Formal prisión a pozoleros de La Oficina por la muerte del “niño”

27 de Agosto  de 2015.- El Juez Mixto de Primera Instancia con sede en la ciudad de Hermosillo Sonora envió un exhorto de diligencia,  en auxilio del Juzgado Sexto de lo Penal con sede en esta Ciudad Capital, donde se dictó auto de formal prisión por el delito de homicidio doloso calificado con premeditación, alevosía, ventaja y brutal ferocidad, a cuatro integrantes del grupo delictivo La Oficina toda vez que están señalados como los probables responsables de haber privado de la vida a Sergio Alejandro Martínez Medina apodado como “EL NIÑO”; los detenidos  responden a los nombres de Mario Orlando Martínez Páez, alias “EL PERRO”, José Arturo Renteria Lara alias “EL PADA”, José Carlos Vázquez López alias “EL PELOS”, y Erick Alejandro Gutiérrez DurófORMLn alias “EL ERICK”.

aa

El homicidio de “EL NIÑO”, se registró en el mes de septiembre del año 2013, cuando a petición de “EL PERRO”, quien fungía como jefe de célula en ese tiempo, se comunicó con “EL PELOS”, para preguntarle que si conocía a un sujeto de apodo “EL NIÑO”, toda vez que sabía se dedicaba a la venta de drogas para un grupo antagónico a La Oficina, por lo que le dijo que urgía que lo localizara para dale un “levantón”.

Inmediatamente “EL PELOS”, se comunicó con los viciosos de las colonias Morelos y Solidaridad, II donde le indicaron que el solicitado vivía en unas privadas de la calle Caudillos, por lo se dirigió a ese lugar confirmando que   efectivamente en la privada Corregidora vivía el objetivo; por lo que se volvió a comunicar con “EL PERRO” para indicarle que ya tenía la ubicación.

Minutos después a bordo de una camioneta de la marca Ford, tipo Explorer de color blanco propiedad de “EL PRRO”, donde viajaban también José Carlos y Erick, nos dirigimos a la privada Corregidora, donde observamos que ahí se encontraba “EL NIÑO” a quien le hablamos y este se acercó, indicándole “EL PERRO” que se subiera a la camioneta como este se negó, se bajaron los demás y lo subieron por la fuerza.

Inmediatamente se dirigieron  a una casa en Maravillas, Jesús María propiedad de “EL PERRO”, al llegar ya estaban esperándonos José Arturo Renteria quien abrió la casa, metiendo al levantado; ahí se le siguió golpeando y cuestionándolo para quien trabajaba.

Fue hasta el día siguiente cerca de las 19:00 horas que regreso “EL PERRO” y dio la orden de subir a “EL NIÑO” a la camioneta dirigiéndose a un taller mecánico de la calle Talamantes en la colonia San Marcos, donde en el interior bajaron a Sergio Alejandro colocándolo en el piso y en ese momento “EL PERRO” sacó una pistola debajo  de su camisa y le dio un tiro en la cabeza.

Posteriormente pidió que metieran el cuerpo de “EL NIÑO” dentro de un tinaco de color blanco, solicitando a “EL PELOS” que sacara agua de un aljibe y se lo depositara dentro del tinaco; minutos después le depositaban una sustancia de color blanca con la cual comenzaba a salir humo del cuerpo de Sergio Alejandro, así como despedir un olor nauseabundo, hasta que se deshizo el cuerpo.

Posteriormente tiraron los restos que contenía el tinaco en una alcantarilla, limpiaron el tinaco y lo subieron a la camioneta de “EL PERRO”, la cual llevaron  a la casa de “EL PADA”.

Días después todo el grupo fue detenido por elementos de la Policía Ministerial del Estado en varias acciones, por lo que todos fueron puestos a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada (SEIDO) por delincuencia organizada, trasladándolos a un penal federal en el estado de Sonora, donde el Juzgado de ese lugar les dicto el auto de formal prisión por el homicidio de Sergio Alejandro Martínez Medina; cabe destacar que los detenidos ya contaban con otros autos de formal prisión por más homicidios cometidos en ese mismo lugar y cuyos cuerpos también deshicieron en acido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: