El INE auspicia el saqueo nacional

.- Las prerrogativas son un robo.

.-  El Instituto se convirtió en despilfarrador de la riqueza de los mexicanos.

Luis Repper Jaramillo _____________

De manera cínica, irracional, insultante e indiferente ante los más de 52 millones de mexicanos pobres y pobres extremos –sólo en los dos primeros años del sexenio peñista, se incrementaron 2 millones de paupérrimos- la nefasta dupla Lorenzo Córdova Vianello y Benito Nacif Hernández, líderes del “elefante blanco” INE, anunciaron que para las elecciones de 2016 en donde se renovarán 12 gubernaturas: Aguascalientes, Zacatecas, Sinaloa, Tlaxcala, Puebla, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Tamaulipas, Chihuahua, Veracruz y Durango, solicitarán a la Cámara de Diputados un presupuesto para administración, financiamiento para los partidos, gasto corriente, campañas políticas, etc. la inmerecida cantidad de 3 mil millones de pesos, sólo para los 45 días de pre, campaña y jornada electoral.

INE.

Estos insensatos que aun creen que la democracia se compra, que es un “artículo” que se expenden en los anaqueles del Instituto Nacional Electoral, muestran indiferencia y “valemadrismo” ante la humillación e ignominia que el gobierno federal viene asestando desde hace casi tres años a los mexicanos marginados, a los abandonados del Sistema y sin el más sentido de solidaridad, compromiso social y respeto a los pobres, pedirán tres mil millones de pesos para su intrascendente actividad electoral, porqué está demostrado que a los mexicanos “les vale madre” que haya elecciones, porque siempre se impone el PRI a la mala y a la fuerza.

Tanto el Presidente del INE, Lorenzo Córdova, un funcionario intrascendente, discriminador, clasista, ególatra, indiferente ante las etnias y los pobres de este país, como Benito Nacif Hernández, Presidente de la Comisión Temporal de Presupuesto 2016 del INE, se ríen de los mexicanos marginados al, siquiera pensar y… bueno decidir, solicitar un  presupuesto superior a los 3 mil millones de pesos, dinero de los ciudadanos, que regalarán a los partidos para sus “campañas electorales” de 2016, sin considerar la crisis económica, política, de credulidad y desconfianza que más de 119 millones y medio de mexicanos siente por el gobierno de la república y algunas de sus instituciones.

El responsable de la Comisión Temporal de Presupuesto 2016 del “elefante blanco”, se echó la puntada de expresar, cuando dio a conocer su insensata propuesta que  “se busca evitar que los candidatos, políticos y partidos tengan que “vender su alma al diablo para ganar una elección; es decir, que hagan muchos compromisos con quienes les aporten dinero para contender en las campañas y se genere corrupción electoral”, sin embargo el Consejero omitió referir que alguien compró votos y conciencias a través de Tarjetas Soriana y Monederos Electrónicos (Monex), para llegar al poder. ¡Flaca memoria!

Para lavar su conciencia, culpas y justificar el derroche de dinero bueno, echado a perder en manos de partidos, candidatos y políticos en inexplicable financiamiento partidista, Nacif Hernández, argumentó: “el financiamiento público que se otorga a los partidos desde la década de los años 70 busca garantizar la independencia de la política y una democracia más sana. El objetivo es evitar la corrupción electoral”. Le recuerdo al burócrata divino que la mejor democracia en México, es la que no cuesta; no tenemos los mexicanos -de bien- por qué financiar el sueño político de miles de torpes candidatos que sólo sirven a sus intereses personales, partidistas y de grupo.

La democracia, señor Nacif, es la decisión del pueblo, el voto que deposita en la urna, ¿por qué debemos mantener a esa raza (políticos) en extinción en su camino hacia la representación popular?, y al llegar, todavía les pagamos multimillonarios salarios –como a ustedes los del INE- a cambio de la indiferencia, ingratitud, prepotencia, corrupción e impunidad cuando son diputados locales, federales, senadores, alcaldes,  gobernadores y presidentes de la república. ¿Pruebas… hay millones? haga memoria y lamentará  su propuesta.

 Le recuerdo Consejero, que cada voto, el 7 de junio pasado, le costó a los mexicanos –porque no es dinero del INE, de los partidos, de la Cámara de Diputados, de la SHCP- sino de los impuestos que nos roban, 300 pesos 50 centavos ¿y para qué?, para llevar a San Lázaro, a la ALDF, a varias gubernaturas y congresos locales, a miles de zánganos, vividores del erario y cuestionados políticos que de verdad no representan, ni resuelven las necesidades de la población. ¿Pruebas?, ahí le van, más de 52 millones de pobres y pobres extremos; más de 5 millones de desempleados, una crisis económica que ahoga a las familias, la inseguridad más escandalosa, incontrolable y corrupta de que se tenga memoria –más que en el sexenio panista de Felipe Calderón, ¡que ya es decir mucho!-

Que me dice, Consejero, del intento del gobierno federal de privatizar los servicios de salud, del IMSS,  del ISSSTE, que aunque Peña Nieto lo niegue, esta prestación ganada desde hace más de 8 décadas por la clase trabajadora, ya se cobra parcialmente, como algunas medicinas, la atención médica de emergencia cuando un ciudadano llega a algún hospital público y no está afiliado a éste; los enseres de curación como gasas, alcohol, jeringas, agujas, incluso sábanas, almohadas, en hospitales del IMSS, del ISSSTE, de Salud, etc. ¿o no lo sabe?

Situación que los “representantes populares” en el Congreso tienen la obligación de supervisar, cuidar y corregir, pero les vale un comino, dejan hacer, dejan pasar a las autoridades responsables.

¡¡…Olvidaba recordarle señor Consejero!! los adultos mayores, aquellos que dieron su vida y esfuerzo por más de 30 años al servicio del Estado y de algún patrón, están en la zozobra, porque el rumor crece alarmantemente de que las pensiones y jubilaciones podrían desaparecer, ante la casi insolvencia económica del IMSS y del ISSSTE, por el mal manejo, corrupción y descomunales salarios de los funcionarios de primer nivel, a quienes lo que más les importa es pagar las miserias de pensión que por derecho le asiste a los jubilados.

Todo lo anterior, señor Consejero, se traduce en dinero y ustedes (INE) maquinando robarle a los mexicanos 3 mil millones de pesos para un periodo pre, electoral y jornada comicial que sólo beneficia a los políticos y sus partidos. ¡Ahora comprendo! el desprecio de Córdova Vianello, de usted y sus colegas de la herradura hacia la gente al  pedir recursos para financiar campañas políticas, malgastando 3 mil millones de pesos que podrían paliar, menguar la pobreza y pobreza extrema de 52 millones de mexicanos. ¿Tendrá conciencia para analizarlo?

En su pretendido presupuesto electoral, señor Consejero, le quitará el pan de la boca a los pobres para dar dinero a quienes, realmente, no lo necesitan, como los fabricantes de productos publicitarios de gorras, camisetas, llaveros, tasas, plotters, vinilonas, trípticos, dípticos, flayers; a los millonarios dueños de medios de comunicación electrónicos (televisión, radio, Internet, cine, etc) que aunque ustedes exigirán tiempos oficiales, -lo digo, porque lo sé- por debajo de la mesa contratan otros espacios en horarios estelares con cargo al presupuesto diseñado. Este es un juego perverso, señor Consejero, que ustedes  animadamente comparten.

Volviendo a su propuesta presupuestaria para las elecciones de 2016 –que ya no le interesa a los mexicanos, sólo a los partidos y sus esbirros- de manera cínica dijo que en el proceso de este año se gastaron 5 mil millones de pesos en dádivas para los partidos, ¡qué descaro! y que para los del 16, nada más se canalizarán 3 mil millones para el financiamiento ordinario de los partidos políticos. Algo más lamentable, señor Consejero –usted lo dijo- “los partidos políticos recibirán, además, financiamiento de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs) para sus actividades ordinarias”.

Insistió, “en los 12 Estados en donde habrá comicios en 2016 les entregarán los recursos correspondientes a las campañas electorales”. Es decir, el dinero bien habido de los mexicanos se les dará a manos llenas a esas empresas políticas, para que publiciten su imagen, su rostro, sus propuestas que nunca cumplen, etc. mientras más de 52 millones de pobres y pobres extremos son ignorados.

No cabe duda, en México sigue ejerciéndose lo que el escritor peruano Mario Vargas Llosa, dijo alguna vez y tiene vigencia, “México es la dictadura perfecta”, hoy traducida en el INE, además del PRI, porque el Instituto ha de imponer su voluntad, financiando campañas políticas, cuando a los mexicanos no nos sirven para nada… bueno sí, para robarnos nuestros impuestos.

El INE se ha convertido en ente despilfarrador de dinero bueno, bien habido para regalarlo a políticos y partidos, sin justificación válida, que responde a la frase acuñada por vox populi de que “en México tenemos una democracia demasiado cara”, pero no acordada por el ciudadano, sino por los involucrados en este saqueo nacional: partidos políticos, instituciones electorales, Congreso de la Unión, congresos locales y presidencia de la república.

Ese presupuesto político es dinero tirado a la basura, porque basta con mirar la situación social, económica, política, de México, para decir con certeza “estaríamos mejor sin diputados, sin senadores, ni partidos políticos, pues sólo saquean el tesoro nacional que a los mexicanos, que pagamos impuestos, nos roba la Secretaría de Hacienda”

lrepperjaramillo@yahoo.com

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: