Feo reGALO dio el Congreso del Estado al Gobernador Martín Orozco

.- Con inteligente operación política se reafirma Tere Jiménez y se posiciona “Quique Galo” para alcalde.

.- Hasta los diputados que creía tener bajo su control le negaron a MOS el voto a su candidato para el OSFAGS.

Matías Lozano Díaz de León _________________

Mediante una eficiente operación política, el diputado , mejor conocido como “Quique GaLo” anuló a todos los que buscaban dirigir el Órgano Superior de Fiscalización y sacó adelante a  Francisco Martín Muñoz Castillo, “propuesto” por la Presidenta Municipal. (Se inscribieron 24 aspirantes, la mayoría “enviados” por el Gobernador, con la idea de asegurar que alguno de ellos obtuviera el cargo. En la primer fase fueron eliminados seis, por no cumplir a cabalidad los requisitos y de los 18, tras las entrevistas individuales sólo quedaron cinco, prevaleciendo el acuerdo de que nombraran sendos candidatos, los miembros de la Comisión de Vigilancia, la cual es integrada por:

Juan Guillermo Alaniz de León

Luis Enrique García López

 Karina Ivette Eudave Delgado

Gustavo Alberto Báez y

Juan Manuel Gómez Morales

Quizá en esa parte fue donde se escribió la derrota de Martín Orozco, quien había encargado el asunto a Gustavo Báez, diputado y presidente estatal del PAN; como Tere Jiménez habría puesto en manos de Quique Galo el buen fin de su proyecto, que era básicamente evitar que quedase como titular del OSF un incondicional del Gobernador, sabiendo de su actitud de “cuentachiles”, para “quemar” a la alcaldesa ante la ciudadanía y evitar que llegue a la gubernatura, todo ello, supuestamente para proyectar a Martha Márquez, quien a su vez ha puesto su “grano de arena”, picándole las costillas a Báez para que no se le olvide que ella es, desde tiempo atrás, la “elegida”, por eso “no hubo día” que no se filtrara desde el Congreso del Estado información de las cuentas públicas municipales.

Quique Galo.

En ese momento, decíamos, quedó decidido el resultado del proceso de elección del auditor mayor: los “representantes” del Gobernador, Karina Eudave y Gustavo Baez se empecinaron, obviamente esa era la línea, en que de la quinteta de aspirantes fuesen nominados dos de los candidatos del gobernador, con lo cual no estuvieron de acuerdo con el “agandalle” los miembros de la Comisión de Vigilancia, de ahí que al llegar a la sesión plenaria con la impugnada terna, se votara en contra de los recomendados de Martín Orozco, y se alzara con el triunfo Francisco Martín Muñoz Castillo, lo que significó un campanazo político de singular valor para Quique Galo.

Vale decir que entre los protagonistas aspirantes al cargo, predominaban panistas, el pleito fue “en familia”, en esa familia de la que hace buen tiempo que Martín Orozco dejó ser el “patriarca”, cuando los militantes comenzaron a dar muestras de que quieren a Teresa Jiménez como líder moral”, y no a MOS. Se entenderá ahora, la desesperación y malestar del Jefe del Ejecutivo, que carece de buenos operadores políticos.

Ayer, en la primera sesión del pleno (hubo dos) no estuvieron presentes todos los perdedores: una de las ausentes fue Martha Márquez (“Lady mamá”, quien, de no ser por los espacios) que obtuvo con su hija en brazos, a esas alturas sería una perfecata desconocida.

En la segunda sesión del día, con carácter de solemne, para clausurar el período ordinario,  el gran ausente fue el Gobernador, quien para entonces estaría rumiando su coraje, y no festejando su cumpleaños como hubiese deseado.

A Francisco Martín Muñoz Castillo le llovieron críticas todo el día y aún avanzada la noche, en los chat, pero igual hubiese ocurrido si el elegido fuese un Salvador Farías Higareda  o una Socorro Ramírez. Los motivos sobrarían: el elegido fue él, Muñoz Castillo, y no algún otro; tiene trabajo asegurado, con no mal sueldo, de aquí  al 22 de febrero de 2026. Suficientes atractivos para aguantar estoicamente “lo que le manden”.

Javier Quezada Mora, uno de los dos que hubiese querido Martín Orozco, pero que “les ganó” el candidato de Tere Jiménez-Quique Galo, ni siquiera había renunciado a la Secretaría de Finanzas, lo que indica que sabía bien, que iba de “relleno”; y Yolytzin Alelí Rodríguez Sendejas, creía tener posibilidades de continuar en el cargo de auditor general, que venía desempeñando de manera provisional, pero en esa función fue demandada en dos ocasiones, precisamente por Quique Galo, “por la presunta comisión de actos y omisiones de desacato, abuso de funciones, actos y omisiones arbitrarias”, es decir, acciones en contra de  la Presidencia Municipal, lo que no garantizaba imparcialidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.