Escapó burel de la plaza de toros; un taxi lo impactó y lo mató

Alfonso G. Cruz ______________

Querétaro, Qro., 5 de agosto 2020.- Ayer por la tarde la escapatoria de un burel de la plaza de toros “Santa María” causó un caos sobre la avenida Paseo Constituyentes hasta que, sobre el puente del club Campestre, brincó a carriles de contraflujo siendo impactado por un taxi.

Cabe recordar que es, al menos, la segunda ocasión en los últimos años, que un burel escapa de la plaza, aunque en esta ocasión fue más complicado el problema que causó.

De acuerdo con la información obtenida en el lugar, el burel escapó de los corrales de la plaza logrando llegar primeramente al área de estacionamiento, elementos policiales que se encontraban en la zona reportaron la situación, movilizándose personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil así como de la Unidad de Rescate Animal.

Testigos presenciales aseguraron a Noticias que personal de la plaza de toros pidieron a los elementos policiales que dispararan sus armas para sacrificar al toro, sin embargo no lo hicieron, optaron por pedir apoyo, “no hubiera pasado tanto sí hubieran hecho caso los polis y le hubieran disparado”, se mencionó.

Debido a que el toro de lidia salió del estacionamiento y se dirigió hacia la avenida, mientras que policías municipales y estatales comenzaban a realizar cortes a la circulación en dirección a El Pueblito, analistas de protección civil y personal de la unidad de rescate trataron de hacerse cargo de la situación.

Una camioneta de protección civil fue embestida en varias ocasiones por el toro, que, a la vez, continuaba su trayecto hacia el poniente, llegando a la parte alta del puente, a la altura del club Campestre.

Para entonces también la carga vehicular en dirección al centro de la ciudad comenzó a aumentar.

El toro, en un momento dado pasó precisamente a carriles de contraflujo y atravesó justo al momento en que un auto de alquiler Nissan Tsuru circulaba en dirección al centro, produciéndose fuerte impacto.

Precisamente con el impacto del taxi, el toro quedó tendido sobre la carpeta asfáltica; afortunadamente el conductor del auto de alquiler no resultó lesionado, aunque sí con tremenda impresión por lo intempestivamente vivido.

Se conoció que una vez que los especialistas confirmaron que ya no había riesgo con el toro, fue retirado del lugar y regresado a la plaza para que fuera sacrificado y mientras esto ocurría, personal de protección civil realizaba las diligencias necesarias para, en su momento, determinar si procedía alguna sanción para la plaza de toros; además de que se veía en relación a los daños causados por el burel tanto al taxi como al vehículo de protección civil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: