Experta de la UAA emite recomendaciones nutrimentales ante la pandemia

.- Acciones como evitar alimentos ultraprocesados y aumentar el consumo de frutas y verduras, u otros que aporten dosis elevadas de vitamina C pueden fortalecer al sistema inmune.

.- Los riesgos que devienen de la Covid-19 en personas con obesidad son equiparables a los de los adultos mayores.

Ciudad Universitaria 01 de junio de 2020.- Una de las principales recomendaciones que se han añadido a las medidas de prevención para hacer frente a la pandemia generada por Covid-19, es la alimentación balanceada, debido a que la misma puede evitar diversos padecimientos como la obesidad, enfermedad por la cual, quienes la padecen, son considerados grupo vulnerable, principalmente porque esta condición limita la ventilación mecánica, lo que, combinado con los efectos comprobados del contagio del por SARS-CoV-2, puede devenir en complicaciones severas para el funcionamiento pulmonar.

Así lo señaló la maestra Lorena González González, jefa del Departamento de Nutrición del Centro de Ciencias de la Salud (CCS) de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, quien agregó que es a razón de lo anterior que en recientes investigaciones se ha comprobado que los riesgos de quien padece obesidad siendo joven, son equiparables a los de un adulto mayor.

Aunado a ello mencionó que en los pacientes cuyo índice de masa corporal supera los márgenes recomendados la ventilación mecánica se dificulta, y realizar una intubación que auxilie las funciones respiratorias resulta más complicado para el personal de salud; además, se deben de contemplar riesgos añadidos como podrían ser padecimientos por dislipidemia, hipertensión o diabetes.

La maestra González González, invitó a que el confinamiento sea aprovechado para fijar horarios en la ingesta de comida, elaborar menús cuyos tiempos de preparación se adecúen a las necesidades personales. Aumentar el consumo de frutas y verduras, principalmente de cítricos como la naranja, el limón, la toronja o el tomate, pues aportan dosis elevadas de vitamina C para fortalecer al sistema inmune. Además, exhortó a evitar el consumo excesivo de  bebidas alcohólicas pues aumenta el riesgo de síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), una de las complicaciones más graves de la Covid-19 y disminuye las defensas; de igual forma llamó a evitar el  consumo de alimentos ultraprocesados como serían los envasados y enlatados.

Reconoció que la época de cuarentena ha provocado sedentarismo y ansiedad en muchas personas, situación que puede reflejarse en un aumento del peso de los individuos, por lo que resaltó que es importante que se mantenga contacto con un profesional de la nutrición, ya que los motivos de dicho incremento pueden ser distintos en cada caso, por lo que el plan alimenticio deberá cubrir necesidades específicas.

Finalmente, hizo un llamado a evitar recursos de Internet para la construcción de una dieta pues destacó que éstos son genéricos y no contemplan los diferentes funcionamientos de cada cuerpo. Invitó a quienes deseen modificar sus hábitos alimenticios a hacerlo siempre con el acompañamiento de un nutriólogo que asesore sus niveles y confeccione para ellos un régimen adecuado.