumbre de las reformas estructurales, la Educativa, y Meade, en un momento dado, puede ganar preferencias entre panistas, pues fue  un secretario eficaz de Calderón, en Energía y Hacienda.

Ambos tienen fama de honestos y no les han descubierto corruptelas; lo que será importantísimo pues en la campaña presidencial la corrupción será un tema primordial, y las casas de Peña Nieto, de Angélica Rivera y Videgarray  y las que también se atribuyen a Osorio, adquiridas mediante un contratista predilecto del gobierno de Hidalgo, serán pasto de críticas.

En EU Trump gana publicidad electoral y encabeza las encuestas entre los precandidatos republicanos y demócratas con sus desplantes de racismo, discriminación y xenofobia, lo que no le asegura ganar las primarias en su partido, el Republicano.

Pero ya dijo que, si eso no sucede, se lanzará de independiente, porque su fortuna le alcanza y más para sostener su campaña sin necesidad de pedir patrocinios.

Recientes sondeos lo ubicaban cuatro puntos arriba de Hillary Clinton, que se estacionó en un 45% de preferencias y se desploma por la acusación de que puso sus e-mails de secretaria de Estado en su correo privado; lo que es delito, y puede descender, pero va arriba de cualquier contendiente de los dos partidos, excepto Trump.

El vicepresidente Joe Biden ha expresado intención de buscar la nominación demócrata, pero no se ha decidido; de hacerlo pondría en predicamento al presidente Barack Obama sobre a quién apoyar; simpatiza con la Clinton, mas se ha distanciado de ella últimamente tras la acusación citada.

El senador independiente Bernie Sanders va al alza con 22%. Parece que no es un obstáculo que sea socialista, y también ha sacudido la opinión pública con sus declaraciones fuertes, pero no tremenditas, que parecen calar en lo que llaman el EU hondo, o sea paradójicamente el más conservador.

El republicano Jeb Busch va rezagado, con todo y que fue buen gobernador de Florida, le pesa el lastre de su hermano mayor George, con fama de mal presidente. Estar casado con mexicana le da ascendiente con los latinos; pero ha adoptado posturas al parecer contrarias, en su intento por restarle reflectores a Trump.

Los demócratas tienen mayor apoyo de los hispanos, pero ya no confían en ellos, porque Obama prometió que la primera ley que enviaría al Congreso para su aprobación sería la reforma migratoria; mas prefirió la del seguro universal de salud en favor de las mayoría pobres, y cuando quiso presentar la migratoria, inmediatamente después de ser reelecto, ya no tenía mayoría en ninguna de las dos cámaras del Capitolio.

Ante el escándalo de Trump, asesorado por bien pagado grupo de expertos,  México ha desperdiciado la ocasión de plantear abiertamente su postura, no de confrontación contra él; sino para precisar los lazos tradicionales de buena amistad que hay entre los dos países y subrayar la contribución que han dado los mexicanos emigrados a la economía y grandeza de aquel país.

Sin negar, claro, que también México ha obtenido beneficios de su vecino en lo económico y tecnológico. Nada de aludir a los puntos negros de la relación, pues se trata de ganar terreno ante la opinión pública de allá; por eso la declaración debe difundirse en los medios masivos de comunicación  allende la frontera.

@chavafloresll

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: