Entresemana

Diputados, mentís y demagogia

Moisés Sánchez Limón ____________

Cuando el sábado último se constituyó la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados, las versiones utilizadas en las notas de color y las barnizadas de “primicias” mostraron el mecanismo político de engañar con la verdad o sencillamente sembrar falsas pistas que no soportaron el menor análisis; incluso la dizque izquierda morena se sirvió un banquete de declaraciones de más de lo mismo: demagogia.

Veamos. Una vez que la noche del jueves 27 de la semana pasada concluyó el cónclave perredista en el Palacio Legislativo de San Lázaro, con una votación que dio mayoría a Francisco Martínez Neri y sembró en el segundo sitio a Guadalupe Acosta Naranjo y, en el tercero, a Hortensia Aragón, sólo faltó música de mariachi, fanfarrias y cohetones que anunciaran las exequias de la corriente de Los Chuchos en el control del PRD.

san-lazaro

Otra versión utilizada fue la filtración, de primaria, que aduce severa disputa entre Ivonne Ortega Pacheco y Jorge Carlos Ramírez Marín por la presidencia de la mesa directiva, en este naciente primer año de la LXIII Legislatura, que habría sido apagada rudamente por César Camacho Quiroz, tanto que decidió apoyar la candidatura del yaqui José de Jesús Zambrano Girjalva.

Me imagino a doña Ivonne agarrada del chongo con el ecuánime Jorge Carlos en el Salón Verde del Palacio Legislativo de San Lázaro y César Camacho con el golpe en la mesa y la paráfrasis: “¡No se hagan bolas, el presidente es Zambrano!”

Y, bueno, la inminente unción de Agustín Basave Benítez como presidente del CEN del PRD, también atizó la versión de que la corriente de Los Chuchos estaba herida de muerte porque el partido debió recurrir a un ciudadano externo para relevar en el cargo a Carlos Navarrete, cuyas previsiones de deslindarse de cualquier negociación con el PRI tienen el mismo valor de un billete de 250 pesos.

Luego, quién cree a la señora Norma Rocío Nahle García de que no aceptarán los beneficios que, por ley, tienen los diputados federales, y que destinarán 50 por ciento de sus dietas –de los 35 integrantes de la bancada de Morena—para integrar un fondo educativo y de ayuda social, amén de que no le darán un peso a Andrés Manuel López Obrador.

Bueno, como Santo Tomás: hasta no ver, no creer. Porque será un acto inédito que los diputados morenos no aporten dinero a la causa de Morena, es decir, al presupuesto que maneja López Obrador, presidente del Consejo de Administración de Movimiento de Regeneración Nacional, y el vicepresidente Martí Batres Guadarrama, toda vez que ello ha sido praxis entre quienes, antes de ser morenos, cobraban como legisladores del PRD, lo mismo en la ALDF que en la Cámara de Diputados, en el Senado y legislaturas estatales. ¿Más de lo mismo?

Porque, so riesgo de que me linchen los fundamentalistas en las redes sociales, cómo diablos harán los 35 diputados de Morena con esos acuerdos con la sociedad  si sus propuestas no pasan en la Cámara de Diputados, porque no logran la mayoría, según la diputada Nahle y que, en todo caso habrá presión social. O sea, con paros, marchas, tomas de tribuna, plantones y violencia, no con diálogo con el opositor, con el que piensa diferente, es como pretenden legislar los morenos. ¡Caray! Vaya forma de demostrar inexperiencia. Y lo enfatizó:

“Nosotros vamos a iniciar con una manera distinta, diferente de legislar. El costo político que van a tener ellos (los otros grupos parlamentarios) va a ser el beneficio social que vamos a tener nosotros”. ¡Sopas!

Pero, bueno, en la acera de enfrente, en el PRD, el mentís a los malquerientes de Los Chuchos fue la unción de José de Jesús Zambrano Grijalva, de nacencia de la tribu yaqui que ha sido ave de las tempestades y descalificado ya sabrá usted por quien, tanto que, ¡adivinó!, la diputada Norma Rocío Nahle García, coordinadora de la bancada de Morena, fue la única que no firmó el acuerdo de los ocho grupos parlamentarios constituidos en la Cámara baja para elegir a la Mesa Directiva del primer año de la LXIII Legislatura Federal.

Y, vaya, en la otra esquina la disciplina institucional priista no advierte mayores discrepancias. Por algo se superó cualquier diferendo respecto de la designación de César Camacho Quiroz como coordinador de la bancada tricolor y presidente de la Junta de Coordinación Política. Además, ¿quién le resta posibilidades para contender por la candidatura al gobierno del Estado de México en 2017? Fue gobernador sustituto de Emilio Chuayffet, no elegido en las urnas.

Entrados en gastos, un académico en la coordinación de los diputados federales del PRD, no es mal augurio para continuar las negociaciones que arrancaron en el Pacto por México que, con Zambrano en la presidencia camaral y Camacho en la Junta de Coordinación Política de la Cámara baja, donde se negocia la agenda legislativa, es decir, las iniciativas y todo el trabajo inherente a éstas, prácticamente tiene una reedición con valor de tres años.

Por lo que concierne a Agustín Basave, su antecedente priista como miembro del primer círculo del malogrado candidato presidencial Luis Donaldo Colosio, le vincula en relaciones con el líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones. ¿Qué le parece? ¿Rupturas, disensos insalvables, ausencia de negociaciones?

La geografía del sistema político camaral es interesante. La naciente LXIII Legislatura viene con sus bemoles pero igual con los mentís a quienes gustan de buscar chichis a las hormigas. Y para efecto de irrigar con su experiencia a los bisoños diputados están Enrique Jackson y Ricardo Canavati Tafich, Carolina Viggiano Austria, Georgina Trujillo Zentella, Javier Guerrero, Jorge Carlos Ramírez Marín, Tristán Canales Najjar y Baltasar Hinojosa Ochoa. De entre ellas y ellos hay quienes pedirán licencia por ahí de febrero del año entrante para ir a contender por una gubernatura.

Por cierto, ¿Javier Octavio Herrera Borunda, diputado ecologista comienza el proceso de aprendizaje para seguir los pasos de su padre Fidel Herrera Beltrán? Tal vez por eso el tío, Edgar Herrera Beltrán, se desempeña como asesor de la diputación priísta. Hay que cuidar de cerca la carrera del sobrino.

En fin, entre mentís, versiones sembradas y aprendices de brujo y hechiceros consumados, con la sempiterna demagogia disfrazada de demócrata y salvadora de las causas populares, este martes 1 de septiembre quedará formalmente instalada la LXIII Legislatura Federal y todo indica que será de suyo interesante. Ocho bancadas Ocho. Conste.

LUNES. El sábado último, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, recibió el certificado que distingue al de Ensenada, Baja California, como Primer Puerto Verde de México y segundo de América Latina. La certificación, de talla mundial, la otorga la Organización Europea de Puertos Marítimos mediante la Fundación ECO (Cadenas Logísticas Sustentables).

Ruiz Esparza dijo que la certificación proyecta a Ensenada y a México, a la vanguardia del cuidado del medio ambiente, incluso su contraparte de la Semarnat, Rafael Pacchiano Alemán, convino en que el puerto fortalece sus operaciones y aumenta medidas de cumplimiento ambiental para todas las industrias portuarias. El gobernador Francisco Arturo Vega de La Madrid refrendó agradecimiento al Gobierno Federal por la disposición y apoyo para cristalizar estos importantes proyectos.

El secretario Ruiz Esparza transmitió a trabajadores portuarios, directivos y funcionarios públicos y privados el afecto más cordial, saludo y, sobre todo, reconocimiento del presidente Enrique Peña Nieto, por haber obtenido la certificación que acredita a Ensenada como Puerto Verde. Digo.

sanchezlimon@gmail.com

sanchezlimon@entresemana.mx

www.entresemana.mx

@msanchezlimon

Vanguardia Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: