¿Fin del protagonismo calderonista?

Análisis a Fondo

.-  El negocio de Felipe depende ahora del TEPJF.

.-  AMLO le sugiere organizar protestas pacíficas.

Francisco Gómez Maza _____________

No podían reaccionar de otra manera Margarita y Felipe (Calderón Zavala, no de los Calderón de Oaxaca ni de los Zavala de Chiapas). La decisión del INE de no otorgarle el registro como partido a su negocio-México Libre-, los hizo pedazos. Les acható el círculo.

No podían más que mentársela al Consejo General del órgano jurisdiccional y su presidente, el impresentable Lorenzo Córdova Vianello y, por supuesto, a su insoportable migraña cotidiana, el presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le ganó la presidencia por medio voto el ex presidente y persiguió con saña, durante su sexenio del “aiga sido como aiga sido”.

Ahora, cómo dice el dicho. No lo recuerdo completo: “Al que obra mal se le pudre… el ¿qué?”

El hecho es que ambos calderones se sentían ya dueños de importantes privilegios y prerrogativas del Estado mexicano, a través del INE, en dinero contante y sonante, de haber quedado registrados como partido político. Por lo menos en lo que ocurren las elecciones del 6 de junio de 2021. Era imposible saber si pasarían la prueba con la fama de que gozan entre las mayorías de votantes.

Esta es la verdad. Lo demás, el pueblo, la democracia, la patria, el futuro, México Libre les interesan en lo más mínimo, a no ser que les produzcan abultados intereses para sus cuentas bancarias, lo cual habrían logrado con su franquicia electoral, aunque puede suceder que no haya nada perdido pues el Tribunal electoral podría revocar la decisión del INE.

Lo probaron durante el mandato presidencial del segundo entre los años 2006-2012: el presidente del empleo que vacío de trabajadores el complejo productivo; el presidente de las manos limpias que ya saben, amigos, cómo y dónde puede terminar su truculenta historia (¿verdad señor Lozoya); la guerra contra el narcotráfico, con casaca guanga y gorro de sargento gandalla, que costó a los mexicanos miles, incontables, “daños colaterales”.

Ya todos los que leen medios de información de todo tipo y ralea saben la noticia de que el hijo espiritual del Piolín – amigo queridísimo de feliz memoria, quien partió de este mundo decepcionado de su mal criado alumno y de ese partido de meones de agua bendita, como los calificó su fundador Don Manuel Gómez Morín – está, junto con su consorte, desde el viernes 4 de septiembre, día en que se celebra la Consolación, decepcionado y enojadísimo (tampoco hay que exagerar; en el fondo lo que le duele es la soberbia politiquera y la eventual pérdida de los financiamientos y prerrogativas electorales), pues no lograron, en primera instancia, su objetivo: Hacerse, como todo buen negociante de la política, de una atractivo negocio que aumentaría las riquezas que lograron cuando Felipe fue el gerente de este negocio que mi inolvidable colega Carlos Fernández Vega denomina México, S. A.

Claro. Los interfectos van a recurrir, si no es que ya lo hicieron, al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, a pelear una franquicia política que deja muchas ganancias en efectivo; muchas incomprobables. Pero los magistrados, si son jurídicamente y éticamente congruentes, deberán confirmar la decisión de la mayoría de los concejeros del INE. “Y hasta siempre, matrimonio Calderón Zavala”. La verdadera política, la que ve por el bienestar de la polis, de la ciudadanía y, principalmente, de los pobres, muy pobres y miserables, y no por el del “ego corruptus”, no requiere de ustedes. Es más, los detesta.

A DESFONDO: Y qué pasará con el caso de Pío López Obrador recibiendo una bolsa de billetes, que por cierto no se ven, de manos de David León Romero, El video, visto ya por mucha gente, fue grabado en un restaurante de la capital chiapaneca. Hay contradicciones. Se dice que León Romero era funcionario del gobernador de Chiapas y ahora senador, de fama de corrupto, Manuel Velasco Coello, al parecer uno de los consentidos del presidente de la república. Muchos nos preguntamos si el presidente debe darle o no a este caso, que le atañe directamente, una importancia similar a la que le da a la defenestración de Felipe del Sagrado Corazón.

Y hoy lunes 7 de septiembre, el INE debe dar el banderazo de salida al proceso electoral 2020-2021, en el que se medirá la fuerza que tiene Morena, o si AMLO ha perdido espacios de poder.

www.entresemana.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: