Entresemana

Aviadores, cuello blanco y el hilo negro

Moisés Sánchez Limón __________

Con cierta frecuencia, en los medios de comunicación se publican denuncias relacionadas con la corrupción en el gobierno federal, mas no se refiere a la de los grandes acuerdos, los negocios y moches que se elevaron hasta 30 por ciento, cuando no la propuesta de ser parte del negocio, de altos funcionarios del sector público, estos llamados delincuentes de cuello blanco.

En el diario Reforma, la nota principal de la edición dominical cita que en la Delegación Cuauhtémoc del Distrito Federal burlan hasta al reloj checador, es decir, la fuerza aérea delegacional paga hasta 250 pesos mensuales a quienes hacen el favor de checar su asistencia como empleados delegacionales.

Refiere que el negocio deja la bicoca de un millón de pesos mensuales a los checadores, quienes reparten las ganancias con sus jefes. Esta praxis tiene las características del hilo negro que cada nueva administración, es decir, los nuevos jefes encuentran al levantar la alfombra bajo la cual se esconde la corrupción y sus huellas digitales.

Ricardo Monreal Ávila.
Ricardo Monreal Ávila.

Por ello, es posible que el demócrata y honrado político zacatecano Ricardo Monreal Ávila –“Tú lo sabes, Adela, soy un político honrado”, Ricky Ricón dixit—una vez que rinda protesta como jefe delegacional en la rica jurisdicción de Cuauhtémoc, emprenda denuncias penales que, sin duda, se harán efectivas en órdenes de aprehensión y, por tanto, capturarán a dos que tres charales acusándolos de corruptos y antipatriotas, especímenes dignos de ser exhibidos en el museo de la corrupción.

Ya imagino al doctor Monreal en la improvisada tribuna en la explanada de la delegación Cuauhtémoc, con el discurso condenatorio de estos malos y anti patriotas servidores públicos que habrían traicionado la confianza popular (con música de fondo de Vivaldi para no llorar). ¡Sopas!

Pero, vaya, esa nota que publica Reforma en primera plana, es apenas una pincelada del cuadro de los horrores prohijados por los sindicatos de burócratas, porque no hay dependencia pública federal, estatal y municipal exenta de la fuerza aérea integrada por los amigotes, compadres, amasias, amasios, recomendados, familiares propios y ajenos, “sobrinos” y “sobrinas” de altos jerarcas sindicales que, al tenor del ruido de sus chicharrones, determinan grado y sueldazo de aviadoras y aviadores.

Un pase de lista, acordado entre sindicatos y trabajadores a realizarse de manera aleatoria y en horarios diversos, con el ánimo de poner alto a esta práctica que sangra los fondos públicos y ocupa espacios de trabajadores dispuestos a desquitar el salario con trabajo de verdad, justo en horario y en espacios donde su experiencia y conocimientos funcionan sin complicaciones, generaría, en su conclusión, un enorme ahorro presupuestal o, lo mejor, la optimización de éste en tareas productivas.

Lo cierto es que la operación limpieza debe operar en los niveles donde se mueven los delincuentes de cuello blanco, éstos que ocupan cargos por dedazo y, faltos de conocimientos para el área donde se les designa (médicos en cargos para ingenieros, por ejemplo) pero con vasta experiencia para delinquir en el sector público.

No, no se descubre el hilo negro con una denuncia como la publicada en Reforma, que será pretexto para que el doctor Monreal aplique la “honestidad valiente”, olvidándose del tiradero que dejó en el Senado y en la Cámara de Diputados, donde no cuadran las cuentas de los dineros que manejó.

Y, bueno, ya que hablamos de estos asuntos, aquí transcribo (literalmente, sin correcciones de índole alguna) parte de una denuncia recibida en mi correo personal; corroborada por supuesto y que tiene un antecedente del que luego le platico. Ojalá y la Dirección General del IMSS atienda el caso para sacudirse de personajes que dañan a su imagen y responsabilidades. A saber:

“UNA TROPELIA MAS EN EL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL, HOPITAL DE CARDIOLOGIA, CENTRO MEDICO NACIONAL SIGLO XXI.

“Despues de 9 meses de que autoridades negaran rotundamente que el Licenciado FERNANDO COLMENERO GOMEZ laborara de forma clandestina y a todas luces irregular como Jefe de Abasto, gozando de los privilegios que trae consigo dicho puesto, cobrando y exigiendo “moches” a nombre de su jefe el Dr. GILBERTO PEREZ RODRIGUEZ (Director General del Hospital de Cardiologia, Centro Medico Nacional Siglo XXI), asi como de su secuaz la Lic. ZOYLA AURORA COUTIÑO RUIZ (Directora Administrativa del Hospital de Cardiologia, Centro Medico Nacional Siglo XXI), es hasta ahora que lo presentan “oficialmente” ante todos como “el nuevo” Jefe de Abasto, siendo que este, aunque sin contrato, ya venia laborando y para muestra un botón:

“En un correo de fecha 24 de diciembre de 2014, enviado por la Lic. ZOYLA AURORA COUTIÑO RUIZ a diversos empleados de dicho nosocomio, es notorio el correo electronico del Lic. FERNANDO COLMENERO GOMEZ, lo que deja en evidencia que venia operando desde la llegadade el Dr. GILBERTO PEREZ RODRIGUEZ a la Direccion General del mencionado hospital.

“Si el dia martes 1de septiembre de 2015, fue presentado formalmente el Licenciado FERNANDO COLMENERO GOMEZ como Jefe de Abasto, ¿Cómo es que el mismo ya contaba con oficinas y participaba en todas las juntas, obvio excepto cuando los visitaban los auditores, ahí era cuando su jefe el Dr. GILBERTO PEREZ RODRIGUEZ, literalmente lo mandaba esconder.

“Por más que lo hayan querido ocultar, ahora contratándolo legalmente, deja de ser un señalamiento falaz y se vuelve realidad, se vino gestando desde diciembre de 2014, tanto físicamente con la presencia de este individuo prepotente dentro del Hospital, como administrativamente en documentos contando para ello con el respaldo con el Director de la UMAE, porque si le sufrió para contratar a su angelito, obviamente lo necesitaba, necesitaba a alguien que hiciera el trabajo sucio, solicitar los moches, amedrentar al personal y extorsionar a la proveeduría, porque además de todo, el mismo COLMENERO, se encontraba inhabilitado y tenía demandado al IMSS vía laboral (tal y como se aprecia en uno de los oficios que a continuación se muestran) como será el tamaño de lo prometido que hicieron que se desistiera, sin recibir liquidación alguna, con tal de contratarse nuevamente por el Instituto, afortunadamente para él, siempre contando con la ayuda y amiguismo de el Lic. GILBERTO PEREZ RODRIGUEZ y la Lic. ZOYLA AURORA COUTIÑO RUIZ, para poder desempeñarse durante estos meses de manera clandestina como Jefe de Abasto y al dia de hoy logro por fin colocarse en el puesto de manera formal, no cabe duda que los delincuentes más peligrosos no andan en la calle, son contratados a toda costa por los Directivos del Instituto, desde la Dirección General del IMSS y toda su serie de operadores, que no viven de su sueldo, si no de lo que genera la venta de contratos o en su caso lo que generan sus ventas ficticias a sus propias empresas”. Conste.

LUNES. Por cierto, qué dirán los patriotas defensores de la pléyade dirigente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, acusados de enriquecerse con cargo al dizque movimiento defensor del magisterio revolucionario. El pez por la boca muere. Digo.

sanchezlimon@gmail.com

sanchezlimon@entresemana.mx

www.entresemana.mx

@msanchezlimon

Vanguardia Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: